marzo 31, 2008

La gripe sigue acechando…

Posted in Anecdotas, Belgica y los belgas, Circo del terror, Family Tales, Reflexiones a 2:45 pm por La Petite en Belgique

… y la Petite sigue paranoica.

Hoy ha vuelto mi colega de su baja por gripe. Sin embargo aun tiene cara de estar muriendose y tiene una tos que seguro esta mandando los virus a 120 Km/h. Y viene a toserme al despacho y toca mi raton 😦

A la hora de comer he ido a un sitio donde se puede pedir pasta para llevar. Habia una senhora hablando con la mujer de detras de la barra. La mujer de detras de la bara tenia un tono de voz opaco y cara de estar muriendose. Le comentaba a la senhora que no se habia quedado en casa porque total tendria que estar aguantando a los ninhos (aqui los coles y la uni siguen de vacaciones). Me dieron ganas de anhadir, que claro, mejor a currar de cara al publico y pegarle la gripe a todos los clientes. En este puto pais, ademas de no usar chanclas ni gorro en la piscina, tampoco usan guantes en el sector hosteleria. Asi que horrrizada vi como cogia el queso rallado con las manos (!) y me lo ponia en la pasta caliente.

De vuelta al curro llamo a mi madre. Mama, tu crees que esta tia con cara de estar muriendose me pegara la gripe? Es que ha tocado el queso con las manos. Con las manos? Que cochinos son en ese pais! Pues si, pero tu crees que me la pegara? Nada, nada, tu come tranquila.

Y yo comi, pero nada de tranquila…

Quiero recuperar el control de mi cuerpo

Posted in Anecdotas, Circo del terror, el Ken, Family Tales a 10:27 am por La Petite en Belgique

Ayer me dolia todo demasiado, asi que me pase largo rato vegetando delante del ordenador. Pero el domingo es dia de limpieza y lavanderia, y como no podia posponerlo mas, empece a amontonar las sabanas y toallas para lavarlas. Las meti en la maleta y sali casi arrastrandome por la puerta. Mientras la ropa se lavaba, limpie la cocina y el banho; y mientras se secaba pasaba el aspirador y limpiaba al suelo. Del polvo pase esta vez, se siente, pero el cuerpo no me daba para mas.

Vuelvo a la lavanderia y veo que mi ropa aun esta humeda. Venga, otro eurito mas para otros 20 minutos de aire calentito que estropee la ropa. Llama el Ken. Que sus padres se acaban de ir y le apetece verme, que se pasa por mi casa. Oye, pues yo aun estoy en la maldita lavanderia, pero en 10 minutos estare ya en casa (haciendo la cama).

Cuando llega me pilla sudando y sin camiseta mientras intento meter el edredon en el la funda nordica de 2 metros de ancho. Ah, como me gustan las camas grandes, pero como las odio cuando tengo que hacerlas…

A mi me duele el culo, a el sigue doliendole el estomago… Llama mi madre. Que como estoy? pues bien, acabo de llegar de la lavanderia. Aun ahora? Ahi va, si ya son las 22:30! Pues va a ser que llegue hace ya una hora y ni me habia dado cuenta. Estas acompanhada, verdad? (una madre es una madre y no se le escapa nada). Si, esta el Ken aqui. Pues yo me siento muy sola sin India (tuvo que dejarla con los tios porque el miercoles se viene a verme), creo que no soporto dormir sola. Vaya, cuanto lo siento, animo.

Me despierto en medio de la noche y descubro qlgo que me parecia imposible: el cuerpo, en concreto el culo, me duele todavia mas y no soy capaz de darme la vuelta en cama. Ay!!! Estas bien?La verdad es que no, no tengo control sobre mi cuerpo, me duele todo y no puedo darme la vuelta.

Esta manaha ha sido muy duro el salir de la banhera, vestirme (menuda hazanha el ponerme los pantalones), salir del coche, levantarme de mi silla, sentarme en el water, … Espero poder recuperarme pronto y volver a andar de forma digna. Aqui ya han empezado a llamarme “Petite Robot”.

Parezco una embarazada de 9 meses cuando quiero levantarme de la silla. Despues del curro a ver si mato las agujetas con 30 largos de piscina…

marzo 30, 2008

Mi primera vez

Posted in Circo del terror, el Ken, Family Tales, Finde moments a 5:23 pm por La Petite en Belgique

Me duele TODO desde la cintura hasta las rodillas, especialmente el culo. Estoy agotada y no puedo mover ni un dedo. Hoy he descubierto músculos en mi cuerpo que no sabía ni que existían. Hoy he jugado por primera vez en mi vida al squash.

Esta mañana no me hizo falta salir de la cama para comprobar que hacía un día gris de perros con lluvia incluída, ya que tenía la tensión por los suelos (es increíble cómo me afecta el tiempo). Claro, eso de “esta mañana” es un puro eufemismo. En realidad era ya la una de la tarde. Decir que no me apetecía ni lo más mínimo salir de casa, comerme los 10 minutos de camino en bici bajo la lluvia y jugar squash a las 3. Entre el mal tiempo y el maldito síndrome premenstrual que lleva días acechándome, no tenía ganas de nada, ni de jugar ni de ver al Ken ni de nada de nada.

A eso de las dos y cuarto, con la taza del desayuno todavía delante, y mientras leía mi e-mail, me suena el movil, que sigue todavía en la mesilla. Es el Ken. Que si al final voy a jugar squah. Le digo que sin problema. Me visto, hago la mochila y allá voy como una corderita.

Al principio de pena, daban ganas de llorar y todo. Ya sabía yo que esto de la raqueta no era para mí (hace años mi padre desistió de enseñarme a jugar al tenis). A la media hora ya sentía ganas de arrastrarme por el suelo. Después de mucho esfuerzo por fin consigo darle a la bola y hasta consigo sacar bien unas cuantas veces. Bueno, parece que empiezo a disfrutar del juego, pero empiezo a tener la ligera sospecha de que mañana no me voy a poder mover. Suerte que nade dos veces a la semana, escale otras dos y baile swing. No quiero ni pensar en cómo sería si no llego a estar en forma.

Acabamos riéndonos mucho (vale, al principio sólo se reía él ante mis intentos fallidos de darle a la pelota) y siento que no he jugado del todo mal. Pero la lavandería y un estudio sucio y desordenado me esperan… y no tengo fuerzas. Me hice algo de comer y me tomé un café, pero sigo sintiendo como si tuviera una losa encima.

Acaba de llamar mi madre. Que como se vienen el miércoles, que ha dejado la perra con los “tíos”. Dice que le da mucha pena y que va a tener que dormir tres noches sola y que no quiere ni pensarlo, que lo lleva mal mal mal. Me va a llamar por la noche para intentar aplacar su soledad. Vale, mami, tú llama, que seguramente yo también estaré sola (hoy el Ken se ha ido con sus padres después del squash).

He dicho ya que me duelen hasta las pestañas?

Primavera ven y cúrame el invierno

Posted in el Ken, Finde moments, Reflexiones a 1:19 am por La Petite en Belgique

Por fin hoy se ha dejado sentir la primavera. Temperaturas agradables y sol que acariciaba con sus rayos. En días así uno siente que puede con todo, que la euforia lo invade y que esto de la vida es algo bonito.

El Ken andaba un poco desesperado esta mañana porque tenía que comprarle un regalo a su madre. Así que tras un desayuno reparador acompañado del rock’n’roll de los Stray Cats, nos fuimos al centro a buscar el regalo apropiado.

Las calles estaban repletas de transeúntes paseando, el mercado de los sábados desplegado en el centro, con todos sus colores, olores y sabores. La gente arracimada alrededor de los puestos. Y ese sol acariciando a todos y cada uno de nosotros. En días así es más fácil sonreír.

Mientras el Ken finalizaba la transacción (al fin encontró un lugar donde le prepararan una cesta de fruta) me suena el movil: mi madre.

– Mira nena, acuérdate de que hoy cambian la hora. Que tú eres un desastre y nunca te acuerdas (la vez pasada también me avisó ella).

– Ah, es verdad!. Ken, remeber we have to change the time tonight.

РCon qui̩n hablas?

– Con el Ken, mamá, que hemos salido a dar un paseo.

– Ah, vale, pasadlo bien. Tu hermanita la negra te manda saludos (mi hermana la negra es India, la perra).

– Ah, como la echo de menos…

– Quieres que te llevemos algo más?

РEn principio no, si me acuerdo de algo ya te dir̩.

– Un beso y pásalo bien.

– Un beso. Hasta luego.

Pues sí, este miércoles mi madre y mi hermana vienen para quedarse una semana! Va a ser divertido, pero espero que no pase como la otra vez, que tras 4 días juntas en mi mini-estudio mi hermana y yo acabamos gritando y casi tirándonos de los pelos ante una madre desesperada y con ganas de que se la tragara la tierra. Ay, es que yo soy muy calmosa (lo odio, me parezco demasiado a mi padre, the cold man), y ella muy histérica (ella salió a mi madre), y mi estudio es muy pequeño y yo estoy demasiado acostumbrada a vivir sola y ya me estaba desbordando: pelos en el baño, los geles y champus destapados, los neceseres abiertos en canal en medio del baño, paquetes de galletas abiertos en la cocina, horquillas del pelo en la mesa del ordenador, secadores colgando de los enchufes 24 horas al día (yo es que ni tengo secador) y toneladas de ropa desperdigadas por doquier.

Por lo pronto, el Ken me ha dicho que si la cosa se pone muy fea, él me ofrece asilo político.

Yo soy una de esas personas que cuesta mucho trabajo y tiempo conocer bien. El ha confesado que también, pero poco a poco se va abriendo y me va dejando ver que es lo que lleva dentro, qué le mueve y qué le conmueve. Pero la cosa costará trabajo. Aún no es capaz de confesar que le han hecho daño, aunque los hechos presentados friamente no se traduzcan en otra cosa. Paciencia, déjame conocerte y cúrame el invierno.

Domestícame

Posted in el Ken, Reflexiones a 12:50 am por La Petite en Belgique

No-dijo el principito- Busco amigos. Qué significa “domesticar”?-Ah!…, es una cosa muy olvidada-respondió el zorro- Significa “crear
lazos”.
-Crear lazos?-preguntó el principito.
-Así es-confirmó el zorro- Tú para mí, no eres más que un jovencito
semejante a cien mil muchachitos. Además, no te necesito. Tampoco tú
a mí. No soy para tí más que un zorro parecido a cien mil zorros. En
cambio, si me domesticas…, sentiremos necesidad uno del otro. Serás
para mí único en el mundo. Seré para tí único en el mundo…

[…]

-Mi vida es algo aburrida. Cazo gallinas y los hombres me cazan. Todas
las gallinas se parecen como también los hombres se parecen entre sí.
Francamente me aburro un poco. Estoy seguro que…, si me domesticas
mi vida se verá envuelta por un gran sol. Podré conocer un ruido de
pasos que será bien diferente a todos los demás. Los otros pasos, me
hacen correr y esconder bajo la tierra. Pero el tuyo sin embargo, me
llamará fuera de la madriguera, como una música. Mira! Puedes ver allá
a lo lejos los campos de trigo? Yo no como pan, por lo que para mí el
trigo es inútil. Los campos de trigo nada me recuerdan. Es triste! Pero tú
tienes cabellos de color oro. Cuando me hayas por fin domesticado, el
trigo dorado me recordará a ti. Y amaré el sonido del viento en el trigo…
El zorro en silencio, miró por un gran rato al principito.
-Por favor… domestícame!-suplicó.
-Lo haría, pero… no dispongo de mucho tiempo-contestó el principito.
Quisiera encontrar amigos y conocer muchas cosas.
-Sabes…? Sólo se conocen las cosas que se domestican-afirmó el zorro.
Los hombres carecen ya de tiempo. Compran a los mercaderes cosas
ya hechas. Y… como no existen mercaderes de amigos, es muy simple,
los hombres ya no tienen amigos. Si realmente deseas un amigo,
domestícame!
-Y… qué es lo que debo hacer?-preguntó el principito.
-Debes tener suficiente paciencia-respondió el zorro- En un principio, te
sentarás a cierta distancia, algo lejos de mi sobre la hierba. Yo te miraré
de reojo y tú no dirás nada. La palabra suele ser fuente de
malentendidos. Cada día podrás sentarte un poco más cerca.
Al otro día el principito volvió:
-Lo mejor es venir siempre a la misma hora-dijo el zorro- Si sé que vienes
a las cuatro de la tarde, comenzaré a estar feliz desde las tres. A
medida que se acerque la hora más feliz me sentiré. A las cuatro estaré
agitado e inquieto; comenzaré a descubrir el precio de la felicidad! En
cambio, si vienes a distintas horas, no sabré nunca en qué momento
preparar mi corazón… Los ritos son necesarios.
-Qué son los ritos?-preguntó el principito.
-Se trata también de algo bastante olvidado-contestó el zorro- Es
aquéllo que hace que un día se diferencie de los demás, una hora de
las otras horas. Te daré un ejemplo. Entre los cazadores hay un rito.
Todos los jueves bailan con las jóvenes del pueblo. Para mí el jueves es
un maravilloso día, ya que paseo hasta la viña. Si los cazadores no
tuvieran un día fijo para su baile, todos los días serían iguales y yo no
tendría vacaciones.
Fue así como el principito domesticó al zorro. Pero al acercarse la hora
de la partida:
-Ah!-dijo el zorro- Voy a llorar.
-No es mi culpa-repuso el principito- Tú quisiste que te domesticara, no
fue mi intención hacerte daño…
-Sí, yo quise que me domesticaras-dijo el zorro.
-Pero dices que llorarás!
-Sí-confirmó el zorro.
-Ganas algo entonces?-preguntó el principito.
-Gano-aseguró el zorro- por el color del trigo.
Luego sugirió al principito:
-Vuelve y observa una vez más el jardín de rosas. Ahora comprenderás
que tu rosa es única en el mundo. Cuando vuelvas para decirme adiós,
yo te regalaré un secreto.

[…]

-Adiós-dijo el zorro- Mi secreto es muy simple: no se ve bien sino con el
corazón; lo esencial es invisible a los ojos.
-Lo esencial es invisible a los ojos-repitió el principito a fin de acordarse.
-El tiempo que dedicaste por tu rosa, es lo que hace que ella sea tan
importante para ti.
-El tiempo que dediqué por mi rosa…-repitió el principito para no olvidar.
-Los hombres ya no recuerdan esta verdad-dijo el zorro- En cambio tú,
por favor… no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que
has domesticado. Eres responsable de tu rosa…
-Soy responsable de mi rosa…-dijo en voz alta el principito a fin de
recordar…

Antoine de Saint-Exupéry

marzo 28, 2008

El Tacones esta muy raro…

Posted in Anecdotas, Circo del terror, Curro a 4:12 pm por La Petite en Belgique

Hoy al llegar al curro no me ha dado la mano como otras veces, sino que me ha pellizcado la mejilla.

A la hora de comer, en presencia de los chicos, me ha preguntado si me gusta salir a bailar. Le he dicho que si, pero que no me gustan las discotecas. Yo soy mas de baretos y pubs. En Lovaina no hay macro discotecas ni falta que me hacen.

Acaba de venir a mi despacho para decirme que hoy sale antes (mentira, la hora de salir ya fue hace 12 minutos) porque va al medico a hacerse un chequeo. Se queda parado ahi plantado. Reacciono y le pregunto si le pasa algo. Dice que esta fuerte como un roble, pero que desde hace 3 anhos va a hacerse chequeos. Le solte lo que suele decir mi madre: “Despues de los 40 si no te duele nada es que estas muerto“. Me dijo que entonces el debe de estar muerto.

Ah, cuando iba a salir del despacho dio un par de vueltas y me solto que la semana que viene me iba a invitar a algun sitio en Bruselas (hein!).

El Tacones es el director comercial chiflado del circo del terror, griego, de 49 anhos, separado y con un hijo adolescente. Algo psicopata a veces, violento y que ha tenido problemas aqui con todo quisqui. Suele bajar las escaleras dando un salto que parece que va a hundir el suelo (siempre lo oigo desde mi despacho) y se le puede oir caminar a distancia por el pasillo (yo las primeras veces ensaba que era la secretaria con sus tacones). Es capaz de conducir, comer, beber, sonarse los mocos, hablar por el movil y leer al mismo tiempo. Por cierto, da miedo de verdad ir con el en coche.

Tengo miedo :s

Por que ser ingeniero?

Posted in General a 2:27 pm por La Petite en Belgique

Acabo de leer esto Bienvenidos al desierto de lo real y me ha encantado. He decidido compartirlo con vosotros. Asi tal vez me conozcais un poco mejor…

  1. -Porque dormir más es vivir menos.

  2. -Porque me gusta oír todos mis CD’s en una noche.

  3. -Porque me gusta oír el mismo CD 80 veces en una noche.

  4. -Porque sé modular, seccionar y calcular todo lo que tenga por delante.

  5. -Porque puedo ver espacio donde tú sólo ves vacío.

  6. -Por no tirar el compás semi-profesional de la comunión.

  7. -Porque soy masoquista.

  8. -Porque me gustan los proyectos de futuro a largo plazo.

  9. -Porque “vida propia” es un concepto que se me escapa.

  10. -Porque no sabía donde me metía.

  11. -Porque era joven e inexperto.

  12. -Porque me van las preguntas de 5 puntos y 4 folios.

  13. -Porque me mola eso de tener 4 ó 5 horas de examen y que aún te falte tiempo.

  14. -Porque veo en 3D y en diédrico lo que otros ni ven.

  15. -Porque mi madre me quiere en casa.

  16. -Porque nací pobre.

  17. -Porque bueno… estuvieron los Espartanos, los Troyanos… y ahora estamos nosotros.

  18. -Porque necesitaba saber cuánto alcohol puedo beber.

  19. -Porque el red bull es adictivo.

  20. -Porque la ingeniería es un gran hermano que siempre te rodea.

  21. -Porque… porque…? por qué??? por quéeeeeeeee??? Eso me pregunto yo a todas horas.

  22. -Una vez leí que palmas a las 72 horas sin dormir…necesitaba comprobarlo.

  23. -Porque me encanta cenar cuando veo amanecer.

  24. -Porque estaré estudiándola como poco 10 años.

  25. -Porque donde tú sólo ves un papel con letras yo veo un lenguaje de signos, de programación, incógnitas que despejar…

  26. -Porque me encanta ser universitario y sólo en esta carrera puedo serlo hasta los 40.

  27. -Porque me gusta reventarme la cabeza con algo que ni siquiera sé si tiene solución.

  28. -Porque me encanta pasar horas y horas rayando a 45 grados y luego ver el mismo 4 de siempre estampado en mi lámina.

  29. -Porque me di un golpe en la cabeza y vi tantas estrellas, que pensé que tenía visión espacial….

  30. -Porque llevar gafas es de modernos y programar durante 3 horas contribuye a ello.

  31. -Porque un diagrama de flujo vale más que mil palabras.

  32. -Porque dudaba entre esto o la legión y me dan miedo las cabras.

  33. -Porque quería inventar una paranoia que ni los psicólogos pudiesen encontrar solución.

  34. -Porque de algo hay que morir, y como no fumo…

  35. -Porque sé calcular el centro de gravedad y el eje de giro de cualquier cosa que se caiga a mi alrededor.

  36. -Porque me encantan las preguntas de ideas felices.

  37. -Para tener batallitas que contarles a mis nietos.

  38. -Porque no tenia vida social antes de entrar, ya tenía ganado el tener que perderla.

  39. -Porque quiero quedarme ciego para ser pensionista

  40. -Porque me gusta que los profesores me pregunten en los exámenes como resolver algo porque ellos no tienen ni puta idea de cómo hacerlo.

  41. -Porque me gusta la técnica de ensayo y error, y error, y error, y error….

Buenos dias torpes

Posted in Anecdotas, Circo del terror, Coche, Curro a 9:38 am por La Petite en Belgique

Este post va dedicado a Dudo, y es que llevo una serie de acontecimientos especialmente torpes. Si, lo reconozco, soy torpe, pero me viene de herencia genetica: mi padre tambien lo es.

El desayuno de ayer fue un primer indicio.

Ayer al llegar por la noche de tomar algo con el Ken y los colegas note bastante frio en casa. Estos dias esta haciendo mucho frio y la calefaccion anda como floja. Asi que me iba a poner en cama la tipica bolsa de agua caliente que usaban nuestras abuelas. Pero con tan mala pata que al intentar poner el tapon se me rompio la arandela y no podia enroscar el tapon 😦

Y esta manhana, ya lo mas de lo mas. Sabia que tarde o temprano me iba a pasar. Perdi el coche… Se que no es excusa el decir que mi zona es problematica para aparcar, y cada vez tengo que hacerlo en un lugar diferente. Mire en varios sitios (me hice un lio entre el sitio en el que aparque ayer y el de anteayer) que no estaban precisamente cerca y poco me falto para exclamar  lo que ya exclame una vez hace varios anhos en las mismas circunstancias: “Me han robado el coche!“. Segui dando vueltas apretando el boton del mando cada pocos metros y al final de MI calle el condenado aparecio.

Pero ya era tarde, asi que llame al trabajo para avisar de que llegaria 15 minutos tarde porque “mira, es que he perdido el coche, pero no te preocupes que ya lo he encontrado“. Si, en fin, se que no queda muy bien decirle a la empresa que has perdido su coche, pero que iba a hacer?

Squash?

Posted in el Ken, Finde moments a 12:06 am por La Petite en Belgique

Este post va dedicado a Lifey. Si tu en tu ultimo post estabas medio borracha, yo estoy borracha y media. Llevo una moña…

Resulta que por la tarde me dio un bajón de estos en que uno lo ve todo negro. Había quedado de jugar al squash con el Ken y otros amigos, pero no me apetecia nada de nada, y de hecho, mientras iba hacia Leuven con el coche, lo único que me apetecía era meterme en cama y llorar.

Cuando estaba llegando al club de squash, y enfilaba la entrada para coches, vi a un gigante rubio sobre una bici en la misma dirección. Era el Ken. Pero yo estaba demasiado negativa y sumida en mis pensamientos, así que me hice el avion (hombres malos).

Cuando estaba aparcando el bólido me suena el movil. Es el Ken! Me pregunta si estoy aparcando. Ah, como lo sabes? (falsa falsa falsa). Nos vemos a la entrada. Aun no ha llegado nadie más. Me recibe con un tierno beso y unos cuantos abrazos. Decir que me derrito y me arrepiento de todo eso que escribi en mis ultimos cometarios. Es tan mono… Le digo que voy a alquilar la raqueta y me dice que ha traido ya una para mi (sigo diciendo que es tan mono…).

Somos 9 a jugar, pero por alguna extraña razon alguien ha cometido un error con las 3 pistas que teniamos reservadas. Total: no podemos jugar.

Asi que decidimos irnos a un bar del cento a beber como cosacos. En dicho bar no tienen cocteles, solo birras de las potentes. He de decir que las peores borracheras y las peores resacas de mi vida han sido gracias a cervezas de este calibre (dios, que bien me sienta el whisky). Asi que imaginad si digo que llevo 3 cervezas de ellas llamadas de abadía).

El Ken, super tierno y atento. Yo, claramente (y gracias a Dios) con síndrome premenstrual. Mi humor cambiante ahora mismo esta en una cumbre. Veremos mañana.

Me siento culpable. Y yo que estaba poniendo el Ken de verde p’arriba

Buenas noches algo etílicas.

marzo 27, 2008

Utopia

Posted in Reflexiones a 4:32 pm por La Petite en Belgique

Vale, la he cagado. He abierto la puerta al pasado y ahora todo se me viene encima y no se como cerrarla. Recuerdos pasan por mi cabeza como si fueran escenas de una pelicula.

Otra gran persona que marco de manera importante mi vida, desde mis 16 hasta los veintipico. Que sera de el? Utopia, sigues en Sevilla?

Página siguiente