abril 7, 2008

Quemada

Posted in Curro, el Ken, Family Tales, Reflexiones a 12:42 pm por La Petite en Belgique

(este post podría valer como complemento al último de La Vida es asín)

Hoy estoy de mala hostia, como diría mi madre. Esta vez no es el síndrome premenstrual, dado que eso ya fue hace semana y media, así que no tengo excusa. Creo que llevo días durmiendo poco (por consiguiente, el Ken tamién), tengo un exceso de eso llamado vida familiar a lo que no estoy acostumbrada, añoro la tranquilidad, me siento insegura y estoy hasta el moño de las chapuzas en mi trabajo.

Creo que necesito acostarme en cama, leer comics de Mutts hasta reventar y que el Ken me coja la mano.

Hace unas tres semanas Ñatito dejó caer una semilla que en estos momentos está germinando en mí y me tiene la cabeza ocupada. Que aprovechando que tengo aquí, al lado de casa, una de las universidades más antiguas de Europa, por qué no hago un master, si sólo me cuesta 800 euracos y así podría aspirar a algo mejor. Mejor que qué? Veamos pros y contras de este circo del terror:

  1. Tengo un contrato indefinido, algo casi extinto en el Estado Español. Eso significa que tienen que avisar con tres meses de antelación para largarme.
  2. También significa que para largarme yo tengo que avisar con 6 semanas de antelación.
  3. Y también significa que mi categoría, condiciones y sueldo no van a cambiar de forma importante. Trabajo en Valonia pero vivo en Flandes. El nivel de vida es más alto en Flandes. Yo cobro 1300 euros de mierda…
  4. Una de las condiciones actuales es que no cobro NADA por las horas extras (si casi nunca salgo a mi hora eso es una gran putada). Por supuesto no se me permite salir antes de la hora a no ser por causa de fuerza mayor. El horario oficial es de 9 a 6. Muchas veces la hora de comer la pasamos trabajandom eso hace 9 horas de curro. Eso significa que salgo de mi casa algo antes de las 8:30 de la mañana y nunca llego antes de las 7. Eso significa 10 horas y media de cada día entregadas al curro. Eso significa un 43.75% de mi tiempo durante la semana y un 31.25 si tenemos en cuenta toda la semana y no hiciera nada desde casa. No está mal, diría yo…
  5. Como somos una empresa paqueña me pueden dar días por el morro si están contentos conmigo (en Navidades me dieron 10 y me ofrecían más pero ya tenía el billete de avión comprado).
  6. Tengo coche y movil de empresa, y ellos pagan el combustible y la factura del teléfono (el acuerdo inicial era que yo pagaría mis llamadas a España, pero la verdad es que no estoy pagando un duro de los 200 euros mensuales que me gasto). Y el coche lo tengo siempre a mí disposición, como si fuera mío.
  7. Eso significa que parte de mi sueldo es en “especies”, con lo que la pasta que se mueve es menor y si quiero pedir un crédito para comprar un piso, por ejemplo, sólo puedo aspirar a una mierda pinchada en un palo (mi caso es 90.000 euros en 30 años, cuando unos estudios de 30 míseros metros cuadrados que están construyendo a 300 m de mi casa cuestan el doble de eso). Para la empresa es una ventaja, porque con los super impuestos que hay que pagar aquí les sale más barato (el suelto neto es poco más del 50% del bruto en todos los casos); pero a mí me viene peor.
  8. No me pagan un extra cada vez que tengo que viajar a Argelia, donde trabajo los 7 días de la semana y hago jornadas de hasta 12 horas. Me dan un día libre por cada día a mayores que trabajo allá (si curro un sábado o domingo) pero nada más, y con lo cortos que andamos ahora de personal y lo malditamente imprescindible que me he vuelto muchas veces tengo que esperar la rehostia para poder recuperar mis días.
  9. Muchas veces tengo que hacer pequeñas tareas por internet desde casa los findes porque resulta que el finde en Argelia es jueves y viernes, y no se puede perder tiempo. Por supuesto no me ayudan a pagar mi conexión a internet de casi 50 euros al mes.
  10. Mi jefe no tiene vida propia y con lo cual, tampoco tiene respeto por la vida propia de los demás. Eso se traduce en muchos días inesperados de tropecientas horas extras, días que hay que aguantarle el rollo a las 6 de la tarde y alguna vez que mi colega y yo nos hicimos 33 horas de una sentada.
  11. Como decía, somos una empresa pequeña, lo que se traduce en un trato familiar, más confianzas de las debidas y chapuzas por doquier, algo que ya odiaba de mi curro en España. Ese tipo de chapuzas gracias a las cuales muchas veces se trabaja para nada y luego hay que repetir cosas. Sólo porque al jefe se le acaba de ocurrir, tras un finde pensando, que podíamos hacer las cosas de diferente manera.

Esos son los principales puntos a evaluar. No sé si estoy quemada por la organización nula en la empresa, por el poco respeto a mi vida propia o porque no me queda apenas tiempo para vivir cuando salgo de currar. Las tiendas cierran a las 6 de la tarde y durante el invierno a las 17:30 es NOCHE CERRADA. Eso significa que durante los meses de invierno NO veo la luz del sol. Pa cortarse las venas.

Si me decido a hacer el master me gustaría pedir una reducción de jornada, que no me van a dar, o si no, tendría que dejar el curro, quedándome sin ingresos durante mínimo un año (el tiempo que dure el master y lo que me cueste volver a encontar curro). Si hago ambas cosas a la vez (ya sé lo que es estudiar y trabajar a la vez ) no podría estar al 100% en ninguna de las dos, me quedaría sin vida propia (adios al Ken y a los amigos), volvería a tener taquicardias y estaría todo el día horíblemente cansada. A diferencia de España, aquí no tendría una madre que cocinaría para mí, así que no sé cómo me las iría a arreglar. Si sólo hago el master tendría que hacer cábalas para llegar a fin de mes y privarme de muchom quizás volver a compartir cocina y baño con otros estudiantes, algo que juré nunca volver a hacer. Si sólo curro, entonces seguiré maldiciendo como ahora…

A ver qué decido. Por lo pronto a fin de este mes me presento al TOEFL, requisito para el máster, aunque no sé si daré la puntuación requerida o si obrendré los resultados para el 1 de junio, fecha tope de matrícula en el master.

Bien, todo dudas. Y por supuesto, si me quisiera ir a otro país a currar, quizás también fuera capaz de hacerlo. Aunque los ahorros, con este nivel de vida (cada mes me gasto mas de 500 euros en el piso, electricidad e internet, y no estoy contando el comer, salir de vez en cuando ni concederme un caprichito), son finitos…

Anuncios

18 comentarios »

  1. mariokun said,

    Uff..es uno de esos momentos de tu vida en los que tienes 2 caminos delante. Es complicado elegir, aunque por lo cuentas, parece dificil poder hacer el master. Si, estaría muy bien, pero las circunstancias mandan…tampoco puedes hacer milagros…

    Ñatito te diria que estaria bien que lo hicieras…claro…pero en tus circunstancias…no se si seria viable…

    En fin, valora todas las posibilidades, y si no puede ser, no puede ser…sin darle masvueltas….animo! 😉

  2. corsaria said,

    Opción A: Mandarlo todo al carallo. Buscas otro trabajo que te llene, y te de cosas que ese no. Y de paso negocias que te den facilidades para el master.

    Opción B: Sigues donde estás y que te mejoren las condiciones económicas, de horarios, etc etc. ¿Por qué? Porque tu lo vales. Y sino… pues ale… que se busquen otra Petite. 🙂

    Opción C: ¿A dónde quieres que te envíe unos cuantos miles de euros para tu formación? 😛

    No sé, espera un rato a que se te pase el cabreo. Y luego en frío analiza la situación, y piensa que hacer. Eso sí, una vez en frío no lo dejes para otro momento eh. 😛

    Buenas tardes. 🙂

  3. ¡buff! Eso rompe mis esquemas del trabajo “en el extranjero”, casi es igual de precario que aquí, en España.
    No me gusta dar consejos porque yo le doy cincuenta millones de vueltas a la cabeza cuando tengo que tomar una decisión… yo estaba fija en la empresa donde trabajaba antes que donde estoy ahora. Me sentía “imprescindible”, ganaba más que ahora y me pagaban las horas extras bastante bien pero tenía que renunciar a dos sábados al mes y perder dos horas y media en viajes, lo que suponía salir de casa a las 7:30 y volver pasadas las 6. No estaba del todo mal, -pensarás-: pues me fui por el caos organizativo de la empresa. No entendía la estrategia comercial ni de personal ni de nada… y lo peor es que cada idea de bombero de mi jefe suponía más faena para mí… Me considero una persona trabajadora pero soy escrupulosamente metódica y el caos me pone de los nervios y por eso salí pitando de allí. Cada mes pensaba “este es el último” pero al final iba aguantando… cuanto más tardes en hacerlo, más te costará tomar la decisión…

    Donde estoy no es que sea la panacea pero lo tengo a 8 minutos andando de casa y sé qué tengo que hacer, mis tareas están designadas y está tajantemente prohibido entrar en la faena de otros departamentos. Gano menos pero vivo mejor… y como dice el anuncio: todo lo demás, Mastercard.

    Siento el rollazo.

    P.D: parte de mi sueldo es en “especias”… querrás decir en “especies” a no ser que te paguen con pimienta o canela… (disculpa la broma, eh!)

  4. Sí, supongo que tengo que pensarlo bien, pero por si las moscas, yo voy dando los pasos por si al final pudiera/quisiera hacer el master, como es presentarme el día 26 al TOEFL de las narices. Que como en Bélgica y Holanda estaba todo lleno hasta octubre, me voy a Francia a hacerlo. Vamos a jugar, si uno no juega no gana. A ver.

    Gracias, Corsaria. Lo de la pasta es un problema, pero no hay nada imposible. Siempre queda la opción de pedir un crédito…

    Ah, Pilixforever, te entiendo perfectamente. La calidad de vida no hay dinero que la pague. Cuando estás en la veintena casi te da igual sacrificar tiempo libre (yo curraba y estudiaba a la vez y casi no tenía tiempo ni para dormir, pero adoraba mi trabajo) pero cuando los 30 se van acercando una se empieza a dar cuenta de que la vida pasa y no queremos esto para siempre. Que hay que disfrutar un poco también.

    Bueno, claro, yo hablo por mí.

    Y sí, tienes razón, jaja, es en especies, que parece que me estén dando comino y pimienta. Ahora lo corrijo 😀

  5. arroaz said,

    Hello!

    Yo personalmente te diría que si tienes la oportunidad de hacer un máster y es algo que te gusta y te ilusiona, te diría que lo hagas. Es un año y aunque sean muchas pelas, como muy bien dices tú, puedes pedir un crédito, o… puedes sangrar un poco a tu querido progenitor. Quizás un cambio de aires te viniese bien, no lo sé. Es algo que tienes que valorar tú.
    Y a lo mejor, estando en la universidad puedas optar a algo gracias a los contactos que allí puedas establecer.
    Kisses luv!

  6. lifestraveller said,

    Si te sirve de consuelo, en España tampoco veo la luz del sol la mayor parte de los días, excepto en verano y depende del día. Y yo no tengo opción a comprarme piso a no ser que tenga aval, porque como no trabajo ni ná, simplemente hago el capullo en el laboratorio jugándome la salud todos los días con condiciones algunas veces bastante mejorables (productos químicos cancerígenos, altamente tóxicos, etc, etc). Y encima, tampoco tengo derecho a pillarme un trabajo extra, porque claro, como la beca es taaaaaan buena. Y sí, al final no he pillado el contrato en la que en medio año habría ahorrado al equivalente de 2 años en España, teniendo en cuenta los gastos de aquí (y tirando por lo alto). Para cortarse las venas 😦

    Así que….ánimo y verás como en unos días ya no lo ves tan oscuro. Y sino, ya sabes….ve sondeando el terreno de los empleos y si encuentras algo mejor…bye bye a tu empresa.

  7. Fernando* said,

    Y aun así tienes tiempo para escribir en un blog de lujo. Vives de maravilla!!

  8. isitabcn said,

    No sé si soy la persona más indicada para dar consejos, pero aquí voy… Más que consejos, es una exposición de pensamientos.
    Tienes 30 años, eres independiente y no estás atada a nada. No tienes una hipoteca (sino un alquiler), ni marido o pareja con la que convivas (aunque el Ken se quede a veces a dormir no es lo mismo). Así que aprovecha ahora, porque dentro de diez años quien sabe dónde estarás.
    Cómo digo en mi blog, cuando tomamos una decisión siempre nos preguntamos cómo hubiese sido el otro camino.
    No hay nada fácil en esta vida, ni aquí en España, ni en el extranjero. Así que ánimos y al toro.

  9. dudo said,

    jo, qué pequeño es el mundo… sabes que, cuando terminé mi segunda carrera, me ofrecieron una beca para un máster en Lovaina? En Historia de la Filosofía Contemporánea. Y dije que no. Porque me había salido curro en spain, y porque ya había firmado la hipoteca con elChico… En fin. Quién sabe cómo hubieran sido las cosas si me llego a ir. Anda que no lo pienso a veces… Sobre lo del máster, más vale que no me hagas caso a mí. Tengo dos licenciaturas y no he conseguido trabajo con ellas. Así que lo que pienso de la “titulitis” está bastante claro. Pero hay muuuucha gente a la que le ha venido muy bien. Mi hermano se va a Pekin becado, a cubrir los JJOO, gracias a un máster que ha hecho éste año.
    Y sobre lo del trabajo, no dejes de buscar otras opciones, y si encuentras algo que puede estar mejor, de cabeza a por ello, y, como dicen por ahí, que se busquen otra Petite.
    Mucho ánimo.

  10. Arroaz: Sí, por eso lo voy a intentar. Luego queda la opción del doctorado, que dicho sea de paso, no pagan nada mal. El Ken cobra más que yo :O

    Pero me acabo de enterar de que aunque haya avisado en el curro de que el día 26 me interesaba estar aquí para hacer el examen, es probable que me manden a Argelia. Bffff

    Lifey: Pues yo estas Navidades cada vez que salía de casa a pasear a la perra el sol me molestaba en los ojos. Y en Galicia, nada del sur de España. Mi madre dice que desde que estoy aquí se me ha oscurecido el pelo, y un amigo de allá dice que he blanqueado 😦
    Si le has dicho que no a ese trabajo ha sido porque considerabas que lo tenías que hacer.

    Isita: porque las decisiones son difíciles. Siempre hay algo que no escoges y nunca sabrás si ese camino era mejor. Pero debemos intentar escoger aquello en lo que creemos, y aunque muchas veces creamos equivocarnos, tan solo despues de muchas vueltas en el camino podemos valorar nuesta decisión. Tú has sido muy valiente con la tuya. Me alegro de que tuvieras la posibilidad de poder escoger aquello en lo que creias. Muchas mujeres no pueden 😦

  11. Fernando: Bienvenido! Zaragoza? Tolkien? No estarías también en la STE por casualidad?? Gracias, pero esto es tan solo un modesto lugar de encuentro 😉 Y es que necesito escribir! Es algo que llevo haciendo desde que sé… escribir.

    Dudo: No me digas! Coincidencias de la vida. Yo tampoco creo en la titulitis, pero soy de la opnión de que es mucho más inútil en España que en el extranjero. En España tenemos un gran cáncer en el mundo laboral que no sé ni cómo ni cuándo se va a curar ni si se curará. Aquí creen mucho más en los títulos y tu sueldo suele estar acorde con lo que has estudiado. Aquí nadie tiene miedo a perder el empleo. Como tienen de sobra! Por cierto, en este país hay gran demanda de enfermeras e ingenieros. Y si vienes de fuera ya eres lo más de lo más. En mi empresa han puesto un anuncio para cubrir la vacante que dejó el colega que se fue y aún no ha venido nadie para entrevistarse…

  12. corsaria said,

    Petite: “Por cierto, en este país hay gran demanda de enfermeras e ingenieros. Y si vienes de fuera ya eres lo más de lo más. En mi empresa han puesto un anuncio para cubrir la vacante que dejó el colega que se fue y aún no ha venido nadie para entrevistarse…”

    Uhmmm, es para pensárselo. No por tu empresa, que más o menos cuentas cosillas por ahí sino por… jijijiji conocer a Ken. (mi vena malévola en acción)

    😀

    Sino fuese por el idioma (of course, esto dicen todos en España) me iba pitando. 😉

  13. arroaz said,

    Geen uitvlucht, Corsaria!

  14. Fernando* said,

    Petite, si en Zaragoza, pero no en la Sociedad Tolkien, ojala… con mi tesis tengo de sobra. Ya no me acuerdo como he llegado a tu blog, pero el mío lleva abandonado demasiado tiempo…

  15. corsaria said,

    Arroaz: Vale, ya se que no hay excusas. 😛

  16. arroaz said,

    😀

  17. Eleder said,

    Fernando, pero si terminas ya la tesis, ¿no? Con Tolkien, Pratchett y Juego de Tronos, no puedes quedarte ahí perdido, tienes que Relacionarte con los Tuyos 😀

    Con lo majos que son los tolkienmaños además 🙂

  18. […] ir, me pregunta que si todo va bien. Es cuando entonces le suelto mucho de lo que escribí en este post, pero intentando empezar de manera suave para que no lé de un […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: