abril 17, 2008

50 errores en la cama

Posted in Tolonterias a 2:42 pm por La Petite en Belgique

Mientras hacía una pausa encontré esto. Hay cosas que son verdad, otras son exageraciones, otras chorradas… De vez en cuando está bien hacer recapitulación, pero lo más importante es el respeto, la comunicación y el cariño. Por este orden.

Los 50 errores de ellas en la cama

50 cosas que una mujer no debe hacer con un hombre, según ellos:

* 1- Hacerse de rogar: el sexo “no es un favor” para ellos.
* 2- Tumbarse y esperar que el hombre lo haga todo: algunos lo llaman “ponerse en modo pasivo” o “síndrome del examinador de autoescuela”. Esto es cosa de dos.
* 3- La falta de iniciativa: es lo que más les molesta.
* 4- Hacerse una coleta ante de practicarle sexo oral: puedes cortarle el rollo.
* 5- Hacer daño con los dientes durante una felación: quizá no quiera volver a practicarlo.
* 6- No utilizar las manos durante la felación: le gusta sentir que juegas con ‘su cosita’.
* 7- Planificar cuándo y cómo hacerlo: darle fecha y hora le agobia. Déjate llevar y que surja el momento. No hay que tenerlo todo bajo control.
* 8- Decirle que apague la luz: hacerlo con la luz encendida no es pornográfico.
* 9- Fingir los orgasmos: las exageraciones se notan.
* 10- Meterle el dedo en el ano mientras eyacula: ¡Ni se te ocurra hacerlo sin preguntar! Seguramente no sepa interpretarlo, para él es terreno vedado.
* 11- Poner pegas con el sexo oral: él nunca lo haría.
* 12- No innovar: si no te abres a probar cosas nuevas se acabará cansando.
* 13- Los complejos: el “me siento fea” no les deja concentrarse. Si se acuesta contigo es porque le gustas.
* 14- Hacer comentarios que no vienen a cuento durante el coito: estar atenta a otras cosas como echar el pestillo de la puerta “denota falta de interés”.
* 15- El pudor: él no sabe lo que es eso. Suéltate un poco más.
* 16- Pensar que ciertas cosas sólo las hacen las prostitutas: no te reprimas. Si te apetece, todo vale.
* 17- Querer que te abrace demasiado: con un poco de cariño postcoital es suficiente.
* 18- Negarse, por decreto, a practicar el sexo anal: están hartos de que sea un mito y se les considere “enfermos” por proponerlo.
* 19- Calentarle para, al final, no hacer nada: si no te apetece es mejor que no empieces. No le dejes con la miel en los labios.
* 20- Preguntar si ‘está dentro’: sin comentarios. Su autoestima dejará de existir.
* 21- Agarrarle con fuerza la cabeza mientras te hace sexo oral: a ti tampoco te gusta. Le ahogas.
* 22- No tocarle: a él también le gustan las caricias.
* 23- Coger su pene con demasiada energía: no es una zambomba.
* 24- El ‘hoy me duele la cabeza’: un clásico. Cambia de excusa.
* 25- ‘Jugar’ con sus testículos sin delicadeza: no son de goma.
* 26- Quedarse dormida antes o durante el acto: la primera puede molestarle, pero con la segunda se va de casa.
* 27- No hacer “un esfuerzo” si terminas antes: tú lo tienes más fácil que él.
* 28- Ponerse a recoger todo nada más acabar: podéis hacerlo después.
* 29- Poner una toalla en el sofá para no manchar: si lo haces se sentirá cohibido.
* 30- No meterle mano: le gusta ver tu cara más atrevida. Lánzate.
* 31- No decirle cosas bonitas: dicen que “los piropos no se inventaron sólo para las mujeres” y que ellos también tienen “su corazoncito”.
* 32- Creer y decir que todos los hombres son iguales: evita las generalizaciones. No le puedes decir a tu pareja que es como los demás.
* 33- Pensar que siempre tiene ganas: él no es una máquina sexual. A veces no le apetece.
* 34- No quitarse los calcetines: vale que el invierno es frío, pero es poco sexy.
* 35- Los ‘pedos’ vaginales: eso es inevitable.
* 36- Castigar sin sexo: no lo utilices como arma arrojadiza o moneda de cambio en la pareja.
* 37- Comparar el tamaño de su pene con el de tus antiguas parejas: no lo hagas, aunque te lo pregunte.
* 38- No estar depilada: no quiere que te rasures para él, pero sí la marca del bikini como mínimo.
* 39- Irse un momento a hacer pis en mitad del acto: esto es como cuando te vas de viaje, hay que hacerlo antes.
* 40- Quitarse el maquillaje “durante un buen rato” antes de hacerlo: conseguirás que pierda el interés o que se duerma.
* 41- Tener cosquillas por todas partes: al principio tiene gracia, pero luego desespera.
* 42- No usar lencería nueva: sobretodo si te la regala él. Un conjunto explosivo le dejará sin palabras. Olvídate de las bragas de dibujos animados.
* 43- No ponerle nunca el preservativo: ya se siente perjudicado respecto a ti por tener que ponérselo. Que no se sienta sólo en eso.
* 44- No comprar preservativos: él se los pone, pero os sirven a los dos.
* 45- Dar por supuesto que los pezones del hombre no sirven para nada: que no llamen la atención no quiere decir que sean de adorno.
* 46- No dejarle que te mire: él se excita viendo cómo disfrutas.
* 47- No decir lo que te gusta en la cama: pídele lo que te apetezca, no seas vergonzosa. Pónselo más fácil y saldrás ganando.
* 48-Poner mala cara o quedarse en silencio cuando eyacula demasiado rápido: peor se siente él. Ten paciencia, la emoción a veces juega malas pasadas.
* 49- Querer hablar por hablar después: si no es importante, déjalo.
* 50- Preguntarle qué ha sentido: ya lo sabes

Los 50 errores de los hombres en la cama

Las 50 cosas que un hombre no debe hacer con una mujer, según ellos:
* 1- Saltarte los prolegómenos: ir directo al grano puede incomodar.
* 2- Besarla con brusquedad y sin sensibilidad: la pasión está bien, pero con calma.
* 3- Ser demasiado bruto al tocar las zonas erógenas: el clítoris es mucho más complejo que el pene.
* 4- Obviar las caricias: el segundo mayor órgano sexual de la mujer, sólo por detrás de la mente, es su piel.
* 5- Engancharse a sus pezones como un bebé: es divertido, pero antes hay que allanar el camino jugando con la areola y el resto del seno.
* 6- Morderle el lóbulo de la oreja: crees que es sexy, pero puede que ella no piense lo mismo. Duele.
* 7- El típico chupetón en el cuello: no recomendado para mayores de 16 años.
* 8- Hacerlo sin afeitarte: quizá te sientas atractivo, pero pinchas.
* 9- No lavarte antes del sexo: no hay que ser extremista, pero la higiene es fundamental.
* 10- Olvidar que su cuerpo espera ser tocado: que no falten las caricias. Saldrás ganando.
* 11- Intentar meter tus dedos bajo su ropa interior antes de que esté preparada: no seas tan ansioso, es muy incómodo para ella.
* 12- Tirar el condón al suelo: qué poco glamour. Su sitio es un clínex y luego la basura.
* 13- El clítoris como primera opción: no es bueno despreciar los alrededores.
* 14- Parar justo cuando ella no quiere que pares: lo estás haciendo bien. ¡Está disfrutando!.
* 15- Ser torpe al desnudarla: concéntrate, quítate de la cabeza arrancar nada y no dejes de besarla.
* 16- Quitarte la ropa de forma ridícula: recuerda que delante de tí hay otra persona. De lo cómico a lo patético hay una línea muy fina.
* 17- Esperar que se depile para ti: aunque te guste mucho, es cosa suya… y luego pica mucho.
* 18- Meterle un dedo en la vagina antes de que esté preparada: de impaciente profesional. Espera el momento correcto.
* 19- Lanzarse sin preguntar: no es cuestión de despreciar la sorpresa, pero hay que saber leer sus ojos.
* 20- Intentar reiteradamente y sin éxito penetrarla en la oscuridad: ella puede ayudarte, no seas vergonzoso.
* 21- Esperar que ella quiera hacer ‘el perrito’: darte la espalda mientras hacéis el amor puede hacerla sentir como un objeto sexual.
* 22- Empujar demasiado fuerte: empieza con suavidad y la compenetración entre los dos dirá cómo seguís.
* 23- Eyacular demasiado pronto: ella debe terminar primero. Aún así, no hay muchos hombres que puedan durar lo suficiente para satisfacer a una mujer que disfruta de sus estímulos vaginales y del punto G.
* 24- Eyacular o perder la erección al ponerse el preservativo: El primero es raro. El segundo, cuestión de práctica.
* 25- No hacerle caso después: pregúntale si le ha gustado.
* 26- No darle sexo oral cuando lo pide: no seas vago, es muy placentero para ella. Si no te gusta el olor o el sabor podéis ducharos juntos antes.
* 27-Intentar coaccionarla para que te haga sexo oral: es muy desagradable. Respétala.
* 28- Intentar forzar su cabeza mientras lo hace: no te pases. Como mucho, sujeta su pelo.
* 29- Sujetar su cabeza tampoco vale: no es tan bestia como el anterior, pero puedes agobiarla.
* 30- Eyacular en su boca sin preguntar: tu semen no es un manjar.
* 31- Pensar que el porno es verdad: la realidad es muy distinta.
* 32- Poner una película porno sin preguntar: muchas cintas dan una imagen sumisa de la mujer.
* 33- Pedir perdón por el tamaño de tu pene: ellas valoran más la sensibilidad a la hora de disfrutar.
* 34- Responder honestamente cuando te pregunta cómo era tu última amante: ella tiene que ser la mejor. Siempre.
* 35- Preguntarle si quiere hacer un trío con otra chica: creerá que necesitas más. Que lo proponga ella.
* 36- Dejar que ella haga todo el trabajo: pon de tu parte y muévete un poco.
* 37- Intentar penetrar por detrás ‘sin querer’: el sexo anal llevo su tiempo y hay que hablarlo mucho. Tus excusas no servirán; el ‘no me he dado cuenta’ no se lo creería nadie.
* 38- Fotografiar o filmar vuestras relaciones: es peligroso porque das cierto poder a la persona que tiene las imágenes. Hay que estar muy seguros.
* 39- Caer en la rutina sexual: échale imaginación.
* 40- Perder el romance: el amor tiene que estar ahí.
* 41- Darle cachetes en el trasero sin saber si quiere: puedes acabar con una patada en tus partes.
* 42- Intentar copiar: hacerlo tal y como lo hacen en algún libro o película es poco original y no suele salir bien.
* 43- Jugar con su ano antes de que esté suficientemente excitada: mientras estimulas su clítoris y tienes un dedo en su vagina puedes pensar que alomejor le gusta que le toques ahí, pero puedes cortarle el rollo.
* 44- Gritarle al oído mientras eyaculas: prueba otro método y no des la nota.
* 45- Decir guarradas si no sabes si le gusta: un poco de lenguaje picante puede ayudar, pero consentido.
* 46- Tumbarte sobre ella: no la aplastes.
* 47- Eyacular sobre ella sin pedir permiso: es muy excitante, pero es mejor preguntar primero.
* 48- Eyacular sin control: si quieres ser un buen amante tienes que hacer un esfuerzo.
* 49- No abrazarla después del sexo: haz que se sienta especial.
* 50- No limpiar después del sexo: todos lo que haya quedado sucio o revuelto debe volver a su estado de origen.

Vale, estaba aburrida.

Anuncios

Diálogo para besugos

Posted in Curro a 9:29 am por La Petite en Belgique

Diálogo para besugos

Los que andais por el twitter ya tenéis una idea de lo acontecido ayer con mi jefe. Intenté explicarle por activa y por pasiva durante más de una hora lo que pensaba. Pero no nos entendemos.

Resulta que ayer se apareció en mi despacho para preguntar cómo iba el asunto de la programación del último proyecto. Pues de culo. Porque tengo que programar 59 sistemas que están en Argelia (de los cuales sólo la mitad están instalados), y la mayoría del tiempo están offline o no van bien o el ancho de banda es demasiado estrecho para hacer un upload de la programación, o la red argelina se cae o hay un par de árabes jugando con los sistemas o simplemente han apagado todo porque el fin de semana musulmán está cerca (el finde allá es jueves y viernes y ayer miércoles habían apagado la mitad de los sistemas). Además de que hay cosas que NO puedo ver porque, digamos, están a muchos kilómetros de distancia… Total, que estas últimas semanas ando super motivada porque todo va viento en popa (notáis la ironía?).

Le comenté todo esto, y cuando pensaba que ya se iba a ir, me pregunta que si todo va bien, que dice que me ve más seria que antes. Es cuando entonces le suelto mucho de lo que escribí en este post, pero intentando empezar de manera suave para que no lé de un infarto.

Que estoy cansada de hacer extras, sobre todo cuando me toca ir a trabajar a Brujas o cosas por el estilo. Él me contesta que últimamente pocas veces pasa, que antes era mucho más habitual. Dice que muchas veces anda a las siete y pico todavía por aquí y que sólo ve al director técnico. Claro, ahora lo entiendo. Es que yo pensaba que lo normal era salir a tu hora y eso de las extras que debería ser algo excepcional. Pero no, si sales a tu hora el jefe cree que te importa un pito tu trabajo.

Yo le digo que estamos super cortos de personal (dos ingenieros – yo soy una de ellos – , dos técnicos y personal administrativo) y que a veces tenemos que hacer el trabajo de dos o tres. Ah, me dice, pero eso pasa pocas veces. Sí, le digo yo, como la vez que tuve que currar en Brujas, que salí a las 7 de la mañana de mi casa, volví a las 21:30 y no me dio tiempo de acabar mi trabajo. Y lo que más jode es que nunca se sabe cuándo va a pasar y eso me impide hacer planes.

Digo que nos hace falta un ingeniero más, que ahora siento que no me puedo permitir el lujo de estar enferma. Ah, no, ahora claro que no puedes. Pero mejores tiempos vendrán. Sólo por eso a una le entran ganas de tener fiebre.

Se queja de que Nicolás I, técnico, no quiere aceptar el ascenso a ingeniero. Claro, como que los técnicos pueden contar sus horas extras para coger días libres y los ingenieros no. Ah, pero si algún día necesitas una mañana para algo la coges sin problema. Sí, claro, con todo el curro que hay, sólo puedo coger mañanas para asuntos importantes como ir al banco, pero creo que eso no son vacaciones.

(por cierto, que han puesto un anuncio para coger a un ingeniero nuevo y todavía no ha aparecido nadie válido. En Bélgica hay escasez de ingenieros. Joder, esto no pasa en España)

Le explico que el horario a veces se hace duro, porque acabamos a las 6 teóricas y eso me supone llegar como muy pronto a las 7 a mi casa. Duro? Duro? Creo que estás haciendo una montaña de un grano de arena. Eso no es nada. Yo de joven (ahora tiene 65 años) trabajaba 10 horas y dormía 2 y no me cansaba.

Le explico que las personas tienen familia, y si no (como en mi caso) pues al menos una vida personal fuera del trabajo. Ante esto pone cara como si le estuviera hablando de ciencia ficción. Os he contado ya que se separó de muy joven por su puta adicción al trabajo? Y que se fue con otra, que acabó muriendo de cirrosis porque también la dejaba más sola que la una? (vale, la tía ya sería un poco alcohólica, pero él la “ayudó”). Total, que no entiende que es eso de la vida personal fuera del trabajo.

Le digo que llevo mal el horario partido este de mierda de 9 a 1 y de 2 a 6 (la hora para comer normalmente la aprovechamos para currar másm y esas 6 pocas veces son verdad). Me dice que hace años tenía un empleado que había escogido entrar y salir una hora antes. Pero eso dice que NO lo va a admitir bajo ningún pretexto, no vaya a ser que alguien me busque y no me encuentre. Claro, como hoy en día no hay móviles… Total, yo me paso sola TODO el día, no creo que fuera a pasar nada si tuviera un horario más flexible.

Le explico que en la empresa cutre salchichera en la que trabajaba en España me pagaban las extras y los fines de semana. Que no le pido que lo haga porque sé que la empresa ahora no tiene mucha pasta, pero claro que currar más de lo normal, sobre todo en Argelia (12 horas los 7 días a la semana) debería tener alguna compensación. Dice que hay que hacer horas porque un ingeniero debe asumir la responsabilidad de dejar el trabajo acabado. Yo le explico que esa responsabilidad hay que pagarla. Sigue sin entender. Le digo que en los trabajos normales te suelen pagar un extra cuando te mandan a trabajar fuera. Sigo hablando de ciencia ficción por la expresión de su cara.

Dice que va a hablar con el director técnico y el director comercial para intentar buscar una solución, pero que a su modo de ver, NO la hay. O sea, que me voy a tener que joder.

Por cierto, que parte de esto también se lo intenté explicar al director técnico el otro día y tampoco lo entendió. Dice que él ama su trabajo y no necesita que nadie le pague las horas extras. Claro, es un ultracatólico que sólo piensa en el sentido del deber y piensa que la fe le va a pagar el piso a fin de mes (por cierto, que espera un cuarto hijo y dice que aunque no tenga donde meterlo, Dios proveerá).

Estoy rodeada de marcianos o la marciana soy yo?