abril 25, 2008

La salud

Posted in Circo del terror, Reflexiones a 9:42 am por La Petite en Belgique

Las cosas más importantes en la vida según google, se pueden encontrar en este post de microsiervos. Ahora en serio, si se le pregunta a alguien qué es lo más importante en la vida, habrá diversidad de opiniones repartidas entre: salud, amor, seguridad financiera, la familia, la vivienda, etc. La posición de la salud como bien importante en nuestra vida variará según la edad de las personas, cobrando más importancia en las personas de edad más avanzada. Pero yo creo que cada vez hay más jóvenes preocupados por la salud. A nuestro alrededor vemos que existen cientos de personas con todo lo que cualquiera puede desear para ser feliz, pero que ven su vida cercenada por un cáncer o cualquier otro mal de los no-sé-cuántos que amenazan a la población actual.

Cuando yo tenía 12 años, mi tío, de 33, una persona super super vital, murió de cáncer de pulmón. Fue ahí cuando empecé a pensar en eso de la salud como un bien imprescindible. Hay algo que con el paso de los años y la independecia he curado (por mi salud mental): yo era una hipocondríaca redomada. Siempre fui perfectamente consciente, incluso desde pequeñita, de la fragilidad de la vida y los terribles peligros que la acechan. Debido a esta mierda, tuve problemas de insomnio desde que tengo consciencia (4 años? 5? joder, una niña de 8 años contando hasta 800 ovejas y dejándolo por aburrimiento, no por dormir) hasta los 23. Qué pasó a los 23? No sabría decirlo exactamente. Antes ya había tenido líos con hombres, pero a esa edad fue la primera vez que dormí con alguien que no fuera amigo o familiar. A eso habría que añadir que ese verano mis dos abuelas se pusieron enfermas a la vez, mis padres estuvieron a punto de separarse (pero sólo a la segunda fue la vencida), se me inundó la habitación y mi hermana tenía una horrible ansiedad que no la dejaba dormir ni respirar. Compartíamos habitación debido a lo de mi inundación y creo que las dos lo agradecimos. Supongo que algún mecanismo desató en mí todo esto que las noches de insomio generalizadas se acabaron. Basta ya de llorar por “lo que podría ser” y preocupémonos por los problemas reales.

No me gusta hablar de lo que no sé porque puedo pecar de imprudente, pero puedo intentar transmitir lo que me cuentan. Algunos posts de Brujaroja (hola guapa 🙂 espero que no te importe que te nombre aquí), el último post de Dudo y la conversación que mantuve ayer con Eric, uno de mis compañeros de escalada, me han hecho reflexionar acerca de este bien tan valioso que es la salud.

No os voy a contar qué es lo que le pasa a Brujaroja porque creo que le corresponde a ella hacerlo y os invito a que os paséis por su blog, que es una auténtica delicia (qué bien escribe, olé), pero si voy a hablaros un poco de mi amigo Eric (que por cierto, mi madre opina que está para untar con pan, eh, Arroaz).

El chiquillo en cuestión tiene 27 años, es un chico fuerte, hasta hace poco saludable, vital y con mil proyectos en mente. Viajero compulsivo y amante de lo natural. Hace como poco más de un mes (la noción del tiempo nunca fue lo mío, sigo teniendo la misma que con 4 años…) le diagnosticaron una alergia alimentaria. El problema es que al parecer había tantos alimentos capaces de desencadenar los síntomas que empezaban con picor general y terminar con shock anafiláctico, que no pudieron decirle a ciencia cierta qué podía comer o qué no. Ayer me contaba que han hecho más averiguaciones. Le hicieron unos tests para ver a qué alimentos era alérgico y dio positivo en TODOS: soja, melocotón, nueces, cacahuetes, naranja (!), tabaco (era fumador hasta hace dos semanas) y unos cuantos más. Todavía no está claro si puede ser alérgico a algo más, por eso debe andar con ojo. En este tiempo ya ha estado 5 veces en urgencias por shock anafiláctico y lleva siempre consigo su jeringuilla de adrenalina.

También me contó ayer sobre su problema para dormir debido a que hace dos años que sufre de Tinnitus. Cuando mencionó la palabra yo me quedé a cuadros (qué inculta soy a veces, mi padre me va a desheredar). Resulta que Eric trabaja como técnico de luces freelance en todo tipo de conciertos, festivales y demás actos, y hace dos años trabajó en un festival tecno durante 10 interminables noches de música a todo volumen. Desde entonces vive con ese permanente zumbido en su cabeza que no le deja dormir y que durante los primeros meses le convirtió en un zombie. Algo se estropeó irremediablemente en la conexión entre su oído y su cerebro y ya nunca volverá a ser lo mismo. Ese zumbido constante lo acompañará siempre, día y noche. Me contaba que para poder conciliar el sueño se fumaba un porro de marihuana todas las noches, pero, oh, destino, también se ha vuelto alérgico a la marihuana (además de al tabaco), así que digamos que le teme a la hora de meterse en cama y cuando llega la noche aprovecha para salir y relajarse un rato. Ayer, yo delante de mi zumo de naranja y él de su cerveza, me dijo que estaba dispuesto a emborracharse, y que iba dejar de quejarse porque realmente aún tiene dos brazos y dos piernas y hay gente que está mucho peor que él en el mundo.

Hay cosas que sólo se valoran cuando se pierden. Intentemos valorar y disfrutar de la salud cuándo aún podemos. La vida es corta, cuatro días y, como decía mi profesor y tutor de proyecto, Julio, la mitad son noches. Así que a disfrutar y (Dudo, robo la frase del médico de tu post) “Mientras haya música seguiremos bailando. Y a ser posible, con una sonrisa“.

Anuncios

13 comentarios »

  1. Mariokun said,

    Dios..vaya putada para todo…tiene que ser un gran palo dejar tantas cosas…no sabia que se podia ser alergico a la marihuana tambien(upss…….)

    Mi hermano con 31 años le detectaron que era alergico a la Lactosa, y desde entonces se acabó el queso, leche, yogur y tantisimas cosas que llevan lactosa(os sorprenderiais…esta en todas partes…).

    Hay que intentar ser positivo, porque siempre podia ser peor…

    Bravo por la última frase

  2. Pues la soja ni te cuento en qué cantidad de alimentos está presente…

    Y tener que dejar la fruta porque aparentemente eres alérgico a TODA, vaya putadón. Tomar las vitaminas en pastilla es lo que le queda.

    La frase es robada, en el post de Dudo viene la historia.

  3. dudo said,

    jo, pues sí… te va a parecer raro, porque ya escribí ayer sobre el tema, pero hoy he tenido que leer tu post para que se me quitara el bajón. (te meto el rollo. si no interesa, dejar de leer aquí. no me mosqueo.).
    resulta que me han invitado al cumple de una amiga, y no puedo ir porque tiene gato. gatos y embarazadas, maaaal. mi médico y mi ginecóloga me lo han dicho mil veces: que ni se me ocurra ir a sitios con gatos, que lo de la toxoplasmosis es muy serio, que puede producir graves daños en el feto… en fin. pues voy y llamo a esta amiga y le digo que porqué no lo celebra en mi casa, ya que yo, con lo del gato, pues no puedo ir a la suya. y no lo ha entendido. me dice que son chorradas, que soy una exagerada, que vaya idiotez, y que si no voy, allá yo. jolines, le he ofrecido mi casa, qué más quiere? pues eso, bajón de lo más estúpido. seré boba. y tu amigo sin poder comer fruta, con lo rebuenas que están ahora las fresas…
    por cierto, más que recomendable el blog de brujaroja. un lujo.
    saludos.

  4. dudo said,

    ah, se me olvidaba: otra gran frase que decía un amigo mío abriendo mucho los brazos: “la vida es corta, pero aaaaaaaaaancha”.

  5. brujaroja said,

    Efectivamente, la vida es corta, pero muy ancha… Ahí está la gracia.
    Y bueno, aprovecho los comentarios para decir que lo mío no es tanto, es un poco putada, la verdad, porque yo antes era hiperactiva, y ahora (tengo fibromialgia y fatiga crónica, o por decirlo en fino, que eso de fatiga crónica parece una chorradilla, encefalomielitis miálgica, 🙂 ) En fin, que limita mucho, pero no te mueres de ello, o sea que tampoco debería quejarme tanto.
    Gracias por los piropos a mi blog (snifff, estoy emocionada).
    A veces pienso que lo de la salud está sobrevalorado, pero reconozco que hay cosas que tocan muchísimo las narices. En cualquier caso es cierto que mientras hay música seguiremos bailando y no es cierta esa otra frase que se dice siempre: mientras hay vida hay esperanza. Es al revés. Mientras hay esperanza hay vida. Esto me lo dijo un amigo mío al que con 33 años le detectaron un cáncer de colon con metástasis en el hígado. La tarde que lo supe lloré como una descosida, porque pensé que ya no había más… Y ahí sigue, seis años después, con varias operaciones, quimios y de todo. Y hasta han tenido un niño…
    Y dudo, ni se te ocurra ir a la casa de tu amiga la del gato. NO son tonterías. La toxoplasmosis es muy seria, y a lo mejor no la contraes, pero a ver quién quiere riesgos tan a lo tonto…
    Y petite, me alegro de que hayas abandonado la hipocondria. Yo vivo con un hipocondriaco desde hace un cuarto de siglo, y ya no es que sean unos latosos (que lo son) lo peor es lo muchísimo que sufren y lo mal que lo pasan siempre…
    Besos, y feliz fin de semana.

  6. brujaroja said,

    Vaya. He dejado una frase sin terminar. Es que la fatiga crónica fastidia mucho la capacidad de concentración… Aunque, bueno, para ser rigurosa antes también me podía pasar, así que no vamos a echarle toda la culpa a la enfermedad… 🙂

  7. pilixforever said,

    Pues es justamente en eso último que dices donde está la clave: sólo valoramos la salud cuando nos falta (o le falta a alguien que nos importa). De todas maneras, que no “me se” malentienda: las mujeres somos más fuertes, (sufridas, dice mi abuela). La cuestión es que si hay algo peor que un dolor de muelas es que el dolor de muelas lo tenga tu costillo. 🙂

    … Por romper un poco el hielo y quitarle miga al asunto, que es muy serio.

  8. arroaz said,

    :O

    Me acabo de quedar helado.

  9. Cuál es la parte donde te entran escalofríos, Arroaz?

  10. arroaz said,

    Quedarse helado no es lo mismo que te entren escalofríos.

  11. Perdón, es viernes, tengo sueño y empiezo a confundir las cosas 😛

  12. arroaz said,

    Actualiza el blog ya!!!!!!!!!!

    Queremos saber ce que s’est passé le week-end à Paris.

    ;=)

  13. jazlima said,

    Y yo acá quejándome de una simple gripe… pero lo que pasa es que todo es relativo, o sea, yo nunca me enfermo, cuando mucho una vez por año. Entonces esa vez me agarra con todo… y así están las cosas.

    Pero bueno, me doy cuenta que hay cosas mucho más terribles.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: