julio 25, 2008

Se ha ido

Posted in Reflexiones a 10:56 am por La Petite en Belgique

Reza llegó aquí hace casi ocho años, escapando de un lugar en el que nadie quería estar y de donde nadie podía escapar. Reza vino a Bélgica desde Irán en busca de una vida mejor.

Ese amigo que nos abría sin dudar las puertas de su casa y nos calmaba las tristezas ofreciéndonos todo lo que tenía: té, agua, algo de comer. Ese amigo que siempre estaba ahí para escuchar pero nunca para contar penas. Ese amigo, cuya casa era como un punto de reunión para todos nosotros. Ese amigo, que nunca quiso destacar en nada y que nunca pidió nada a nadie. Ese amigo que era capaz de ofrecerte su sillón mientras él se iba al suelo. Ese amigo que te abría las puertas de su casa incluso el día anterior a un examen de Holandés.

Vivió ocho años aquí como refugiado, hasta que tuvo lugar el juicio y dejó entonces de ser un protegido para ser un perseguido, un sin papeles, un nadie. Alguien a quien nadie quería ofrecer trabajo, alguien a quien nadie alquilaría una habitación ni aunque tuviese dinero, alguien que tenía que ser echado del país.

Reza dejó su habitación y encontró otra más barata, pero llegó el día que tampoco pudo pagar aquella, y contra su voluntad, anduvo deambulando por las casas de los amigos. Siempre con ese gesto tan propio suyo que mi madre el día que lo conoció, definió tan bien: “sonríe con los labios pero tiene los ojos más tristes que he visto en mi vida”. Siguió sin pedir nada a nadie, como también siguió negándose a contar sus miserias, su pasado, su escapada de Irán. Nadie sabe como llegó aquí y casi nadie se enteró cuando se fue.

Me había comentado en alguna ocasión, siempre después de preguntarle, que él nunca te iba contando sus penas, que quería irse a un país donde le fuera posible trabajar. Creo recordar que nombró el Reino Unido. Sí, ése fue el que nombró. Pero se negaba a darte detalles, y nunca nunca nunca hablaba del tema por teléfono. Vivía en un continuo miedo a que algo se supiera. Me recuerda al libro que estoy leyendo ahora, “La voz dormida” de Dulce Chacón, en el que se relata qué pasó después de la Guerra Civil, cómo se escondía la gente y los miedos y horrores que sufrían. Debo decir que el libro me gusta, me atrapa, pero soy incapaz de leerlo por las noches, porque me deja sumida en pensamientos que no me dejan dormir o me provocan pesadillas.

Ayer me enteré de que Reza se fue hace dos días. Se fue para siempre del país en el que no pudo trabajar, del país que lo echó. Con su documentación belga falsa, su plan era ir en bus hasta España, y allí coger un avión al Reino Unido. Y nadie supo que se iba. Por miedo. Porque alguien pudiera enterarse y lo atraparan, y lo mandaran de vuelta al infierno, a Irán, donde vive una familia a la que hace 8 años que no ve. Sólo se lo contó al Ñatito, y él nos lo comunicó ayer. Se fue, sin mirar atrás ni pedir nada a nadie. Se fue de la misma forma en que vivió aquí: tranquilo y sin molestar a nadie.

Le pregunté a Ñatito si volvió a hablar con él. No, me respondió. No sé nada de él.

Esta mañana, sabiendo que sería inútil, marqué su número. El número de un móvil belga. Y al otro lado una voz grabada me contestó: “El teléfono marcado no se encuentra disponible en este momento…”.

Me alegro de que la primera parte de su viaje haya concluído y le deseo toda la suerte del mundo porque se merece eso y más. Reza está en España.

Actualizado: Acabo de volver a llamar y el contestador esta vez es en inglés. Ha llegado!

Anuncios

12 comentarios »

  1. Fernando* said,

    Tengo un compañero de tesis que también es iraní. Por supuesto opuesto al régimen de allí, aunque por suerte puede vivir en España sin problemas con un visado de estudiante. Aunque su madre y hermana viven en Teherán, dice que mientras no cambie la situación allí, no tiene ninguna intención de volver… es una persona muy inteligente y emprendedora, no dudo en que conseguirá quedarse.

    Mucha suerte para Reza.

  2. Mucha suerte para todos esos que son presa de las injusticias…

  3. arroaz said,

    :O

    Joder. Que chungo. Síntoo moito por el. Pois o UK non é o mellor sitio para caer…

  4. brujaroja said,

    Me emocionó La voz dormida. Y Dulce Chacón emocionó a todo el público hasta las lágrimas, literalmente, cuando la traje para presentar la novela, hace años. El miedo siempre es el mismo aunque tenga nombres diferentes. Y el silencio es un buen aliado para tratar de conjurarlo, aunque no siempre sea posible. Ojalá tenga mucha suerte.
    Besos para ti.

  5. dudo said,

    Espero que tu amigo consiga hacerse una vida lejos del horror. Qué absurdo es éste mundo de mierda, con sus formularios, sus papeles y sus líneas en el suelo, negándoles a muchos el derecho a vivir libres…
    Un abrazo, Petite, al fin y al cabo, algo de suerte tuvo Reza en Bélgica: te encontró a tí.

  6. Fusa said,

    Tengo por aquí La voz dormida, en cuanto acabe lo que estoy leyendo ahora, lo empiezo. Y le deseo toda la suerte del mundo a tu amigo Reza, espero que encuentre lo que busca: tranquilidad. Si no fuera porque el contestador está en inglés, fantasearía con un encuentro casual en España… y lo reconocería al sentarse en el suelo para dejarme el sillón.

    Cuando he llegado a la parte en la que explicas que no podía pagar su casa, me he acordado de una entrada de nuestra querida Dudo. He ido a buscarla y he visto que le comentaste, así que no te la paso porque ya la has leído… la historia de Pietru es como si fuera ya mía.

    Un abrazo, Petite.

  7. corsaria said,

    Espero tenga mucha suerte allá donde esté. Besos petite. 🙂

  8. indo said,

    Que tenga buena suerte es todo lo que ahora mismo se puede desear. Qué pena me da esta sociedad tan injusta y con tantas deficiencias sociales. Me duelen tanto y de un modo tan personal…
    jo. le deseo lo mejor.
    besos petite.

  9. Eleder said,

    Muchísima suerte para él. Qué rápido olvidamos cuando nosotros mismos fuimos refugiados… Es la Europa-fortaleza que estamos construyendo y que nos espera. En fin…

    Pero me alegro, y espero que todo le vaya bien 🙂

  10. mariokun said,

    Es duro despedir a un amigo, y aun mas cuando no has tenido la oportunidad de decirle adios. Estoy seguro que se llevará algo de cada uno de vosotros con él, y que, tal como lo describes, es un superviviente, y seguro que le irá bien vaya donde vaya.

    Mierda de vida esta que nos toca, pero es la única que tenemos. Besos Petite

  11. Fernando: Parece un chico frágil pero sí que es un superviviente. Le será duro, pero conseguirá vivir tranquilo, que es únicamente lo que quiere.

    Arroaz: Sí, yo también. Es una pena que mucha gente lo prejuzgue sólo por ser iraní. Después del Ken es el tío más tranquilo y pacífico que he conocido…

    Brujaroja: Sí, al final las injusticias son las mismas, sólo que con cara diferente. Ya acabé “la voz dormida”, y puedo decir que es un libro que me ha marcado 😦 Yo también espero que tenga suerte.

    Dudo: Te equivocas. La suerte la tuve yo por tener la posibilidad de conocerlo a él. Y la gente tan empeñada en crear fronteras y decirnos que “ésos” son distintos.

    Fusa: Sí, también yo fantaseo… con volver a verlo algún día…

    Corsaria. Sí, yo también. Besos.

    Indo: Claro que duelen, sobre todo cuando tocan así de cerca…

    Eleder: Es cierto que olvidamos pronto. Y no fue hace tanto. Pero yo creo que la gente olvida porque en realidad no quieren pensar..

    Mariokun: Es doloroso el no poder haberle dicho adios, pero es lo mejor, él lo ha decidido así. Él sabe como han de hacerse estas cosas. Como dice Fernando, es un superviviente. Has de serlo si el mundo se pone en contra tuya.

  12. […] Publicado en Belgica y los belgas, Reflexiones a 11:57 am por La Petite en Belgique Al lado de mi casa hay un ciber-nightshop. Antes tenía unos diez ordenadores, ahora sólo tiene cuatro. Tiene una gran cristalera que permite ver todo lo que sucede dentro como si de una pecera se tratase. Suelo pasar a veces por delante, dependiendo de donde aparque el coche. Por las noches, a eso de las nueve o diez, suele haber dos o tres personas sentadas delante de los ordenadores. Siempre son inmigrantes asiáticos o africanos (muchas veces he visto también allí a Boliche). Algunos teclean, otros tienen puestos los auriculares con micro. Yo me los imagino charlando con sus familiares y seres queridos en su país, buscando noticias de esos lugares que ya no pueden visitar por falta de dinero o papeles (y me acuerdo de Reza). […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: