agosto 27, 2008

Visita al jardín botánico

Posted in Lonely moments a 9:47 am por La Petite en Belgique

Ayer al salir de trabajar me dispuse a llevar mi maltrecha bici a Velo para que me la arreglaran. Es una vieja bici de paseo alquilada. Menos mal que cuando la alquilé pagué también el seguro de reparación (19 euros anuales) porque la pobre está rotita. El freno trasero roto, los cambios (tiene tres) no funcionan y la transmisión tampoco y la dinamo la tiene colgando. Lo del freno y la dinamo es culpa mía, ya que un día me estampé, literalmente, contra un poste. No había bebido ni era de noche, pero estaba intentando llamar a mi madre por teléfono. Así que contra el poste me fui, y la pobre bici acabó hecha un asquito. Lo de la transmisión ya estaba empezando a fallar hacía un mes, y en este tiempo parada, ha empeorado (la gente tiene la mala costumbre de agredir y castigar a las bicis que parecen paradas). Así que después de ponerme de acuerdo con el mecánico en un Dutch que parecía de trogloditas (el mío, el suyo era perfecto), quedamos en que iría a recogerla la semana que viene (los martes es el único día que puedo ir porque cierran más tarde). Echo terríblemente de menos mi bici, sobre todo en estos días en que estoy sola y me gustaría dar paseos con ella.

Cuando volvía a casa, entré sin casi pensarlo, en el jardín botánico. La otra vez que lo había visitado no había sido el día más adecuado, ya que llovía a cántaros. El paseo me encantó, y aunque la luz ya no fuera buena, hice unas cuantas fotos (con un poco de agobio, porque las pilas de mi cámara se estaban muriendo).

El jardín botánico de Leuven fue fundado en el 1738 e impresiona de verdad lo bien cuidado que está. Además la entrada es gratuita, así que no hay excusa para no visitarlo. Es bastante grande y tiene numerosos caminos que se pierden entre las plantas y flores. Es relajante el paseo que lleva al estanque con la pequeña cascada, y a mí me vino muy bien pasear entre las flores, los árboles y lasplantas acuáticas. Me llamó la atención ver colmenas de abejas, pero no pude hacerles ninguna foto porque el guarda me dijo que ya iban a cerrar. Otro día.

La verdad, cuando entré, iba con la esperanza de poder ver la Wisteria Sinensis, olvidando que sólo florece en abril. De todas formas, los grandes arbustos que tienen en el jardín botánico conservan algunas pocas viejas flores que aún desprenden algo de aroma. Había un hombre sentado al lado de uno de los arbustos de Wisteria, que se levantó al verme, como si yo hubiera interrumpido sus pensamientos. Echó a andar, no sin pararse brevemente para oler unas flores de la Wisteria.

Al llegar a casa, me puse en acción y comencé una de las tareas que tenía pensado para estos días. Formateé mi portátil e instalé otra vez Windows XP. Hoy tocará Mandriva y algunos programitas imprescindibles: Dumeter, Avid Xpress, Photoshop, VLC, DVD Shrink, …

Anuncios

7 comentarios »

  1. Eleder said,

    ¿Me permites decir que con el último párrafo el post ha perdido de repente todo el encanto que estaba teniendo? 😦

    XDDD

  2. Ya, es que estaba resultando muy bucólico 😛

  3. Teranganpu said,

    Bien por la bici y por el Notebook…
    Lindo lindo el jardín botánico 😛 y que bueno que las entradas sean gratuitas… lo único que me falta es llegar a Belgica, ¿no?
    jejejejeje 🙂

  4. arroaz said,

    Mmm… Me pregunto si habrá vídeo en YouTube del hostión contra el poste. Juas!

    Qué tiene de especial la Wisteria china?

    Me recuerda a mujeres desesperadas con lo de Wisteria Lane.

  5. Teranganpu: Un poco lejos 😉

    Arroaz: Lo de poste fue de envergadura. Menos mal que tengo práctica en caerme de la bici, que si no…

    Lo de la Wisteria Sinensis es una obsesión personal mía con historia detrás…

  6. Bito said,

    Qué buena la última foto!!!

    Leyéndo tu post me has traído reminiscencias de mis años en Edimburgo, en el que la bici también era una parte fundamental del día a día. Había tal tráfico de las mismas que te pasabas el día cambiando de bici, de piezas, con reparaciones…. pero tenía algo de entretenido.

    Cuídate.

  7. Bienvenido Bito 🙂 Así que tú también has andado por esos mundos de Dios… Sí, aquí sin bici no se es nadie, la verdad. Todo parece que queda más lejos. Y la sensación de pedalear mientras el viento te da en la cara y los coches se apartan para dejarte paso…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: