septiembre 5, 2008

No aguanto más

Posted in Curro, el Ken, Lonely moments, Reflexiones a 9:01 am por La Petite en Belgique

Todos los días intercambiamos varios sms y hablamos un ratito por la noche, dos, tres o diez minutos. No más, las llamadas son caras y no tiene portátil, situación que quiere cambiar muy pronto. Ayer él estaba tomándose una cerveza con sus compañeros de curso. Yo en casa, en mi postura habitual desde que me he vuelto a quedar sola, delante del ordenador, y con un libro a mano (esta vez le ha tocado el turno a “La princesa prometida” de William Goldman). Me ha dicho que lo pasara bien, que hiciera cosas, que no me quedara en casa. A lo que yo he respondido que si de verdad quería que saliera y me plantara en la calle con la que estaba cayendo, o me metiera en un bar sola o me fuera a correr al parque cuando ya había caído la noche. Porque es imposible negar la evidencia, no puedo hacer otra cosa. Vale que hace dos días me fui a escalar con Eric, y eso fue un paréntesis en mi monotonía diaria. Pero Eric también tiene muy poco tiempo libre y además no puedo ir todos los días a gastarme ocho euros para subir por las paredes. Y ya he dicho que no queda casi nadie aquí, que esto es un sitio de paso. Nada a lo que agarrarse, nada donde enterrar las raíces.

Hace tres días hizo dos años que llegué aquí, a la tierra prometida, donde iba a encontrar multitud de personas abiertas de miras, cosas interesantes que hacer, un buen trabajo con un buen sueldo y unas buenas condiciones, la felicidad. Y también podría estar lejos de mi casa, que eso tampoco venía mal. Durante los primeros meses, en que estaba ocupada con mi PFC y con los ojos bien abiertos a todo lo nuevo que me rodeaba, sin ser consciente del final, disfruté muchísimo. Aquel septiembre tuvimos la suerte de tener un segundo verano. Pedalear por el centro de la ciudad en pantalón corto se convirtió en un placer, descubriendo sitios nuevos, conociendo gente, asistiendo a fiestas en las que al final me encontraba fuera de sitio. Cuando quedaba poco para acabar mi PFC y abandonar Bélgica decidí que quería quedarme una temporada más. No me apetecía volver al agujero en que Vigo se había convertido para mí, a estar de nuevo entre mis padres, recibiendo golpes por los dos lados, abogando por causas imposibles, intentando complacer a dos partes incapaces de ser complacidas. Y luego hubo que añadir el hecho de que me enamoré. Pero la historia con aquel chico duró tan solo tres meses, tres meses tras los que su falso amor dejó un hueco terrible, imposible de llenar. Por suerte el haber estado con él me trajo nuevos amigos, gente que se preocupaba por mí y con los que podía compartir cosas. Pasé mucho tiempo disfrutando de mi nuevo trabajo, no pensando en esa horrible sensación cuando me dijeron el horario el día que firmé el contrato. De 9 a 6 y horas extras de gratis. Pero aprendí muchas cosas al principio, y además eso me dio la oportunidad de conocer a gente nueva. Gente que parecía amigable, como una pequeña familia, que con el tiempo demostró estar podrida por dentro. Y yo mientras tanto aguantando, como a la espera de que sucediera algo. Un cambio, una esperanza, un giro de todas las cosas. Pero estuve muchos meses esperando por nada, viviendo de ilusiones y más sola que la una.

Luego los amigos de España se fueron, como ya conté. Y no quedó nada más que desesperanza. Hasta que un buen día alguien escuchó mi llamada de socorro y decidió dar un paso y tratar de conocerme un poco mejor. Y tras un par de meses de ansiedad por mi parte (volvía a sentir que estaba con alguien, que podía caminar de la mano de alguien, todo un mundo de posibilidades, pero un miedo terrible a perderlo) el Pequeño se convirtió en parte de mi vida, dándome una nueva luz, nuevas experiencias y una alegría que ya no recordaba.

Pero hace ya casi dos semanas que no está. Y queda aún otra cosa más. Y no le veo sentido a esto. Cada día es igual de gris que el anterior, echo de menos el sol, y lo que me hace sentirme algo menos sola sois vosotros que venís cada día a visitarme (y vuestras casas, que visito casi cada día), los mensajes y llamadas del Pequeño, las llamadas a mi amigo Manuel (que casi nunca me lee porque siente que me espía) y las llamadas de mi madre. Nada más. Y por encima ayer me dio un ramalazo de nostalgia. Tuve que ir a una empresa con la que tenemos un contrato millonario de mantenimiento porque “no se veía nada cuando encendías el proyector“. Terror, pánico, vamos a cortarnos las venas. Es una empresa que tiene tantas ganancias, que para pagar menos impuestos, invierte en arte. El entorno es como un bosque muy cuidado, con obras de arte dispersas por todas partes, exterior, interior, pasillos, oficinas de madera, un lago. Es impresionante. Pues para allá me fui yo a arreglar el desaguisado, que al final resultó ser un cable de la parte de atrás del VHS desconectado. Siempre que me encuentro problemas así pienso que no vendría mal cortar unas cuantas manos. Pero lo que luego me dejó sin habla fueron los vídeos que utilizamos para los tests de sonido (es que está muy alto, decía el encargado, tras haber tocado los controles que no debía haber tocado): vídeos corporativos de la empresa. Y alguno dirá, ¿un estúpido video corporativo puede darle a ese click tan poderoso de los recuerdos y dejarte sin habla? Sí, porque, como ya comenté en alguna ocasión, yo en otra vida trabajé haciendo eso. Recuerdo los vídeos corporativos que le hacíamos a ENCE, que cada año nos soltaba unos cuantos kilos. Suelen ser vídeos no muy largos, pero cuidados hasta el más mínimo detalle (mi primer curro fue limpiar las chimeneas de ENCE digitalmente; ay, que recuerdos). Y aquel trabajo me gustaba, siempre vídeos diferentes, imágenes preciosas. A veces me tocaba trabajar para la tele, y aunque era menos artístico también era muy entretenido. Y los compañeros eran una gozada. Eramos muchos más que aquí, pero no había malos rollos importantes. Incluso los 53 llegamos a unirnos, y junto con los sindicatos, conseguimos cambios importantes. Y tenía un horario contínuo de siete horas al día. Era mileurista prorrateada, vale, y los contratos solían ser temporales o hasta fin de obra, pero el audiovisual es así. Lo echo de menos. Prometieron llamarme cuando acabara mi PFC en Bélgica. Y lo hicieron. Pero yo les conté que había decidido quedarme aquí. No pasa nada, ya sabes que aquí siempre tienes un hueco si hay curro. Hace un mes le escribí un mail al director técnico de la productora. A modo de saludo, recuerdo de los viejos tiempos, nada más. Y me propuso vernos en Navidades, cuando fuera yo de visita.

A veces pienso que el máster es una razón más para quedarse aquí. Pero qué rayos. Con lo que tengo sería suficiente para conseguir un trabajo allá. Siempre les apasionan las personas que vengan desde el extranjero, como si fueras la panacea. Y de todos modos, para qué quiero mi mierda de carrera, si al final el trabajo donde más he disfrutado ha sido el de editor de vídeo (para la tele, para corporativos, para cortos, para lo que fuera) donde no hace falta ni ser ingeniero ni nada. Bueno, el trabajo de ayudante del director técnico tampoco estaría mal. El estar cerca de un AVID sería suficiente para mí. Aunque no pudiera tocar sus teclas, al menos podría tocar sus tripas. Y tener cerca esos enormes videos Betacam. Lo siento, soy una friki del vídeo, no puedo remediarlo.

Pero ese trabajo supondría la intranquilidad de un contrato temporal. Y si se acabara, el saber que Galicia no es el mejor sitio para encontrar curro de ingeniero. Y claro, siempre da un poco de cosa el volver tras dos años de ingeniera aquí y ponerse a currar en lo mismo que años atrás. Es como sentirse frustrada, como dar varios pasos hacia atrás. Se supone que hemos de evolucionar y buscar algo mejor. Pero realmente no quiero un trabajo de mucho prestigio y mucha responsabilidad que no me deje vivir. Quiero una vida sencilla donde no sienta que alguien me está arrancando la libertad.

Siento el post. Hoy tengo un mal día. Echo de menos al Pequeño y no veo muchas razones para seguir como estoy.

Anuncios

21 comentarios »

  1. Psikke said,

    Siempre hay luz al final del túnel. BTW, en Holanda hay curro a punta pala para ti, y no tienes necesariamente que hablar holandés, aunque siempre es deseable, un nivel aceptable de inglés es suficiente.

  2. Psikke said,

    Y en Bélgica también
    http://www.cvwarehouse.com/capgemini/jobsite/

  3. servidora said,

    Y ya falta poco… una semanitaaaaaaaa 🙂

  4. brujaroja said,

    Todos estos pensamientos tan sombríos tienen que ver con lo que echas de menos al Pequeño. Pero todo pasa, y ya queda menos, y … Sí, ya sé, pero mientras tanto hay que pasarlo.
    Y cuando esté a tu lado, cuando se te haya pasado esta soledad tan mala, podrás pensar en el resto…
    Muchos besos y cuídate un montón

  5. Aisn… a veces los días grises se nos meten en el alma… está bien que te desahogues y busques más allá de tu día a día pero a veces es bueno verlo todo a corto plazo porque sino el vértigo es insoportable. Poco a poco, ya mismo vuelve el Ken y ya mismo se te abrirán nuevas puertas.
    Sé positiva! Y desahógate cuando quieras que aquí estaremos para escucharte.

  6. lifestraveller said,

    Buf….cuánto te entiendo…pero nada, a aguantar que ya queda poquito. Y en cuanto al trabajo, al final todo va solucionándose. Hay que ser paciente, aunque eso es casi lo más difícil….

  7. corsaria said,

    Ken!!!! anda vuelve que Petite te necesita ipsofacto. 🙂

    Ánimos y paciencia, mucha paciencia. 🙂

  8. Indo said,

    ya falta menos para que vuelva el ken… pero algo me hace intuir que no es lo único que te pasa. que te ha dado morriña (para eso eres gallega, no? jeje) y que echas de menos algo. que no estás agusto.
    es raro cuando yo digo cosas así me dices mira hacia delante, el pasado es pasado y no va a volver. no retrocedas, camina hacia delante. ahora te lo recuerdo yo.
    pero si vuelve el pequeño y a pesar de todo ves que no, que no es tu sitio, que no eres feliz… pues haz lo que te parezca. y que le den al mundo. que los demas piensen lo que quieran, haz eso que quieras y sientas que debes hacer.
    y yo te mando un abrazo fuerte, nos hacemos una extraña compañía en la distancia.

  9. eledhwen said,

    http://es.youtube.com/watch?v=PwqzWvVNNM8

    Vivamos coma galegos, e fagámolo onde queira que estemos.
    Veña, nena, temos que exportar ese espíritu. Tócache por ese lado, ensínao.

  10. Siento no haber contestado a ninguno de vuestros comentarios ayer, pero me encontraba en unánimo tan sombrío que no me apetecía más que mirame el ombligo, costumbre poco sana pero inevitable.

    Psikke: gracias por los ánimos y la dirección de la página de búsqueda de empleo. Pero irme a Holanda no es una opción, al menos ahora. Lo malo es que tampoco puedo buscar nada nuevo ahora si realmente quiero hacer el master. Es prácticamente imposible un trabajo a media jornada, así que lo único es que al final me la den donde estoy trabajando actualmente.

    Servidra: sí, una semana, pero cada día que pasa se me hace más largo que el anterior. Y eso es cada vez más gris.

    Brujaroja: sí, y lo que está claro es que con el ánimo tal y como lo tenía ayer no puedo pensar con claridad. Todo negro. Por suerte hoy estoy mejor.

    Pilixforever: Muchas muchas gracias 🙂 Sí, a veces el vértigo se apodera de una y no es capaz de ver más allá de sus narices. Supongo que en cierta medida todo el mundo le tiene miedo al futuro y al qué pasará y se sentirá arrepentido de ciertas cosas del pasado.

    Lifey: ser paciente es posible hasta que uno deja de serlo. Y entonces se quiere todo ya. Y se ven las cosas más negras, y en fin, tu ya me entiendes.

    Corsaria: ay, ojalá, pero por el momento queda esperar una semanita. Él tampoco lo está pasando de rositas allá.

    Indo: Yo no sabía lo que era la palabra morriña. Conocí a muchas personas aquí que echaban terríblemente de menos su casa, sus amigos, su familia. Yo podía echarlo todo a la espalda y estar lista para un mundo nuevo. Pero con el tiempo se aprende, y más si se está sola y se tiene tiempo de pensar y de darse cuenta de que lo importante en esta vida son las personas. Y que hay personas que se han sacrificado por uno y luego la vida no las ha tratado bien y están solas. Eso duele. No echo de menos estar con mi gente (bueno, a veces, cuando no puedo escupir mis pensamientos), lo que peor llevo es que mi madre esté sola.

    Eledh: Ayyyy!!!! qué sorpresa más grande verte por aquí!!!!!!!!! Bienvenida, suilad y todo lo que quieras 😀 No conocía el vídeo, ya que hace ya dos años que no vivo allá, pero me ha encantado. Hasta se me han saltado las lagrimillas, que ayer las tenía fáciles. Gracias, gracias, gracias. Por cierto, todo verdad lo que dice. Tienes razón, hay que exportarlo. Por lo pronto, el Pequeño, al estar allí, casi deseó ser medio gallego, jajaja

  11. isita said,

    Uhmm!! Siento no ser una gran compañía últimamente, pero reordenar todos los datos perdidos del ordenador me está dando muchos quebraderos de cabeza.
    Es normal que estando fuera de casa a veces sientas que te falta todo; y encima el Ken lejos…
    A veces hay que dar un paso atrás para poder avanzar en la vida. Yo lo he hecho, y de momento no me arrepiento: es la época más feliz de mi vida, aunque haya quien me vea como una marujona.
    Kisses from Spain.

  12. “A veces hay que dar un paso atrás para poder avanzar en la vida”. Me lo apunto, Isita, creo que es frase es una verdad como un templo, apropiada hoy en día en que avanzamos como locos sin pararnos ni recular para rectificar. Gracias por pasarte por aquí, que sé que tienes poco tiempo. Un beso

  13. lifestraveller said,

    Joder, no sé cómo he entrado aquí, pero el caso s que este post me viene como anillo al dedo con lo que estoy viviendo. Diferencia?? Yo ya estoy quemada con lo que hago aquí, que es más de lo mismo de lo que hago allí pero con cambio de aires…conozco a gente, igual que allí, pero al igual que allí, una vez esto entre mis cuatro pareces, me siento sola. Hay cosas que no cambia la localización, eso siempre lo he tenido claro…supongo que en eso tengo experiencia…cambiando de sitio cada dos por tres, te haces (es un decir) a ser la que se va, a estar de paso, a estar sola, en definitiva. Pero es una mierda.

    Me da miedo que la ilusión que tengo ahora de quedarme aquí (simplemente empezar de nuevo, no tengo muchas expectativas y me gusta la ciudad) se vaya diluyendo con las noches oscuras y largas, que ya se van notando (a las 10 se nota ya que no es como hace un mes a las 12! cuando regrese creo que será como Marzo….de noche a las 8! y bajando ni se sabe cuántos minutos por la noche y por la mañana!)….en fin, lo del tiempo es un reto, para qué nos vamos a engañar…bueno el tiempo en sí no. No me importa el frío, o la lluvia siempre que tenga buena ropa. Me molesta la falta de día. Qu por mucho qu aclaren las nubes, no va a aparecer el sol…pero lo que decía…me da miedo quedarme por razones equivocadas y que esto sea otro error en mi larga lista de cagadas…que acabe más quemada que antes y que me sienta más inútil….

    Y oye, qué curioso, te quedaste por amor, un amor que no duró….yo me quería quedar antes de conocer al vikingo, eso lo tenía claro, pero la verdad s que el hecho de tener al vikingo “controlado” es otra razón. Aunque en verdad, sólo de pensar que ya está todo…pues se me hace cuesta arriba pensar el quedarme aquí…

    En fin, ya contaré….

    • Sí, te entiendo. El tomar una decisión por las razones equivocadas es doloroso, especialmente porque uno se da cuenta demasiado tarde. Entiendo que quieras estar cerca del “vikingo”. Yo cuando me quedé, quizá sabía, en algún punto recóndito de mi conciencia, que la cosa no iba a cuajar. Pero en ese momento me encontraba tan fuerte que sentía que podía luchar contra todo.

      Lifey, a veces cometemos errores, pero hay que saber verlos a la larga y quizás la manera en que estemos escribiendo nuestra historia nos esté llevando hacia buen puerto. Al menos hemos de ser consecuentes con lo que pensamos. ¿Qué otra cosa nos queda?

  14. Y luego está lo de la luz. Aunque afecte a todo el mundo, no lo hace igual en todas las personas. Yo descubrí que soy mucho menos tolerante a ello de lo que creía, pero al menos ahora ya lo sé. Quizá no sea tan mala la idea de descubrir dónde están tus límites 🙂

  15. lifestraveller said,

    Bueno, en verdad, yo no me quedo por el vikingo…me lees de hace tiempo… esa idea de quedarme una vez fuera libre….rondaba mi cabeza desde hace mucho…y me estaba buscando la manera de hacerlo…es una manera de hacerlo….lo del vikingo me da miedo….porque me ha ayudado mucho y no quiero pasarlo mal en ningun sentido…asi que casi mejor eso ni lo pienso…

    Y luego, lo de los limites…llevo 10 anyos al limite….se que falta la chispa que lo mande todo a tomar por culo, quizas es lo que me hace falta, no se….pero la verdad es que no me quedo aqui para ver cuales son mis limites. Se que estando bien aguanto esto y lo que haga falta…pero estando asi, no aguanto mucho….ni el tiempo en sevilla (insoportable), ni nada….aqui al menos puedo pensar sin que me afecten cosas (familia, fuente de estres importante…trabajo, amigos…fuent de estres)…aqui no tengo mucho, pero lo poco que tengo lo he conseguido yo…no se….me da miedo, para que lo vamos a negar…ni siquiera tengo claro que me queda quedar mucho tiempo aqui…el anyo pasado ya dije que para vivir yo aqui ni de conya, y mirame, prolongando….es verdad que este anyo no veo este sitio tan insoportable (bueno, es un decir, porque ya sabes que me gusta, pero tambien hay cosas malas)…y se que basicamente lo que me provoca estres es el trabajo y el sentir que con casi 30 anyos no se para lo que sirvo, ni si puedo serle util a alguien….es una kk….

  16. Tú casi con 30 y yo ya con ellos. Y mírame, en esta porquería de país y trabajando en un helpdesk. Tú al menos estás luchando por lo tuyo…

  17. lifestraveller said,

    Ya, y lo mio no me gusta y no se lo que me gusta…pues vaya dos…

  18. Bueno, en eso estamos todos, en intentar vivir.

  19. Melina said,

    Excelente redacción..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: