noviembre 27, 2008

Dolor crónico

Posted in Curro, el Ken, Mi espalda y sus circunstancias a 9:29 am por La Petite en Belgique

Ayer fui a la consulta del fisioterapeuta para ver qué hacemos conmigo. Ha confirmado que estoy peor, que las contracturas ahora mismo están bestiales. Así que me ha inyectado un relajante muscular (xilocaína, la misma anestesia usada por dentistas) en el hombro derecho. Le he dicho que como el lunes comenzaba a trabajar que si podía entregarme un papel especificando que no puedo coger pesos, y en lugar de eso me ha prolongado la baja hasta el día 11 de diciembre. El escáner sigue adelante y en dos semanas vuelvo a la consulta para ver los resultados. También me  ha dicho que lo que comenzó como un dolor agudo se está transformando en un dolor crónico, y eso me puede dar problemas de por vida. Está empezando a pensar que quizá el masajista (osteópata) tenga razón al decir que el estrés pueda ser parte de mi dolor (no la causa principal, pero sí la razón de que no mejore).

Me ha cambiado la medicación, que iré a comprar esta mañana, y que intente relajarme.

Al salir de la consulta empecé a notarme muy mareada, y al llegar a la entrada principal para concertar la nueva cita, yo debía ya estar más blanca que el papel, porque la enfermera me mandó sentarme y esperar. Estaba muy mareada y lo veía todo como en cámara lenta. Vamos, ni me que hubiera chutado algo (bueno, en efecto me lo chutaron).

Había ido en coche al hospital. Pero no podía conducir de vuelta. Ni podía echar a andar en ese estado. Así que llamé al Pequeño, que vino raudo y veloz en su bici para salvarme. Le di las llaves del coche y me trajo a casa.

Ya en casa me fui encontrando mejor, pero la sensación rara del hombro se transformó en algo de dolor, y según el médico, esto me durará varios días. Bueno, todo sea, por una posible mejoría.

Hoy tengo el escáner. Estoy harta de este peregrinaje a los médicos.

Anuncios

14 comentarios »

  1. Eleder said,

    Y una pregunta: aunque no te guste la idea de presentar la dimisión mientras estás de baja, ¿no podría merecerte la pena?

    En la parte buena, te eliminarías el estrés de pensar en volver a verles, que por lo que comentabas, creo que sería una liberación importante. Y además, ellos se verían también “libres de ti”, y sería más fácil que dieran luego mejores referencias, que si agotas todos los días de baja y justo después presentas la carta…

    En la parte mala, si (Dios no lo quiera) no saliera ninguna de las opciones, estarías sin trabajo a corto, pero creo que es más fácil que tires adelante con ese problema que con el problema del dolor agravado por la sensación de tener que volver allí… (aparte que dejarlo ya favorecerá la opción “americana”)..

    Como siempre, mis dos céntimos de euro 🙂

  2. Psikke said,

    Aunque es buena idea lo que sugiere Eleder no te va a solucionar los problemas a corto plazo. Es mejor que esperes un par de meses antes de presentar la dimisión, porque encontrarte sin trabajo y con el dolor agudizado no va a mejorar tu estrés. Aislarte del trabajo puede ser una buena solución, no leer sus (absurdas) cartas, no coger el teléfono. Lo más importante es tu salud, y como ya te ha dicho el fisioterapeuta, Aquí no se está tratando el estado de tu conciencia respecto al trabajo, acabarás yéndote y ellos se olvidarán de ti, pero tú tardarás en olvidarte de ellos si te vas con todo un paquete de dolores “para quedar bien”, “para atajar el problema laboral y comenzar una nueva vida”. Tienes un problema serio y no quiero adoptar una actitud catastrofista. Ya sabes por qué lo digo.

    Meterte en la cama, con el iPod, música suave, clásica a ser posible, no bloguear y ocuparte de preparar comidas sanas. Largos paseos diarios, relajarte, eso es. Si consigues ese último trabajo del que has hablado, no comiences de forma inmediata, intenta prolongar el inicio hasta dentro de dos meses, en Febrero, por ejemplo. Para cualquier decisión que tomes sobre un nuevo trabajo, opta por dos meses sabáticos, durante los cuales no deberías pensar ni en el antiguo ni en el nuevo puesto, simplemente no hacer nada hasta que logres paliar el dolor de las contracturas. A lo largo de la vida te vas a encontrar con más situaciones similares a ésta, espero que no, pero si no atajas ahora el problema, surgirá en cualquier otro momento. Invierte dos meses y benefíciate toda una vida. Aíslate.
    Un abrazo.

  3. Psikke said,

    El comentario se ha publicado con saltos extraños, creo que en general, se entiende.

  4. lifestraveller said,

    Buen consejo ese, Psikke. Por mucho que un nuevo trabajo ilusione, y tal, es imprescindible tomarse un tiempo para uno mismo para que ese estrés desaparezca en la medida de lo posible y para empezar a coger perspectiva de las cosas de nuevo. Y para empezar con ganas, porque por mucho que un nuevo trabajo ilusione, si estás quemada, estás quemada….

    Suerte con lo del dolor crónico. Ahora tendrás que cuidarte con especial mimo esa parte del cuerpo. Seguro que irá a mejor, es cuestión de tiempo, paciencia. Pero eso sí, cuando te encuentres bien y con energía, no hagas el “loco”. Ya tienes que tener consciencia de que los cuidados que vas a tener que hacer son de por vida y siempre tienes que estar atenta. Pero al final lo cogerás como rutina.

  5. dudo said,

    La verdad es que suena tentador lo de presentar la dimisión aunque sea de baja… a lo mejor era el fin del estrés. Pero creo que lo mejor es aguantar. Así que te mando muchisísimo ánimo…

  6. Eleder said,

    Pero, por lo que veo, una de sus preocupaciones es que su empresa actual acabe dando malas referencias de ella a los americanos, y esto malogre esa posibilidad. Por mucho que sea improbable, es un factor que hay que considerar. Están bien los consejos de “en cuanto tengas el nuevo trabajo…”, pero la verdad es que aún no lo tiene. Y presentar la dimisión ya facilitará las cosas con la empresa actual, y seguramente reducirá las posibilidades de que hablen mal de ella, mejorando así las de conseguir el nuevo trabajo. Yo creo que es un factor bastante importante.

    Y perdona, Petite, por hablar de ti como si no estuvieras :-S

  7. lifestraveller said,

    Yo creo que llegado al punto que han llegado (cartas en tono amenazador, etc), lo de las buenas referencias se descarta. Así que, hacer lo que tenga que hacer, que es estar de baja porque está mal por culpa del trabajo. Y que luego investigan los otros, que investiguen. A buen entendedor…. No se puede hacer las cosas por miedo a que hablen mal de ti, porque luego, que sabemos cómo es Murphy, capaz de entregar la dimisión y seguir hablando mal de ella. Ahora, eso sí, no entrar en polémica y como dice Psikke, ni leer, ni contestar, ni nada, y el día que sea inevitable, ir con una sonrisa en la cara, defendiendo sus derechos, eso sí, pero con buenas formas. Ya te han jodido Petite, ahora mira por ti, por ti, y por ti.

  8. Indo said,

    uf….. yo no soy partidaria de dimitir a no ser que sea para ir a un sitio mejor. prefiero el enfrentamiento y hacer un poco la guerra, pero en este caso no sé si compensa.
    lo que sí es una verdad absoluta es que no puedes seguir así, que el estrés no te hace ningún bien y que hay que evitar que los dolores se hagan crónicos. así que cuídate. y tienes todo mi apoyo y mi ánimo.
    un beso muy fuerte

  9. barbaravb said,

    No quiero agravar tus preocupaciones, pero a mí siguen sin gustarme nada esos médicos de ahí. Si estuviera en tu lugar, me vendría a España a que me atendiesen aquí. Siendo tu padre médico, lo tendrías muy fácil, y si te preocupa el dinero, pídeselo a él, que es lo mínimo que puede hacer por ti.
    Además, así desconectarías un tiempo de lo del otro trabajo.

  10. pikinb said,

    De lo que aqui uno y otro te aconsejan no voy a añadir nada, puesto que ya conoces mi opinion!

    Lo importante es que te cuides y mantengas tu autoestima alta! No tengas miedo de lo que puedan decir, no diran nada malo de ti. Eres una excelente profesional y con una capacidad de trabajo impresionante! Referencias positivas no te faltan, la gente que te ha hecho esta ultima entrevista no es tonta y saben muy bien que tienes talento, te daran tu oportunidad! No lo dudes! Tienes oro entre tus manos, solo tienes que tener un poco de paciencia y confiar en TI !!!! Sobre todo en TI!
    Lo vales y te mereces lo mejor!!!! Por eso saldras de esta y para mejor!
    Animos y adelante, pero siempre con la cabeza fria! Sin prisas pls! 😉 ok!

  11. Ana said,

    Petite, ya te lo he dicho varias veces y por ahí arriba tienes buenos consejos, importas Tú, escucha bien Tú, solo Tú.
    Me alegro de que el escaner vaya adelante, bravo!!
    Un abrazo,
    Ana

  12. isitabcn said,

    Te entiendo más de lo que puedas pensar… aunque yo tengo más suerte: mis dolores y malestares no se prolongarán y se harán crónicos. Sé que todo pasará cuando tenga a mi hija.
    Así que te mando muchos ánimos, porque los necesitas. Y paciencia, montones de paciencia.
    Y un millón de besos.

  13. Psikke said,

    Eleder, ése es un factor importante en circunstancias normales y que hay que tener siempre en cuenta. En este caso, la situación es bastante anormal y ya se han producido algunos hechos. Si ellos hablan mal de ella, ella hablará mal de ellos, lo cuál puede perjudicar también a la empresa. En caso de que ellos tomen el paso de hacerlo, quedarán como unos miserables, su percepción sobre La Petite es subjetiva, decir que “en los últimos meses no era tan simpática” puede sonar fatal. Mencionar una baja de 2 cochinos meses, es ridículo, otra cosa sería una baja sospechosa de 1 año. Está muy feo hablar mal de un trabajador que sufre contracturas en la espalda y que hasta ese momento había rendido al 200%

    LaPetite tiene otras manos donde agarrarse, puede dar referencias anteriores puesto que este empleo es reciente. Con mencionar que ha trabajado dos años en “tal empresa en cual función, en la Belgique”, será suficiente.

    Insisto en que en la medida de lo que se pueda, es conveniente quedar bien, pero en la empresa actual poco hay donde rascar.

  14. lifestraveller said,

    Sastamente, eso justamente es lo que pensaba, pero como soy incapaz de poner con palabras lo que pienso, pues eso. No hay que tener miedo de que hablen mal, si hablan mal, saldrán ellos perdiendo dadas las circunstancias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: