junio 17, 2009

Sola y agotada

Posted in Anecdotas, Curro, la dura vida del teleoperador a 8:39 pm por La Petite en Belgique

Este sábado el Pequeño y yo nos vamos a Vigo, a visitar a mi familia durante dos semanas. Siempre les llevo algunos detalles, así que me pasé toda la mañana (bueno, hasta las 12:15 que tuve que coger el bus) pateando Lovaina y buscando el regalo perfecto.

Llegué a trabajar y veo que esto está más vacío que los últimos días, que ya estaba bastante vacío. Hay dos personas en Hungría dando un curso, la jefa de vacaciones, mi mentora de día libre y otros cuatro recibiendo un curso. Durante la primera hora estuvimos tres personas cogiendo llamadas (aunque la verdad, los otros no cogieron muchas porque estaban ocupados discutiendo no sé qué con una manager). Así que puedo decir que llevo desde las 15:00 sola en el servicio. El subjefe estuvo hasta las 7, pero es como si no estuviera. Siempre da excusas de que está ocupado con cosas muy importantes. Los que acababan a las 4 o 5 estaban en un curso en el que debería estar yo incluída. Finalmente no me incluyeron porque era la única disponible para coger llamadas. Y era la única porque mi mentora, que hoy debería haber hecho el turno 11-19, está de día libre.

Así que con este panorama estoy literalmente agotada. Durante horas cogiendo llamadas sin parar, sin tiempo para contestar mails. Cuando a las 19:00, el ritmo de llamadas empezó a bajar, por fin pude empezar a procesar mails. A esa hora el subjefe de equipo se fue diciéndome algo así como: “no des lo máximo de ti misma”. No hace falta que me diga nada más. Sé que se siente cupable, y con razón, de el marrón que me han puesto encima. Novata, sola, sin acceso al curso (han dicho que me lo darán después de mis dos semanas de vacaciones).

En estas horas he tenido anécdotas curiosas, como una italiana que no sabía hablar demasiado bien inglés, que a cada rato soltaba un “Alora” que me daba ganas de reír. Después otro usuario que parecía la marioneta de un ventrílocuo, pues a cada pregunta que yo le hacía, primero oía la respuesta por lo bajini con otra voz y luego él finalmente la repetía. Más tarde tuve dos llamada de un tal Ali que llamaba desde el Reino Unido al que tuve que pararle los pies en varias ocasiones.

– ¿Cómo te llamas?
– La Petite
– ¿Y de dónde eres?
– Soy española.
– Ah, por eso eres tan amable.
– Ehh, gracias.
– ¿Y dónde estás ahora?
– En Bélgica.
– Ay, estoy llamando a Bélgica. ¿Has estado alguna vez en Londres?
– Sí, varias veces, con familia y amigos. ¿Me puede dar el número de serie de su token?
– ¿Familia y amigos? ¿Tienes novio?
– ¿Ehh?
– Mira, yo estoy en Londres, estamos cerca. Podrías venir a verme.
– Su número de serie, por favor.

Al final acabó dándome el número, y mientras yo lo comprobaba (es un proceso que dura unos minutos), Ali se puso a cantar. Tarareaba sin parar.

Al cabo de un rato volvió a llamar, porque además de pesado, Alí no es muy despierto.

– ¿Hola, podría hablar con La Petite?
– Sí, soy yo (como que hoy soy la única en el servicio).
– ¿Cuántos años tienes?
– ¿No ha recibido el mail de activación?
– ¿Cuántos años tienes?
– 30.
– Yo tengo 27, espero que no te importe.
– Como no ha recibido el mail de activación, tengo que abrir un caso para usted, pero ni su número de teléfono ni su dirección email figuran en la base de datos. ¿Me los podría dar?
– ¿Quieres mi móbil?
– Ehh, no, quiero el número de su puesto de trabajo.
– Es que soy nuevo y aún no me lo han dado.
– No pasa nada, es algo que se puede actualizar después, con el email es suficiente.
– Mi email es ….
– Muy bien. Su número de caso es BLA BLA BLA, si tiene más problemas o preguntas, no dude en llamarnos.
– Sí, sí, te voy a llamar pero a TI.

Por suerte, llevo una horita bastante tranquila y en 20 minutos ya me voy. Mirando hacia atrás, creo que estoy aprendiendo a no estresarme. Estando sola no voy a hacer imposibles, y si tienen que esperar a que les coja el teléfono, pues que esperen. Al final, se me va a pegar lo de mis compañeros, que todo me importe un bledo.

Anuncios

10 comentarios »

  1. isita said,

    Juas, juas… Menudo tipejo. Y además intentando ligar desde otro país… ¡y por teléfono! Si no hay una ley de Murphy para esto, van a tener que inventarla.

    Espero que vayan bien tus vacaciones por tu tierra. Y que encuentres el regalo perfecto.

    Abrazos.

  2. Ainhoa said,

    Jo, con el Alí, qué pesado. Que lo pases bien en estas merecidas vacaiones. Descansaaaaaa.

  3. L. said,

    Acosadores del mundo, qué asco!!! ¿Será que tienden a pensar que las españolas -latinas, en general- somos fáciles? ¡Por Dios!

    Un consuelo: en Japón, por poner un ejemplo, hay mucho acosador toca-culos en los transportes públicos y las japonesas (algunas de mis alumnas se quejaban), como son muy pudorosas y les da vergüenza, ni siquiera se quejan!!! ¡Una española se daría la vuelta y le daría un buen bofetón! O sea, que de fáciles nada.

    Aunque está claro que lo del acoso telefónico es muy chungo… Agh.

  4. chemari said,

    Hola! yo trabajé 2 años en un call center muy parecido al tuyo por lo que he leido. Al principio estaba tan estresado como tu por coger todas las llamadas y hacerlo todo perfecto (precisamente es lo que quieren los jefess que hagamos) pero cuando te acostumbras y te relajas te das cuenta de que por hacer mas no vas a cobrar mas ni te van a dar un puesto de jefe así que acabas desconectando.
    Al final aprendes a dedicarte a tus cosas (en mi caso leer mi correo personal y navegar por internet) mientras que a la vez atiendes a los clientes por teléfono como un contestador automático ^^
    Por suerte ese trabajo ya pasó a mejor vida. En cualquier caso, relájate y no te esfuerzes mas de lo necesario! no te lo van a recompensar!

  5. Miguel said,

    Hola…. no recuerdo de donde llegue a tu blog; pero no fue hace mucho. Fíjate que lo leí casi todo, pues me pareció interesante conocer la situación laboral tan rara (de acuerdo a lo por tí descrito) de un país considerado, por mí, de primer mundo; tomando en cuenta que yo soy de El Salvador, Centro América.
    Solo que hoy, ya estás en un nuevo trabajo y me parece que igual te parece malo, no tan malo como el anterior pero malo. Tu vena literaria me parece que se manifiesta cuando crees tener problemas en tu trabajo, lo cual después de leerte no te entiendo; ¿porqué si el trabajo es tan malo, porqué si consideras que en ese país no te realizas, porqué si tu familia te hace falta no te vuelves a España? Para estar mal mejor en tu patria…. un trabajo así creo que lo podrías tener en tu patria (por las cualificaciones que me parece que tienes).
    Yo no me iría de mi país para estar en otro, donde esté mal pagado, estresado, no entendiendo como funciona, perdiendo 15 horas entre trabajo y transporte.
    Solo es un comentario… no lo tomes a mal, pero es que siempre te quejas y no haces nada para solucionarlo. ¿ O es que te gustará esa situación entre sado y masoquista?

  6. Hola Miguel. Primero darte la bienvenida. Me alegra leer comentarios de personas que se han ido leyendo el blog, y considero que todo comentario puede ser constructivo 🙂

    Mucha gente me pregunta que por qué sigo aquí. Creo que ya lo he explicado en el blog. Me quedé en su día por decisión propia, las cosas me iban bien. Pero luego se torció. Ahora no estoy mal, sólo con las típicas quejas de cualquier trabajo (ojalá existiera el trabajo perfecto). Por el resto estoy bien. Tengo a una persona importante aquí que en dos años quiere irse a España a vivir. No es decisión mía tener una actitud sado-masoquista sino esperar a que esa persona esté lista para poder irnos juntos a España. Por supuesto que si la situación fuera insostenible, como lo fue durante varios meses, al final tendría que tomar una decisión, y él a su vez tomar otra. Hemos estado a punto de eso: yo irme y él seguirme, renunciando a sus dos primeros años de doctorado para empezar con un tópico nuevo. Por suerte todo va mucho mejor, aunque de vez en cuando me entre la vena llorica y me queje un poco.

    Y es cierto que suelo estar mucho más motivada para escribir cuando me siento mal. Ojalá pudiera hacer algo y contaros cosas divertidas también 🙂

    • Miguel said,

      Gracias por responder…. lo que no tenía claro era que tu novio estuviese dispuesto a irse contigo en dos años; eso me aclara mucho de tu situación, yo también lo hubiera hecho (creo) si existiese esa condición. Espero que te vaya muy bien en estas vacaciones.
      Ánimos!

  7. dragonfly said,

    Bufff me recuerda a cierto fin de semana de agosto en el que estabamos en cuadro por un fallo de dimensionamineto.

    Muchísimo ánimo. Ya te queda poquito para las vacaciones y estar en tu tierrina. Espero que en el trabajo pronto no te dejen en esos embolaos solina

    Y el tipo de UK, ya le vale, en fin

    Abrazote grandote

  8. Por cierto, bienvenido, Chemari, y gracias por compartir tu emocionante experiencia como teleoperador 😉

  9. fernando said,

    navengando por internet descubir que hay un libro que recoje las anecdotas mas gracioasas de nuesgro gremio además de describir fielmente el mundo de los call center


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: