agosto 31, 2009

Sueño de Dios

Posted in Edición de vídeo, vídeos a 2:54 pm por La Petite en Belgique

Una cosilla en la que estoy trabajando para mi amigo Elodio:

Anuncios

Me he quedado sin bici, sin alforjas y sin depósito

Posted in Anecdotas, Belgica y los belgas a 1:51 pm por La Petite en Belgique

Y es que no dejan de sucederme cosas desagradables en este país. Lo mío es masoquismo puro.

Resulta que alrededor de mayo o junio la policía se llevó mi bici de enfrente de MI casa del lugar donde SIEMPRE la aparco, en una acera de unos cinco metros de ancho, por lo menos (sí, es muy ancha, porque mi calle hace años eran dos). En esa parte hay unos aparcabicis que siempre están a rebosar (son muy pocos y las bicis son muchas) así que yo suelo aparcarla al lado de los aparcabicis y donde no estorbe al tránsito.

Pero un día desapareció. Al momento sospeché que pudiera ser la policía porque de vez en cuando se llevan bicis aunque no estén mal aparcadas y además porque el candado que te dan cuando alquilas la bici es un Abus de lo mejorcito. Ya conté en su día lo difícil que resulta ir la la policía a recoger la bici debido a los horarios (horario de verano: lunes, miércoles y viernes de 13:00 a 15:45). Yo me paso 11 horas al día ocupada por horarios de trabajo y transportes. Finalmente pude ir a mediados de junio, y me dijeron que sin el contrato de alquiler no me la podían dar. Al menos pude ver la bici. Estaba en buen estado y las alforjas que compré hace dos años seguían en su sitio. El contrato de la bici es un simple folio, que no pude encontrar por casa (es lo que tiene vivir en 30 metros y que esté todo lleno de cosas), así que tenía que ir al lugar que alquilan las bicis para pedir una copia. Sorpresa: en verano sólo abren de 10 a 16, y la hora a la que más temprano puedo llegar a Leuven son las 16:15 cuando tengo turno 7-3 (sí, el que me obliga a levantarme a las 5). Total: que no pude ir hasta hace dos semanas, en que cambiaron al horario de invierno (los martes abren hasta las 19:30). Pedí una copia de mi contrato y sin problemas.

Ese sábado, y ya con horario de invierno (en verano no abren los sábados) me fui a la policía a buscar mi bici, y cual fue mi sopresa cuando me dijeron que ya no estaba, que las bicis alquiladas sólo las mantienen un mes y luego las devuelven. El martes me fui al lugar donde alquilan las bicis a preguntar por la mía, con una copia del contrato, mi DNI belga y la llave del candado. Me dijeron que mi contrato lo habían cerrado en junio porque la bici había venido de la policía y nadie la reclamó. Me llamaron por teléfono pero justo yo cambié de número en marzo, cuando me fui de la otra empresa (que se quedó mi número). Juraron y perjuraron que también me enviaron un mail que yo nunca recibí. Total, que mi bici ya no era mía, y que aunque yo apareciera antes del 11 de septiembre, fecha fin de mi contrato, no tenía derecho a la devolución del depósito (50 euros) porque mi contrato se cerró y “mira, es que el ordenador ya no me deja hacer nada con él”. Pregunté por mis alforjas pero nadie dijo haberlas visto. Sugirieron que quizá las robaron en la calle antes de llevarse la bici la policía, pero yo sé que eso no es verdad, porque yo misma vi la bici con las alforjas en la policía. La única respuesta que obtuve fue un encogimiento de hombros.

Así que me fui de allí bastante cabreada, sin bici (áún podría disfrutar de ella un mes más), sin mis cincuenta euros y sin mis alforjas de 50 euros, pero con mis llave del candado que nadie reclamó.

Despiste

Posted in Anecdotas, Curro, la dura vida del teleoperador a 1:22 pm por La Petite en Belgique

Soy la reina de los despistes. Estaba yo a la 1:45 en mi descanso para comer cuando me di cuenta de que llevaba toda la mañana con la chaqueta del revés.

agosto 28, 2009

Falta de tiempo, falta de sueño

Posted in Curro, Edición de vídeo, la dura vida del teleoperador, Proyectos a 12:11 pm por La Petite en Belgique

Esta semana tengo un horario de trabajo de 7 a 3. Ese horario le gusta a mucha gente aquí, porque acabas temprano y aún puedes hacer cosas (las tiendas cierran a las 6 de la tarde). Pero para estar a las 7 en el trabajo hay que levantarse a las 5, y eso para las personas como yo, que necesitan dormir 8 horas, es casi una maldición. Y total, que entre los buses y el tren, no llego a Leuven hasta las 16:15 y a mi casa a las 16:30, terriblemente agotada y con ganas solamente de vegetar. Así que se entiende que haya dejado el gimnasio y otras actividades. Para dormir 8 horas me tengo que acostar a las 9, lo cual nunca soy capaz de hacer, así que acabo durmiendo unas 7 horas. Y para colmo de males  he descubierto que cuánto antes me levante más necesito dormir. 7 horas me cunden más si me levanto a las 8 que si me levanto a las 5, y es que soy ave nocturna (o tardía) y por la mañana mi cuerpo no responde.

He escrito poco estos días porque estoy enfrascada en un pequeño proyecto audiovisual personal. Nada con lo que vaya a ganar dinero pero al menos practicar para no olvidar e intentar mejorar. Como este trabajo me consume 11 horas de cada día (malditos desplazamientos) intento adelantar cosas en el tren, que es tan sólo una de las 3 horas perdidas de cada día.

Pues eso, que estoy cansada y no soy capaz ni de hilar frases. Me falta el tiempo para hacer cosas que me ayuden en mi existencia y me falta el sueño que me ayude a sentirme bien.

Si alguien sabe de algún trabajillo de audiovisual en Bruselas, le estaría eternamente agradecida si me lo hiciera saber. Se recompensará con una cena.

Cuestión de concentración

Posted in Anecdotas, Curro, la dura vida del teleoperador a 11:50 am por La Petite en Belgique

El otro día una usuaria española al teléfono con problemas con su contraseña:

– Es que me da error a veces.
– ¿Le da error su contraseña sólo a veces?
– Sí, cuando me concentro mucho la pongo bien y no me da error.

Yo estaba en sesión remota con ella, y al parecer, ese día no era muy propicio para la concentración y fijarse bien en poner su contraseña.

agosto 26, 2009

7 worlds collide – Learn to Crawl

Posted in Finn, vídeos a 7:40 am por La Petite en Belgique

Qué bien suenan las voces del padre y los dos hijos 🙂

Estoy deseando que vengan de gira por aquí.

Visto en 7WordlsCollide.

agosto 25, 2009

Prescripción médica

Posted in Anecdotas, Belgica y los belgas, Coche a 7:59 am por La Petite en Belgique

Ayer no vine a trabajar porque me encontraba tan mal como si me estuviera muriendo: mareos, náuseas, debilidad, migrañas.

Cuando pude levantarme de cama (siete horas después de la hora a la que debía levantarme) me fui al médico. Me ha recetado una vida más relajada y con más sexo. Le he preguntado si es que entonces debía pedir la media jornada en el trabajo y se ha echado a reír.

agosto 21, 2009

¿Algún día aprenderé a hacer que las cosas no me afecten?

Posted in Belgica y los belgas, Lonely moments, Reflexiones a 3:08 pm por La Petite en Belgique

Creo que no.

Let’s Swing

Posted in Anecdotas, Swing a 1:18 pm por La Petite en Belgique

En este vídeo salen mis profesores de Lindy-Hop. La que habla es mi profesora 🙂

Visto en RadioModern.

Culpable

Posted in Belgica y los belgas, el Ken, Finde moments, Lonely moments a 12:53 pm por La Petite en Belgique

Hace tiempo conté lo que había pasado con las dos chicas españolas que conocía que se quedaron en Bélgica cuando ya todo el mundo había partido. El resumen es que, a pesar de que lo intenté, no supe más de ellas. Poco tiempo después, una se volvió a España, y durante un par de ocasiones hemos tenido alguna corta conversación por msn o skype, pero sin entrar en detalles.

La semana pasada me di cuenta de que yo tenía 3 DVDs del novio de la otra, la que se quedó aquí, y como hace unos meses alguien me dijo que se había vuelto a Leuven (estuvo un año viviendo en Bruselas), decidí llamarla para devolverles los DVDs. Lo intenté el sábado por la mañana, a eso de las 11. Mi corazón latía deprisa mientras escuchaba el tono de llamada. No contestó. Probé más tarde, cerca de las 3, y ahí sí que pude hablar con ella. Le dije lo de los DVDs y al momento, casi sin preguntarme nada ni decir lo típico de “cuánto tiempo”, me pasó al novio. Él estuvo mucho más elocuente, preguntándome qué era de mi vida y tal y cual y que pasara cuando quisiera por su casa o que podía venir él a buscar las pelis.

Me quedé patidifusa. No esperaba que ella fuese super agradable, pero el hecho de que él si lo fuese me dejó de una pieza. Al llegar el Ken a casa se lo conté y le propuse que se viniera conmigo, porque pensaba volver a llamarla y llevarle las pelis sobre las 5 de la tarde.

Llegamos a su casa y llamamos al telefonillo. Quien apareció en el portal fue el novio de mi amiga. Nos iba a invitar a su casa, pero justo en ese momento se dio cuenta de que se había dejado las llaves dentro. Llamó al telefonillo para que ella bajara. Una espera interminable. Mientras tanto estuvo hablando con nosotros, como si todos estos meses no hubieran pasado. Fue muy agradable. Volvió a llamar. Al final ella apareció con cara de desgana. Él casi tuvo que empujarla y le dijo: “venga, ven a hablar con tu amiga”. La conversación fue algo forzada, y al final de ella, nadie dijo eso de “a ver si nos vemos pronto”, aunque el novio hizo un intento fallido preguntándonos si esa noche íbamos a alguno de los conciertos.

Me gustó verla otra vez, pero salí de allí con la sensación de que sí que está enfadada conmigo y no sé por qué. Lo que sea que le haya hecho debe de ser una tontería, porque su novio me trata como siempre. Estuve todo el fin de semana con el tema en la cabeza, pensando sin parar. Durante esta semana he tenido un par de sueños extraños, como si mi subconsciente estuviera intentando buscar una explicación a lo sucedido.

Al final he decidido enviarle un mail esta mañana preguntándole si le he hecho algo. No creo que me responda.

Página siguiente