septiembre 30, 2009

Qué vida más dura…

Posted in Anecdotas, Curro, la dura vida del teleoperador a 12:04 pm por La Petite en Belgique

… la del teleoperador.

Esta mañana me ha llamado una usuaria superVIP y le he preguntado que cómo se conectaba a la red (oficina o remoto):

– ¿Cómo se conecta a la red? ¿Dónde tiene el ordenador?
– El ordenador está en la mesa.

Eso es como lo que le dijeron un día a una compañera:

– ¿Desde dónde nos llama?
– Desde el teléfono.

¿Qué haríamos sin usuarios así? Nuestros días serían mucho más grises.

Otra anécdota. Esta mañana me han enviado un link a un vídeo de youtube, y al ir al link salía el siguiente mensaje:

“Sorry for the interruption. We have been receiving a large volume of requests from your network. To continue with your YouTube experience, please enter the verification code below”.

Parece que hay alguna gente ociosa…

septiembre 29, 2009

Neil Gaiman

Posted in Sueños a 2:38 pm por La Petite en Belgique

Esta noche soñé que Neil Gaiman venía en el mismo avión que yo. Lo que más rabia me dio fue el no tener uno de sus libros conmigo para que me lo firmara 😛

Y nos dieron las 10 y las 11…

Posted in Belgica y los belgas, Curro, la dura vida del teleoperador a 8:39 am por La Petite en Belgique

Ayer me levanté a las 6:45, salí de casa a las 7:30 y volví a ella a las 19:00, porque el bus de las 17:13 que me recoge al salir del trabajo pasó a las 17:35. Y claro, perdí el tren, el tiempo y la paciencia. Once  horas y media perdidas. Este trabajo será muy cómodo porque no me rompe la cabeza y porque me permite coger días libres más o menos cuando me apetece (porque no me los pagan), pero que me haga perder casi el 50% de TODO mi tiempo es algo que me carcome por dentro.

¿Se nota que llevo mal el tener que levantarme temprano (hoy ha tocado a las 5:10)? Y por las noches no me duermo ni a la de tres. Y no es sólo que durante el día me arrastre, es que con una semana así me acaban bajando las defensas y siempre me ataca donde me ataca.

¿Alguien me ofrece un trabajo desde casa? ¿o al menos uno que no me haga perder tres horas y media al día?

septiembre 28, 2009

La vuelta

Posted in Belgica y los belgas, Family Tales, Lonely moments, Mirando atrás a 8:35 pm por La Petite en Belgique

De todas las imágenes de la semana pasada, me quedo con ésta:

IMG_2658_ret_small

Desde el segundo día allí sentía que aquella ya no era mi casa, mi lugar, que yo me había perdido en el agujero de estos tres años fuera. Empecé a pensar que quizá ahora mi lugar fuera Bélgica. Especialmente con esta nueva etapa en Bruselas. Me sentía llena de energía y optimismo. Y tuvimos la suerte de disfrutar de un veranillo de San Miguel mejor que el verano original, treinta grados, sol y un cielo azul inmenso. Ya no recordaba el placer de sentarme en una terraza por la noche de falda y manga corta.

Quedé con amigos, tuve conversaciones que me pusieron los dientes largos, que casi me hicieron soñar que podía alcanzar mi sueño con las puntas de los dedos. Tan solo tendría que esforzarme un poco y ser perseverante. Se me ocurrió que quizá pudiera conseguir mi objetivo, al igual que algunos de mis antiguos compañeros, pero aquí en Bélgica. Y no pude dejar de soñar.

Llegué ayer por la noche, y hoy parece que la energía y las ganas se hayan esfumado como volutas de humo del mismo aspecto que la niebla de esta mañana que cubría esta parte del mundo. La niebla, el frío y el asma ahogándome poco a poco. Los sueños de colores pálidos, igual que la realidad. Porque aquí no brilla el sol, y la ilusión se ha quedado de vacaciones en Vigo. Bruselas ya no me parece tanto una nueva etapa llena de cosas nuevas. No sé qué ilusiones albergaba, no las encuentro en mi interior. Sólo tengo un trabajo que no me entusiasma, pero que me permite cogerme vacaciones cuando me apetezca (porque no me las pagan). Ya no veo tan fácil ni tan plausible el conseguir mi sueño. De repente veo todo realmente falto de sentido.

septiembre 17, 2009

Miss Benelux

Posted in Anecdotas, Belgica y los belgas, Curro, la dura vida del teleoperador a 2:59 pm por La Petite en Belgique

Cuando uno llega tarde a trabajar o está enfermo tiene que llamar para que se envíe un correo a se equipo a los jefes de todos los equipos. Ayer y hoy cierta persona llamó diciendo que estaba enferma, mientras que en su perfil de FaceBook dice que está participando en Miss Benelux.

Vacaciones

Posted in el Ken, Family Tales a 10:00 am por La Petite en Belgique

La semana que viene el Ken tiene un congreso en Granada, así que hemos decidido alejarnos de la gris Bélgica y hacer un poco de turismo. Nos vamos mañana y haremos el guiri todo el fin de semana. Ya tenemos hotel, entradas para la Alhambra y unas cuantas cosillas más localizadas. Yo ya he estado en Granada una vez, cuando tenía unos17 años, creo, y además mi abuela paterna nació allí. La verdad es que ahora mismo sólo puedo pensar en si las camas del hotel serán cómodas o no, o si habrá mucho ruído.

El lunes el congreso empezará, así que yo he decidido que me voy a ver a mi familia. Después de una excursión por el aire, como la llamaría mi madre, haciendo escala en Barcelona, llegaré a Vigo sobre las 20:30. Llegar, ver a mi familia, el bombo de mi hermana, descansar, ver a mis amigos, pasear a la perra, descansar. Descansar, descansar y descansar. Dormir, olvidarme de levantarme a las 5 o 6 de la mañana. Dormir.

Sólo quiero dormir…

Posted in Anecdotas, el Ken a 9:42 am por La Petite en Belgique

Ya conté la odisea de la cama. Después de buscar una cama de dos metros diez o dos  metros veinte, nos dimos cuenta de que quizás no pudieramos meter una cama de más de dos metros, al menos si queríamos poder seguir abriendo las puertas del super armario que venía incluído con el piso. El Ken dijo que no le importaba, pero que en ese caso se iba a comprar un edredón extra largo (creo que es de 2.40 o 2.60 de largo).

Así que el martes nos fuimos al IKEA de Zaventem y a una tienda de colchones que hay al lado. Encontramos uno de 1.60 de ancho, y compramos dos bases de 80, ocho patitas, el super edredón y dos fundas extra largas. El total salió por unos mil euritos (¿porqué esos 20 centímetros son tan caros?). Nos fuimos a casa y montamos la cama.

Debo decir que en el principio de los tiempos, cuando yo aún vivía sola, me compré un sofá-cama. El vivir en 30 metros cuadrados es lo que tiene. Quería una cama grande pero no quería que toda mi habitación fuese cama, así que el poder recoger la cama y convertirla en sofá me parecía una buena solución. El sofá-cama se portó estupendamente durante bastante tiempo. Era sólido, el colchón cómodo, y me proporcionaba un buen descanso. Pero yo peso 48 kilos, y luego vino el Ken, con 85, y el sofá-cama empezó a ceder. No es que lo notáramos doblado o que fuera incómodo, pero empezaba a emitir unos chirridos bastante desagradables. Lo peor era cuando el Ken se daba la vuelta en cama y me despertaban los chirridos de la estructura. Fue cuando empecé a dormir mal. Después de deliberar decidimos poner el colchón del sofá-cama en el suelo. Yo empecé a dormir como los angelitos pero el Ken decía que con su peso notaba el suelo muy duro y se despertaba a menudo por la noche (el colchón del sofá-camaes un poco más fino que los colchones normales). Y además el estudio parecía la casa de los gitanos.

Al venirnos a nuestro nuevo apartamento seguíamos durmiendo con el colchón del sofá-cama en el suelo. Yo dormía plácidamente, al día siguiente sintiéndome completamente descansada aunque el día anterior hubiera trabajado duro en la mudanza. Pero todo cambió el martes con la cama nueva.

Lo primero que noté es que al moverse uno en cama, las malditas patas hacían ruido en el suelo. Fuera patas. Parecía que todo estaba mucho mejor y como era ya algo tarde decidimos acostarnos. ¡Hacía mucho que no me despertaba tantas veces por la noche! No sé si fue el calor del edredón o qué, pero al día siguiente me sentía como si una apisonadora me hubiera pasado por encima. Hoy es jueves, y esta noche ha sido igual o peor que la anterior. Creo que cuando el Ken se da la vuelta en cama yo noto las malditas bases moverse y es cuando me despierto. Me dan ganas de poner el colchón en el suelo otra vez, a ver si así, pero eso significará que habremos tirado 300 euros a la basura 😦

Hoy tengo una entrevista, pero lo único que quiero es dormir.

septiembre 16, 2009

Flores para mamá

Posted in Belgica y los belgas, Family Tales a 10:26 am por La Petite en Belgique

… porque hoy es su cumpleaños.

Cada vez que voy a ver a mi familia les llevo algo para compensar los cumpleaños y ocasiones especiales en los que estoy ausente. La semana que viene estaré con ellos, pero este año me apetecía darle algo especial porque sé que está un poco baja de moral por el papeleo del divorcio. Así que he decidido enviarle flores.

Hace años hubiera sido impensable que con un simple click esto se pudiera solucionar, y sigo sorprendiéndome de lo fácil que es hoy en día. Encargué las flores en Aquarelle. Tienen bastante variedad, y permite además enviar bombones, un jarrón y hasta una nota para el destinatario. Una vez el pedido está hecho, te envían la factura a tu email y puedes hacer el seguimiento del paquete por internet. Un detalle que me gustó mucho fue que el día anterior por la noche te envían un link con la foto del ramo que has encargado recién metido en la caja. El pie de foto explica que las flores están aún semicerradas para que lleguen frescas a su destino.

flores

Éste era el bouquet perfumado en tamaño mediano.

Alguno puede pensar que es un servicio un poco caro, pero yo creo que el poder enviar un poco de cariño a un ser querido, cuando uno está tan lejos, no tiene precio.

P.D.1: Las flores han llegado hace 45 minutos 🙂

P.D.2: Aunque alguno lo piense, no, esto no es un post patrocinado ni nada por el estilo.

septiembre 15, 2009

Adiós a Patrick Swayze

Posted in Lonely moments, Reflexiones, vídeos a 10:01 am por La Petite en Belgique

Todos, especialmente las que en esa época eramos quinceañeras, lo recordaremos así:

“Am I dying? Am I giving up? Am I on my death bed? Am I saying goodbye to people? No way,”

“I keep dreaming of a future, a future with a long and healthy life, not lived in the shadow of cancer but in the light”

Se fue ayer, demasiado joven, con 57 años de edad. El cáncer se lo ha llevado. Está claro que algún día todos nos iremos. ¿Por qué la vida es tan corta?

Fuente: http://news.bbc.co.uk/2/hi/entertainment/8256033.stm

Una señal

Posted in Anecdotas, Belgica y los belgas a 9:49 am por La Petite en Belgique

Tenemos un amigo chileno que es compañero de oficina del Ken. Su novia vive en Chile pero viene todos los años a verlo y se queda los tres meses que su visado le permite. Esta vez vino para buscar trabajo y quizás quedarse con él los dos o tres años que le queden aquí. Ella ha estudiado enfermería, una carrera que es de cuatro años en Chile. Pero aquí no le vale de nada sin unos estudios puente. Y además no habla ni francés ni holandés. Y chapurrea el inglés. No encontró nada en los tres meses que estuvo, y ayer tenía su avión de vuelta.

Él la acompañó al aeropuerto. Iban justos de tiempo. La cola para pasar al control era inmensa. Una mujer inglesa soltó sus cosas y salió corriendo mientras gritaba que iba a perder su avión y que la dejaran pasar. Los de seguridad salieron detrás de ella y cerraron las puertas. Era imposible pasar.

La novia de mi amigo, que llevaba llorando un buen rato, dijo que eso era una señal, que se tenía que quedar. Pagando cien euros cambió su billete para Navidades, pidió sus maletas de vuelta, y juntos volvieron a Leuven, a seguir intentando buscarse la vida. Lo tiene complicado, pero le deseo toda la suerte del mundo.

Página siguiente