octubre 7, 2009

Ritmos

Posted in Curro, la dura vida del teleoperador, Lonely moments a 6:19 am por La Petite en Belgique

Acabo de levantarme, de nuevo antes de lo debido porque también me he acostado antes. Le he cogido gusto a esto, porque me permite tener un tiempo para mí por las mañanas que de otra manera hubiera sido imposible. Pero mantengo el horario por obligación, porque acostándome entre las 9 y las 10 estoy minando la poca actividad social que pudiera tener. Si ya salía poco, ahora no salgo nada. Y si alguien me dice de salir, tengo que sacar siempre la excusa (verdadera) de las migrañas y los cambios de horario.

Y es que me han puesto turnos extremos cuatro semanas seguidas. ¿No quieres caldo? Toma tres tazas. Tengo 7-3 y 10-6 alternándose durante cuatro semanas (uno cada semana), y así es un poco difícil regular el sueño sin perder vida social. Esta semana estoy de 10-6, la siguiente toca de 7-3.

Y todo porque somos demasiado pocos en mi equipo, y ahora aún menos que antes, ya que se han llevado a dos agentes a otros equipos. Y luego resulta que tengo dos compañeros siguiendo cursos, y necesitan horarios especiales. Pues yo también, pero no por los cursos sino por  las migrañas. En fin, paciencia y a seguir este horario de gallinas.

Iba a escribir esto ayer pero no me encontraba demasiado bien debido a la vacuna de la gripe que me pusieron el lunes. Nada grave. Sólo un poco de dolor de cabeza, fatiga y algo de dolor general. Hoy parece que ya estoy mejor.

P.D.: Una cosa sí que me gusta, y es el despertarme según mis propios ritmos y no debido al despertador.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Ainhoa said,

    Tienes mucho mérito Petite, yo sería incapaz de llevar esos horarios. Mi abuela decía que yo era como las lechuzas, aunque esté muerta a eso de las diez me despierto y no puedo dormir (menos si me pongo a ver la tele, entonces seguro que me quedo sopa)

    • No sabes lo que me cuesta a veces. Yo suelo estar mucho más despejada por la tarde-noche que por la mañana. Pero la necesidad obliga. Eso sí, el Ken se acuesta también a las 10 pero duerme hasta que suena el despertador. Es como un bello durmiente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: