enero 27, 2010

¿Está Ratatouille?

Posted in Anecdotas, Family Tales a 8:50 am por La Petite en Belgique

Es lo que mi hermana le pregunta a mi madre cada vez que la llama por teléfono, y es que, desde hace días, mi madre está convencida de que se le ha colado un ratón en casa. Y todo porque a mediados de diciembre apareció un cartel en el portal que decía:

¿Alguien ha perdido un hamster?

Al parecer el hamster apareció en el primer piso. Así que mi madre piensa que a lo mejor han echado al hamster o que el hamster se ha ido por su propio pie y ha cogido el ascensor o ha hecho alpinismo por las escaleras y ha subido hasta el tercero (es un hamster, no una rata que pueda subirse por todas partes).

Mi madre jura y perjura que no pega ojo porque el ratón se pasea a sus anchas y hace ruiditos como si estuviera rascando por dentro el mueble del pasillo. Como mi madre le tiene terror a todo bicho viviente (al final le perdió el miedo a los perros cuando le regalamos a India), ha tenido que ir mi hermana con mi sobrina de un mes a vaciarle el mueble y comprobar que no había ni ratón ni caquitas que pudieran demostrar su existencia.

Otras noches el ratón, según mi madre por supuesto, se paseaba por el corredor que lleva de su habitación al baño contiguo. Es un pequeño corredor con armarios empotrados a los lados, y el baño al final es el baño que en teoría debería usar ella, pero que sólo usaba mi padre, porque es bastante más frío que el otro. Así que desde que mi padre se ha ido, digamos que ese cuarto de baño es poco más que un trastero.

Como mi madre no dejaba de llamar a mi hermana a diario por lo de Ratatouille, mi hermana acabó comprando tres trampas para ratones, que colocó cuidadosamente en el corredor, dejando como cebo, no un trozo de queso, sino un pedazo del exquisito bizcocho de mi madre. Allá se quedaron las trampas tres días y la puerta cerrada a cal y canto, y mientras tanto, mi madre sin pegar ojo.

Ayer, mi hermana volvió por allí, y al ver que nadie se había comido el bizcocho, decidió quitar las trampas. Por la noche, mi madre volvió a llamarla para preguntarle si las trampas seguían en el corredor, ya que no había ni abierto la puerta por miedo a encontrarse al ratón; a lo que mi hermana contestó que por supuesto que no, que no había ratón, que nadie había dejado marcas de dientes en el bizcocho ni había nada que delatara la presencia de un roedor.

Así que hoy, mi hermana tendrá que volver a colocar las trampas, ya que la última vez que mi madre intentó manipularlas, se pilló los dedos. Además de que ella no piensa entrar en ese corredor ni por todo el oro del mundo.

P.D.: Mi madre necesita tener la cabeza ocupada, y cuando no la tiene, se obsesiona con cosas como ésta o como cuando se pinchó en unas zarzas cerca de casa de mi hermana (vive en una zona un poco rural de Vigo) y estaba convencida de que iba a morir de tétanos como aquella señora que fue al hospital cuando ella aún trabajaba de enfermera. Por supuesto que mi madre no aclaró que la señora no había ido al hospital inmediatamente, sino cuando ya tenía tanta fiebre que deliraba por completo.

Anuncios

7 comentarios »

  1. Psikke said,

    O_O
    Como me entere de que el hámster ha caído en una de las trampas, no voy a probar tu Wii!!!

    • El supuesto Ratatouille está en Vigo, y la Wii está en Bruselas 😉 Yo creo que deberías venir porque no puedes perderte el probarla 😉

  2. dragonfly said,

    Mmmm

    a mi los ruiditos me desesperan así que entiendo perfectamente a tu mama y más si son las tantas de la mañana y estas desvelado

    En la casa del pueblo, algún mueble viejo tiene carcoma y de noche se escucha con toda claridad (por lo menos para mi). Y en la nave anexa donde dejamos el coche y productos agrícolas varios como almendras, olivas, leña … hay ratones o ratas, se comen las almendras y el otro día les escuché correr por detrás de algún mueble, les insultaba para que salieran, pero no me hicieron caso XD

    ¿Habeis probado con veneno? ¿Y si tu mama duerme con un mp3 o con tapones en los oidos?

    • He hablado con ella y hoy parece convencida de que no hay ningún ratón.

      Además, mi madre vive en un tercer piso de un edificio que está casi en el centro de Vigo.

      Lo del veneno está descartado, ya que India vive con ella. Por cierto, India no parece haber escuchado nada, o al menos no le ha prestado atención, y los perros tienen el sentido auditivo mucho más desarrollado que el nuestro (India sabe cuándo entramos al portal).

      Lo el MP3 no lo descartaría. Hubo una época en que se quedaba dormida con la radio. Pero lo malo es que tiene el sueño muy ligero y se despierta todas las noches varias veces. La suerte es que para ella cinco horas de sueño son suficientes. Así está India, siempre con sueño, ya que seguirle el ritmo a mi madre es difícil 😉

      • dragonfly said,

        Opsss que fallo lo del veneno! había olvidado a la pequeña India …

  3. L. said,

    Si hubiera un ratón en tu casa, tu perra LO SABRÍA.

    De todos modos, siempre hay ruidos en las casas por la noche, es inevitable, aun en las casas nuevas. Mi casa, por ejemplo, tiene el suelo de madera y si te desvelas por la noche puedes escuchar como cruje. Si tienes un día especialmente paranoico y no hay ruidos, hasta te parece que alguien está caminando por ahí.

  4. Fer said,

    Por no mencionar los ruiditos nocturnos que L. y yo tenemos que soportar últimamente sin saber de dónde proceden. ¿Cañerías?, ¿grifos ajenos goteando?, ¿asesinos en serie trabajando lo más sigilosamente que pueden?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: