mayo 28, 2010

Alonso Quijano

Posted in Libros, Reflexiones, Sueños, Tolonterias a 3:52 pm por La Petite en Belgique

[A los que no hayan visto el final de LOST: Spoilers]

Creo que voy a tener que leer menos y ver menos series, o voy a acabar como el Quijote, viendo gigantes en lugar de molinos. He tenido tres sueños muy raros esta noche, y me parece que parte de la culpa viene de lo que leo y lo que veo.

En el primero yo tenía un accidente de coche en que estaba implicado un helicóptero. Justo al chocar me desperté de repente, y al comprobar que no sentía nada (nada me dolía), se me pasó por la cabeza que a lo mejor había muerto y me daría cuenta tarde, como los protagonistas de Lost. Y por cierto, no sé qué pensaréis vosotros, pero no me ha convencido nada el final. No el hecho de que se reencontraran tras la muerte, que al fin y al cabo no es tan original, sino al hecho de que los guionistas han liado tanto la madeja que después no han sabido/no han querido desliarla. Ahora lo que quedan son dos grupos de opinión, unos felices por creer que han entendido el sentido de la serie, y otros frustrados por el trabajo de los guionistas y la ceguera del otro grupo. Otra cosa que queda es ese enorme filón por explotar, esas teorías que formular. En fin, el vil dinero. ¿No se habla de un libro para agosto?

En el segundo sueño, Ender venía a visitarme brevemente a Vigo, para luego irse en un avión enorme que despegaba desde el callejón que hay en la parte de atrás del edificio donde vive mi madre. Ya sabía yo que releerme de golpe la Saga de Ender, la Saga de la Sombra y Ender in Exile no podían dejarme la cabeza tranquila. Nueve libros que han ocupado dos meses de mis trayectos en tren. Y aún tengo pensado releerme A War of Gifts. Hay que aprovechar el tirón y rogar para que Card no nos haga esperar demasiado en sacar Shadows in Flight, porque como tarde mucho, con mi mala memoria, me veré obligada a leerme de nuevo los diez libros.

Otro sueño curioso esta noche es que encontraba un nuevo amigo. No uno normal, no. Uno amarillo, de veinte centímetros de alto, con forma más bien esférica y que venía del piso de arriba. Ese extraño ser amarillo no hablaba, pero podía entender todo, me hacía compañía y lloraba copiosamente cada vez que yo decía algo que no le gustaba.

Creo que voy a tener que desintoxicarme. El problema es que no puedo… ni quiero.

Anuncios

Cejas

Posted in Belgica y los belgas, Curro a 2:04 pm por La Petite en Belgique

Suelo ser bastante vaga para eso de la depilación. No tengo muchos pelos, pero intento ponerme una autodisciplina. Sin embargo a veces, voy posponiendo la tarea de depilarme las cejas hasta el día anterior a una entrevista.

Ayer por la noche me depilé las cejas. Sí, para ir a ver a un gigante de tres letras y promesas de crecimiento y estabilidad. Tres horas y media me sugieren que ha ido bien, pero tengo que esperar y no construir castillos en el aire, como dice la canción de Don McLean.

Sólo sé que con tanto trajín, aunque lleve unas cejas perfectas, voy de sudor hasta arriba y sólo tengo ganas de darme una ducha y ponerme ropa limpia.

Aún no he comido.

mayo 27, 2010

Time for a Change

Posted in Curro, la dura vida del teleoperador, Lonely moments a 9:52 am por La Petite en Belgique

Me estoy cansando de los oídos sordos y el mirar para otro lado. Cada uno quiere salvar su culo y punto. Llevo días pidiendo ayuda y nadie quiere darse por enterado.

Yo sólo tengo dos manos y un cerebro, así que calculo que sólo puedo hacer el trabajo de una persona. Sigo sin entender por qué se me asignan a mí muchas de las tareas extras.

Tengo la sensación de que la goma no puede estirarse hasta el infinito. Algún día va a volver a hacer PUM.

Llevo días con nudos en la espalda, agotada, con las defensas bajas y ni si quiera una buena noche de descanso me alivia. El médico me ha vuelto a decir que intente evitar los cambios de turno y que encuentre otra cosa más cerca de casa. Ojalá fuera tan fácil.

mayo 26, 2010

Cena este viernes

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas a 10:47 am por La Petite en Belgique

Este viernes tenemos pensado ir de cena con personas que hemos conocido en la quedada de L’Archiduc.

El plan, si no hay cambios, es ir al Tapas Locas. Es un restaurante que está en el centro, sirven buenas tapas y está bien de precio. Justo por esa razón, habrá que reservar, pues siempre está a tope y todas las veces que hemos ido, hemos tenido que esperar al menos media hora para que se liberar alguna mesa (siempre hemos ido sin reservar).

Si a algún lector le apetece venirse este viernes, que me avise, para poder reservar mesa debidamente 🙂

mayo 25, 2010

Respeto

Posted in Belgica y los belgas, Curro, la dura vida del teleoperador a 12:56 pm por La Petite en Belgique

Porque las razones en una discusión, si no hay respeto, no valen nada.

El viernes me ha tocado tragarme ciertos comentarios totalmente faltos de respeto por parte de un compañero que no hizo lo que tenía que haber hecho hace dos meses. Él no hace su parte y yo me tengo que tragar sus palabras como si la culpa fuera mía. Y encima menospreciándome y yo hasta el cuello de trabajo.

Unas lágrimas de rabia y a esperar a un nuevo día.

Qué ganas de irme.

mayo 21, 2010

Intruso

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas, el Ken, Lonely moments a 8:13 pm por La Petite en Belgique

Estoy preocupada. Ayer el Ken me contó que, al llegar del trabajo, cuando estaba aparcando la moto, un desconocido se le acercó y le dio conversación. Cosas triviales, que la moto era muy bonita y parecía una Harley, que si el tiempo, que si aquello, que si lo de más allá.

Nada importante, si no fuera por el hecho de que hoy lo ha vuelto a ver. De hecho, lo vio mientras se le acercaba por la calle. Empezaron a hablar de nuevo de cosas sin importancia y el Ken, que es demasiado inocente, se sentía solo y hoy ha tenido un día muy duro, observó impertérrito como el desconocido lo acompañaba a casa, subía con él en el ascensor y pasaba hasta el salón.

Cuando llegué a casa, todo lo que el Ken me contó es que le ofreció un vaso de agua y al poco rato se fue. Estaba en tal estado de shock que poco más pude sacarle. Que el tipo en cuestión es de padre belga y madre marroquí, que está muy orgulloso de ser belga (le enseñó su carnet), que tiene 22 años, que tiene una invalidez y no sé cuántas cosas más.

El Ken vivió toda su niñez en un pueblo de cuatro casas, y su madre siempre le dijo que no hablarle a la gente era de mala educación, cuando a todos nuestras madres nos han dicho que no hemos de hablar con desconocidos.

Ahora el Ken está durmiendo en el sofá. Está destrozado porque ha dormido poco, todo le ha salido mal hoy y se ha dado cuenta demasiado tarde de que no debía haber dejado que un desconocido viniera a casa.

Y yo estoy preocupada, porque he vivido más que él, y me da la sensación de que ese tipo lo estaba esperando las dos veces, y ahora no sólo sabe en qué edificio vivimos, sino también el piso. Sé que hay gente especialista en leer las emociones y aprovecharse, y sé que hoy el Ken era un blanco fácil, estaba débil. No sé qué quiere este tío, pero esta situación no me gusta. Hubiera querido sonsacarle más cosas al Ken, pero ha sido imposible. Decía no recordar casi nada.

Estoy paranoica. He revisado la casa entera y no dejo de mirar por la ventana.

Fiesta Rociera en Vilvoorde

Posted in Belgica y los belgas a 11:14 am por La Petite en Belgique

Mañana sábado el Ken y yo seguramente iremos a la Fiesta Rociera que se celebra en Vilvoorde.

Si a alguien le apetece unirse y no tiene mi número, me puede enviar un email y lo arreglamos 🙂

mayo 20, 2010

Spidermen

Posted in Escalada a 10:31 am por La Petite en Belgique

Hace dos días, por casualidad, encontré este vídeo. Qué envidia me dan estos chicos, ojalá yo escalara la décima parte de bien. Me sudaban las manos sólo de verlos.

Visto en: No spot

mayo 19, 2010

Impostor

Posted in Curro, General, la dura vida del teleoperador a 2:43 pm por La Petite en Belgique

Hoy ha llamado un usuario español haciéndose pasar por otro. Me han dado ganas de reírme al teléfono y llamarle idiota, pero no me ha parecido adecuado.

Quien ha llamado es un manager que se cree más importante de lo que es y llama a diestro y siniestro, te canta al teléfono, te manda taparte los ojos mientras tomas control de su ordenador (porque necesita abrir un mail confidencial), se cree con derecho a todo y le encanta manejar todo el cotarro.

Por eso sé que era él, porque su voz y estilo son inconfundibles, y porque tenemos muy pocos usuarios, así que uno acaba conociéndolos a casi todos.

Ha llamado para pedir un acceso a una aplicación y yo le he dicho que le iba a enviar un mail para que me respondiera a unas preguntas y me enviase la aprobación de su superior. Me ha pedido si podía darme los datos por teléfono. Ha dicho que no tenía acceso a su correo porque no estaba delante del ordenador (ja, claro que no estaba delante del ordenador del susodicho, porque no era él). Le he preguntado que como pensaba darme la aprobación por teléfono…

Odio esta gente que te toman por tonta. Lo malo es que me tengo que morder la lengua porque es mi trabajo.

Ande yo caliente…

Posted in Curro, la dura vida del teleoperador a 2:13 pm por La Petite en Belgique

Me molesta cuando ayudas a alguien, al final acaba perjudicándote a ti, y esa persona luego pasa de todo como si no fuera con ella. No sólo me molesta, es que se me pone un mal humor que le tiraría el ordenador a la cabeza.

Página siguiente