mayo 19, 2010

Cine mudo con pianista incoporado

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas, Cine, Cinematek a 10:34 am por La Petite en Belgique

El domingo volvimos al Cinematek, esta vez a ver The Iron Horse, de John Ford. Es una película de 1924, antes de la aparición del cine sonoro (1927, con El Cantor de Jazz), que relata la construcción del primer ferrocarril transcontinental, cruzando los Estados Unidos de lado a lado. Al igual que The Killing Fields, es algo más que una película épica. No sólo habla de un importante hecho para la humanidad, sino que se sirve de las historias humanas para contarlo. El ferrocarril comenzó como el sueño de un hombre sin prejuicios, que desgraciadamente fue asesinado mientras perseguía su objetivo.

El final de la película se celebra con la unión o boda de las dos vías y la unión de los protagonistas, separados desde el principio de la película.

Como siempre, John Ford nos hace disfrutar del cine a lo grande. No sólo unas composiciones grandiosas (inolvidable la imagen de las sombras de los indios Cheyenes recortada sobre el tren) sino que, como siempre, la dirección de actores es inmejorable. Ya en Centauros del Desierto (The Searchers) pudimos ver una de las grandes caricias del cine (Martha acariciando el abrigo de Ethan demuestra que ése era el amor de su vida), y en The Iron Horse también vemos manos crispadas, gestos que parecen involuntarios y demuestran angustia. John Ford sabía como utilizar el lenguaje corporal para transmitir sensaciones al público.

Una curiosidad es que las dos locomotoras que aparecen al final (116 y Pacific), cuando se unen las vías, son las verdaderas locomotoras de la Union Pacific y la Central Pacific.

Ver este tipo de películas en el Cinematek es un auténtico lujo, ya que por tan sólo tres euros uno puede ver la película en una pequeña sala de 28 butacas mientras un pianista, en una esquina de la sala, interpreta la banda sonora original de la película. Tal y como sucedía en los tiempos del cine mudo.

6 comentarios »

  1. barbaravb said,

    Qué bonito, me das una envidia…
    ¿Hay algún director mejor que John Ford? Yo creo que no. La escena de la que hablas en Centauros es una de mis favoritas, lo que más me gusta es que transcurre en un segundo plano, mientras Ethan y su hermano están hablando en primer término. JF, rey del plano medio.

    • Bueno, pues ya sabes que estás invitada a Bruselas cuando tú quieras. Ahora tenemos un apartamento digno y un sofá-cama de 1.60 para los invitados🙂

      Qué buen buen director. Rey del plano medio y del plano americano, para poder mostrar las pistolas y, según se dice, porque John Wayne era tan alto que no cabía en un plano general corto.

      • barbaravb said,

        Odio la manía actual de meter primeros planos a diestro y siniestro. En un plano medio puedes contar muchas cosas a la vez, con solo hacer que transcurran en segundo plano.

  2. dragonfly said,

    Otra película que me apunto … no he visto nada de Ford😦

    besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: