julio 6, 2010

Alergia

Posted in Anecdotas, Belgica y los belgas, la dura vida del teleoperador a 11:00 am por La Petite en Belgique

Esta mañana me he levantado temprano y he salido a correr. Al llegar al trabajo, fui a la cafetería a comprar un plátano, pero como estaban verdes, al final me he decantado por una manzana.

Tras acabar de comerla me han empezado a picar las encías, y unos veinte minutos después se me ha hinchado un poco la parte izquierda de la boca (es como si tuviera los músculos agarrotados). Al cabo de una hora he tenido problemas para respirar.

Me he asustado mucho. Me levanté a toda velocidad y busqué  mis inhaladores y pedí ayuda. Mi jefe me llevó a recepción a ver si tenían algo útil en el botiquín. Las de recepción tan solo contestaron con toda la cama del mundo que qué queríamos. Han llamado a un médico y me han dicho que me tomara algún antihistamínico. Yo no llevaba ninguno encima, pero un compañero me ha dado una pastilla.

Otra de las múltiples sorpresas de ser polialérgica, que nunca sabes qué alergia nueva aparecerá mañana.

9 comentarios »

  1. oria said,

    Joe que susto y que huevazos en tu oficina!

  2. ethon said,

    A mí me ocurrió algo parecido en un viaje por los USA. Uno de los comensales de la cena llevaba antihistamínicos, pero no me suelen surtir efecto. Acabé en el hospital. Cortisona directamente en vena y arreglado.🙂

    • Vaya susto, Ethon, y encima en el extranjero. Espero que pudieras llegar rápido al hospital.

      Al final a mí me pasó como a ti😦

      • ethon said,

        Tuve suerte, si es que eso existe. Estaba con amigos del lugar, uno de ellos alérgico también, que es el que se dio cuenta del asunto. Yo empezaba a notar síntomas, pero no les estaba dando importancia. Al parecer mi rostro se estaba deformando y es lo que él vio. Me miró y me dijo: Necesitas antihistamínicos, y me dio uno. Como no me hacía efecto, me llevó en su coche al hospital.

        Tengo una norma que siempre llevo a rajatabla, entonces también: Cuando estés lejos de casa, no comas nada raro. No comí nada que no hubiera comido antes. Lo que sucede es que no puedes controlar todos los ingredientes que echan, o cómo preparan las cosas. Algo habría que no controlé, como algo tendría esa manzana, que me provocó una reacción.

  3. isitabcn said,

    Vaya con las alergias. Desde luego, el personal de recepción debería llevarse un premio al pasotismo… y premio a la mala leche para la que controla las faltas (y menos mal que te ibas en ambulancia).

    • isitabcn said,

      Bueno, el comentario iba para el post Alergia (segunda parte), pero se me ha colado aquí. Un besote

  4. dragonfly said,

    Bufff me ha puesto los pelos de punta el post, me alegro mucho mucho de que estés bien!

    Y a los de recepcion y los del departamento de faltas pues como que dejen las drogas …

    un abrazo grandote

  5. […] es que leo en el blog de La Petite un par de historias, en realidad la misma en dos capítulos (éste y éste) que me resultan familiares, porque yo he pasado exactamente por el mismo trance: comer […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: