julio 9, 2010

El tiempo se detiene

Posted in Belgica y los belgas, el Ken, Lonely moments a 1:09 pm por La Petite en Belgique

No sé si son las circunstancias o las hormonas, pero la tónica general de esta semana es el mal humor. El Ken  lleva desde el lunes en UK (yo iré hoy y pasaremos el fin de semana en Londres) y mi semana se resume en muy pocas palabras: trabajo anodino (recibimos muy pocas llamadas), manzana de Blancanieves, hospital, casa y dormir. Lo único que me ha producido más placer ha sido: lo que he bailado el martes (aunque seguía un poco asustada por lo de la alergia), la lectura, las llamadas del Ken y la llamada a uno de mis amigos de España. Nada más. Ni un solo compañero de curro que se haya ofrecido a llevarme en coche a una farmacia o al hospital (la bromita de la ambulancia me han dicho que me costará entre 200 y 300 euros). Es verdad que hay pocos con coche, pero habelos haylos. Las horas de comer las suelo pasar sola leyendo. Somos muy pocos en el equipo y hay que ir uno por uno. Salgo del trabajo y llego a las siete a Bruselas. Ayer jueves probé a ir a una librería, pero las tiendas de la zona estaban casi todas cerradas. El miércoles fui a ver parte del partido con un conocido que ha retornado a Bélgica por un año, pero me fui a la mitad porque estaba agotada (la noche anterior apenas había dormido por miedo a volver a hincharme debido a la alergia), no veía nada, no me gusta el fútbol y me dolía la espalda de estar de pie.

Otro detalle bueno ha sido un mail que he recibido del que va a ser mi mentor en el trabajo nuevo. Habla del cursillo de Atlanta. Cuando conseguí el trabajo me sentí muy relajada porque la búsqueda había acabado, pero ahora los días se hacen eternos. Dos meses de espera, las horas que pasan, los trenes que cojo, las conversaciones que no suceden.

Estoy en un impás y siento que el tiempo se ha parado. Me gustaría dormir este mes y pico que me queda o dar un salto en el tiempo que me lleve hasta el 16 de agosto. Quiero un cambio ya. Odio esta vida vacía en Bélgica con un trabajo vacío y una casa vacía. Sigo totalmente convencida de que si no fuera por el Ken yo estaría a muchos kilómetros de aquí, con crisis o sin crisis.

4 comentarios »

  1. corsaria said,

    Bueno, al menos sabes que ha terminado la pesadilla. Ahora es cuestión de esperar. Se dice que el que espera desespera… pero bueno.

    Si eso te puedo enviar un poquito del sol de aquí. Besos petite.🙂

  2. Tesa said,

    Va Petite, q ahora tenemos algo de solete (ojala meteo.be se equivoque y no tengamos tb tormenta esta noche).

    Cuando te des cuenta será el 16, lo de esperarlo con tantas ganas sólo es peor. Que vas a pasar el fin de semana en Londres!. Ya verás como todo mejora… Tiempo al tiempo.

  3. barbaravb said,

    A mí también me parece a veces que lo único que hago es trabajar y dormir, con breves pausas para hacer la limpieza.

    Piensa en lo que vas a ganar con el cambio. ¿Te van a mandar a ese cursillo a Atlanta? Visita la sede de Coca-Cola por mí!

  4. dragonfly said,

    Muchísimo ánimo. A veces parece que el tiempo se detiene


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: