julio 13, 2010

Anonimato

Posted in Blogs, Lonely moments a 7:05 am por La Petite en Belgique

Llevo días pensando y cada vez estoy más convencida. Cuando creé este blog, quería que fuera anónimo, que nadie supiera quién soy, y si algún conocido se topara con él, que le costase reconocerme. Pero cada vez es más difícil. Os he añadido a unos cuantos a mi cuenta de FB y ahora veo que hay muchas vías de entrada hacia el blog. Sé que si alguno de vosotros ayudasteis a que esta situación se agravara, no fue a propósito, pero este blog no nació con la misma intención que otros. Si hubiera querido poner mi nombre o mi foto, lo hubiera hecho, pero no, no he querido.

Ahora mismo no sé si ponerle al blog una contraseña o borrar mi cuenta de FB. No me gustaría hacer ninguna de las dos cosas por diferentes razones. Pero esto no puede seguir así.

Este blog es una válvula de escape, no un escaparate para aquellos que me conocen y que no han sido invitados, no un lugar donde puedan leer entre líneas.

28 comentarios »

  1. dragonfly said,

    Bufff😦 te entiendo perfectamente. Mucho ánimo y tomes la decisión que tomes la respetaremos

    saludos

  2. ethon said,

    Tal vez sea el momento de cambiar de nick y/o de blog.

    • No me gusta darte la razón en esto, Ethon, pero es verdad que no puedo cerrar los ojos ante la evidencia. Lo maduraré durante algunos días.

  3. angua said,

    A mi al principio me pasó lo mismo con mi blog. Me llamaban mis padres diciéndome que como iba contando según que cosas. Borré cualquier referencia a mi vida y dejé de hablar de cosas personales.

    Puedes hacer ambas cosas, o poner el blog bajo contraseña, o dejar de hablar de según que temas… o cambiar de blog y de nick y de todo.

    Un beso

  4. oria said,

    Una pena que te veas en esas. Con el tiempo mi blog se ha ido haciendo público entre familiares y aunque pensaba que no me leían porque no me lo decían luego me he dado cuenta que me leían en secreto. Me he visto en tu misma situación pero al final pasé de todo y escribo lo que me parece cuando me apetece.

  5. eledhwen said,

    Ummm, veamos.
    Por un lado, preferirías no prescindir ni de FB, ni del blog.
    Por otro tenemos que Facebook puede ser muy divertido, pero en cuanto a privacidad es un coladero, incluso haciendo uso de las herramientas de que dispone (ya te conté cómo las uso yo y aún así no estoy nada satisfecha).
    WordPress, en cambio, tiene varias opciones interesantes. Puedes crear, que recuerde de memoria, al menos tres tipos de entradas: posts sólo para tí, privados con contraseña para quienes tú decidas y públicos.

    Creo que por ahí puedes encontrar una solución al menos temporal. Y sí, obvio, rompe la relación de tu cuenta de Facebook con el blog.

    • Sí, pero el problema es que no he sido yo quien ha creado esa relación, al menos directamente. Ha sido creada por contactos. Sé que no ha sido con mala intención, pero no todos vemos los blogs de la misma manera.

  6. bulltza said,

    Sabes, yo cree el blog solo para los amigos, luego la familia lo encontró (mi hermana tuvo que abrir la boca), un par de años más tarde lo encontró la secretaria del departamento, y de ahí el grupo de españoles de la empresa. Yo fui mucho más descuidado puesto que puse mi nombre y fotos en el blog, desde hace un par de años me siento atado de pies y manos pues muchos posts escribo y nunca los publico porque la gente que me rodea los puede leer. He pensado varias veces en abrir un blog con una personalidad inventada (funcionaría mejor que un anónimo), poniendo siempre nombres inventados, quien sabe, tal vez algún día…

  7. O Suso said,

    De todas las opciones me quedo con la de Oria, escribir y punto… sé que para ti es difícil y que te gustaría controlar esto, pero es incontrolable, o eso creo.
    Ya sabes que yo escribo como hablo, desde el alma, desde el corazón o la pasión por la vida y el humor, siempre he sido politicamente incorrecto, y no me importa, por eso si alguien lee algo en el blog y esta emponzoñando cosas por detras, me da igual,porque ese veneno es para ese ser despreciable. Como siempre, Carma, lo que das viene, y lo que haces dice algo de ti…
    Puedes ocultarte, cerrar, dejar de ser en internet, y eso, te convierte en…?
    Ánimo amiga, un abrazo que me parece que te vendrá bien

    • bulltza said,

      Suso, tu forma de verlo es muy noble y romántica pero no es real o eso o no tienes un blog en el cual hablas de tus cosas personales. Si yo tengo un blog y un día estoy enfadado con mi jefe, si sé que mi jefe lo puede encontrar no lo voy a contar, sobretodo porque me juego el trabajo, sobretodo si hablo de cosas pequeñas, evidentemente si tengo un problema grande con mi jefe voy y lo hablo con él pero si lo cuento en el blog me quedo sin trabajo seguro. Si tuviese un blog anónimo podría contarlo sin problemas y poniendo nombres ficticios, sería un blog sin duda más real a pesar de vivir de personajes ficticios.

      Además ninguno somos santos, todos tenemos cosas que esconder por nuestro bien, para eso está nuesta privacidad y no vivimos en 1984. Cuanto más conocido es tu blog, más cosas escondemos, es ley de vida, algo que por cierto, en facebook no puedes controlar

  8. Jolan said,

    La verdad que sería una pena si lo cerrases, porque a los visitantes eventuales para los que sigues siendo una persona anónima, como mi caso, es un sitio donde encontrar mucho sentimiento afín y leer reflexiones muy interesantes, y más cuando en mi caso particular soy un futurible habitante de la misma ciudad que te acoge ahora.

    Pero por supuesto un blog es algo muy personal, e igual de personal y respetabilísima es la decisión que tomes.

    Saludos, petite.🙂

  9. Jolan said,

    Por cierto, si sirve de algo, tan sólo añadir que debo ser de los pocos internautas sin cuenta de facebook todavía. Seré un poco arcaico, pero es que precisamente FB me parece una forma de airear la vida de uno en la red que no me atrae nada (amén de que tampoco me interesa/apetece que ciertas personas de mi pasado tengan por qué saber de mi a estas alturas). Y total, a mis verdaderos amigos y contactos cercanos ya los tengo a mano o a golpe de móvil sin necesidad de las redes sociales, de las que desconfío un poco, la verdad.

  10. dudo said,

    ay, dios, que no sé si habré tenido yo algo que ver. jolines jolines espero que no.
    La verdad es que yo tampoco quiero que la gente de fbk (entre la que hay familia, amigos de toda la vida y tres o cuatro bloggers a los que realmente aprecio, como tú). Pero a veces es inevitable.
    Yo trato de no darle muchas vueltas, pero es posible que llegue el día de cancelar las cuentas. Y supongo que no sería una decisión satisfactoria, pero puede que sí necesaria.
    Es curioso… cuando me presenté a la opo pensé que, claro, no podría tener el blog, ni el fbk, no podría darles tantos datos a mis alumnos, tanta información sobre mí. Y ahora que me ha salido mal… mira, no me lo tengo que plantear, al menos por el momento.
    Haz lo que te deje tranquila, petite.
    Un abrazo.

  11. isita said,

    Tanto facebook como un blog son decisiones personales. Uno las tiene para disfrutar, no para amargarse. Por eso mismo, si no estás a gusto, tendrás que tomar una decisión drástica.
    Sería una lástima que desaparecieses de nuestro mundo virtual, pero acataremos la decisión, sea la que sea.
    Besotes.

  12. corsaria said,

    El coladero están en fb, controla por ese lado. ¿Cómo? Eliminar cualquier mención allí acerca del blog, e indicar lo mismo a tus contactos. Otra solución es usar dos fb: uno el personal donde nunca mencionar para nada el blog. Y otro el lúdico-anónimo: donde si pueden salir referencias al blog.🙂

    En todo caso, pienso que el coladero es fb, no el blog. Las posibilidades que da para socializar y demás, son un peligro muy serio. Hay cosas que se piensa que están allí a buen recaudo pero no, no lo están. Y de poco sirve que tu seas muy cuidadosa en tu fb. si tus contactos no lo son.

    Besos petite.🙂

  13. A ver, voy a explicar un poco qué ha pasado y como yo lo veo. La intención con mi blog no es la de poner a todo el mundo verde y escudarme en el anonimato. El blog es una válvula de escape de las situaciones que me producen estrés. El problema es que hay algunas personas que también me lo producen, y ahí esas personas son las que no quiero que lo lean. En el anterior trabajo me producían estrés casi todos, en el de ahora son más las circunstancias. Pero hay una persona en especial que no quiero que lo lea, y es mi padre. No sé si estará leyendo esto, pero creo que debo explicar lo que pasa.

    Cuando vivía con nosotros nunca tuve la libertad para ser yo. Me juzgaba y siempre me atacaba diciendo que no entendía como yo hacía según que cosas porque él me creía más inteligente, etc. Así pasaron muchos años de mi vida hasta que cupe perfectamente en su molde. Luego me di cuenta de que la vida no era como el me la contaba, así que empezamos a chocar. Luego se fue de casa, un dramón, pero todas respiramos, porque la dictadura se había acabado. Poco a poco he ido descubriendo que mi padre no es la persona que él me hacía ver. Detrás de esa honestidad había mentiras, detrás de esa honradez y decoro, cosas oscuras que no comentaré aquí. A veces pienso que me vine a Bélgica en parte por escapar de todo eso que me marcó durante muchos años, su influencia, sus ideas, su actitud de espía (tiene contactos en todas partes y soy consciente de que alguna vez me ha seguido). Por todo eso, no quiero que lea mi blog.

    Otra razón que tengo es que no me gusta preocupar a la familia. Del chungo de la semana pasada aún no les he contado nada. Se lo contaré a su debido tiempo, cuando vaya, pero siempre he odiado llamarlos cuando estoy mal, porque sé que estamos lejos y sé que sería preocuparlos en exceso. Al parecer mi madre hace lo mismo. La semana pasada nadie llamó a nadie, y justo el viernes va y me dice que había estado toda la semana preocupadísima porque tenía que ir a hacer una mamografía. De tal palo…

    Cuando abrí mi cuenta de FB parecía todo bastante seguro. Es decir, si dependía de mí, no se escaparía nada. Pero luego empecé a añadir a varios blogueros, y me dije que si ellos tampoco decían nada, no pasaría nada. Pero luego me di cuenta de que estoy en el blogroll de varios, y luego algunos empezaron a añadir links a posts suyos. Me asusté un poco cuando Isita puso un link al post donde sale nuestra foto con el link a este blog.

    Pero la gota que colmó el vaso fue el el lunes por la noche. Después de varias semanas, llamó mi padre. Antes llamaba a menudo, hasta que descubrí que había llamado a mi ex-jefe para que me vigilara en Argelia y me ocultase que le había escrito. Me cabreé mucho aquella vez y desde entonces lo único que hace es escribirme mails y ver que hago en FB. La cuestión es que me llamó el lunes y le noté algo en el tono de voz. Sonaba preocupado y decía que tenía la sensación de que yo había estado mal y que llamaba para comprobarlo. Después de todos los desengaños que he tenido con él, fácilmente puedo traducir sus palabras por “he leído tu blog”.

    Tengo contador y puedo saber más o menos de donde visitan el blog, pero tiene un límite a las últimas 100 visitas, así que hoy en día, de poco vale, ya que cada día las visitas pueden ser más de 100, y no quiero entrar en la dinámica de comprobarlo a todas horas. Además de que también es posible visitar la página de forma anónima, aunque esto no creo que él lo sepa.

    Así que es sólo eso, necesidad de intimidad. El poder alejarme a voluntad y no sentir que sigue vigilando mi vida con lupa. Demasiados años dentro del molde como para ser capaz de escribir libremente.

  14. borjemon said,

    Como ya te han dicho esto es algo muy personal. No te puedo dar muchas lecciones ya que yo el mio acabé abandonándolo por cansancio y porque no me apetecía contar ciertas cosas ya que al final el mio también acabo saliendo a la luz.

    Para la proxima vez, como alguien ya te ha comentado, y por ahorrarte disgustos, si abres otro blog y quieres tener blogueros en FB te aconsejo te abras un facebook con nombre Petite y allí cuentes las cosas relacionadas con el blog y no mezcles cuentas (evidentemente no lo abras con Petite ya que ese nombre está “quemado”😉 ). De todas formas, tambien dentro de Facebook puedes controlar más o menos que quieres que vean o que no vean cierta gente (listas de amigos).

    Por cierto, acabo de leer todo lo de la alergia. Mucho animo, espero que te recuperes.

  15. Sí, es cierto que tendría que haber hecho dos cuentas diferentes, pero ahora el daño ya está hecho.

    Uno puede ser cuidadoso, pero suele colarse información a través de las amistades.

  16. Mariajo said,

    Hola Petite!!!

    Yo soy de las que llegó un día por casualidad aquí y aquí me quedé.
    Porque me encanta leerte, me gusta cómo escribes.

    A veces he entrado todos los días, otras de vez en cuando, pero siempre quiero volver para saber cómo te va todo y cómo lo cuentas. Porque sobre todo me gusta la naturalidad con las que hablas de lo cotidiano, del Ken, de los problemas del trabajo, del día a día, … de tu vida.
    Y como es tu vida, tú decides. Supongo que si tienes que escribir
    midiéndote y pensando si esto lo leerá éste o aquel, lo que en un momento empezó como algo agradable se convertirá en una fuente de estrés. Y bastante hay ya en el mundo real para sufrirlo también en el virtual.

    Tienes que seguir escribiendo relajada, sin sentir los ojos acechantes en cada párrafo, sin pensar en las repercusiones que va a tener en los demás lo que digan.
    Esto ha de ser un placer. Una vía de escape. Un lugar donde te puedas lanzar sin miedo al batacazo, sin cortapisas.

    Si esto desaparece quizás te pierda la pista para siempre. Sin embargo creo que es un buen momento para recomenzar y que siga siendo lo que tú querías que fuera. Pon tú los límites. Elige quién, cómo, dónde y hasta dónde.
    Un abrazo:))))

  17. O Suso said,

    Por alusiones Bulltza(bnito nombre, será real??):Si, tengo un blog y si ,escribo cosas personales en el, pero son cosas que siento y quiero contar…Las que siento y no quiero contar se quedan en mis cuadernos.
    Lo unico que digo es que toda accion que realizamos nos define, en parte claro.Asi que si eres desconfiado, pues seras un ser desconfiado, si siientes miedo, un ser miedoso,pues eso.

    A Petite se que te agovian estas cosas, solo te pido que respires y escuches conmigo aquella canción:
    Aaaaa no hay que llorar, que la vida es un carnavaaaal!!!

    bromas a parte, como te dije, digo y diré: SIGUE TU CORAZON, EL ES SABIO

    Ah y si abres otro blog con personalidad ficticia mandamelo por correo carallo!😉

  18. isita said,

    Bueno, aquí está la que ha metido la pata con la foto… si lo sé se queda en la memoria del ordenador.

    Lo del link al blog en el Facebook, sólo se lo puse a Dudo, para que lo viera. Ya sé que Facebook tiene grandes fisuras, pero intento tenerlo lo más cerrado que puedo para la gente que no está en mi lista de amigos (y para algunos de estos “amigos” tambien).

    Lo siento mucho, no era mi intención crearte un problema. Besotes

  19. Liryel said,

    A mí me pasa igual, Petite. Bueno, igual no, yo no creé mi blog anónimo, lo hice justo queriendo compartir cosas con la gente a la que no veo tanto y también por mí misma… pero nunca creí que llegaría el punto de tener que estar midiendo mis palabras. Por eso ya no escribo

  20. L. said,

    Bueno, he estado pensando y no se me ocurre una situación en la que yo pudiera haber metido la pata, intento ser cuidadosa porque tú lo pediste y lo respeto. Sobre lo que haya hecho cierta “vaca bloguera” ya no sé qué decirte, porque no tengo ni idea de si podría ser uno de los desencadenantes del problema.

    En cualquier caso, me disculpo si ha salido de nosotros.

    Sobre lo que deberías hacer en el futuro… eso sólo puedes decidirlo tú. Siendo egoísta, te diría que pasaras de todo e hicieras y dijeras lo que te diera la gana (que ya te llegó el momento), sobre todo porque soy fan de tu blog y lo echaría de menos si desapareciera. Pero repito, eso sólo puedes decidirlo tú.

    Ánimo!

  21. L. said,

    De todos modos, entiendo tu postura, porque sé que pones mucho de ti en este blog y eso, hasta cierto punto, te hace vulnerable. Te lo dice una persona que no sabe si tendría la valentía de hacerlo (un blog tan personal, me refiero).

    Por mi parte, seguir leyéndote sería un regalo porque la forma en la que cuentas las cosas nos hace sentir como si fueras alguien de la familia que está lejos, pero que nos deja asomarnos por una mirilla para saber de su vida. Es agradable saber que estás por ahí y que sigues adelante, cómo te van las cosas, qué sientes… en mi caso, al menos, no es por cotilleo, es que tu blog me provoca una sensación de familiaridad, de cotidianidad que me hace sentir a gusto y “en casa” (virtual). Es por eso que lo echaría de menos.

  22. Fer said,

    Buf. Acabo de leer el artículo (estoy poniéndome al día tras nuestro viajecito anglosajón) y no dejo de asombrarme.
    De entrada, siento muchísimo que te hayas tenido que ver en esta situación. Antes que un blog y que un féisbuq está la dignidad y la privacidad personal, el derecho de cada uno a elegir qué contar y qué no (a no ser que hayas asesinado a una familia de comadrejas y te lo calles: eso está fatal).
    Tú eres la dueña de tu vida, tanto física como virtual. Y si en algún momento, como ha apuntado L., he tenido algo que ver en “destapar” este pastel te pido perdón.
    Al igual que L., desde luego que no tengo entre mis planes el de andar fastidiando a quienes aprecio por estos cibernéticos pagos. Cuando entro aquí y leo lo que escribes no es por cotillear, sino por saber qué es de ti, cómo andas, qué tal te ha ido un viaje o qué narices le pasa a la loca fauna que puebla Bélgica. Tanto tú como el Ken, como dice L., transmitís esa sensación de familiaridad que provoca la fidelidad a un blog.
    Pero, por otro lado, es comprensible que quieras parar el rumbo del asunto. Y creo que la mayoría de tus lectores lo entenderemos.
    Si optas por cambiar de dirección, de identidad o de avatar (que siempre me ha hecho gracia, aunque no lo identifico) lo aceptamos. Pero espero que mantengamos el contacto de un modo u otro.
    Un abrazo y muchos ánimos.

  23. carlosbcn said,

    Me he leído la entrada y tu comentario en los comentarios (¡y el resto de comentarios!), y creo que te entiendo perfectamente, además está muy bien explicado. En mi caso, mi página-blog-loquesea no es especialmente personal, o al menos no tanto como este, y evito mencionar muchas cosas, pero aun así no puedo evitar ir dejando un goteo de información casi-personal. Una época lo puse privado… y me quedé de piedra de la cantidad de gente que me pidió acceso o al menos me preguntó cómo es que ya no podía entrar. Esta sensación de que te siguen desde el silencio de los corderos (o de las almorranas xD) es realmente inquietante.

    Igual te robo la idea para una de mis 29 entradas xDDD ¡pero no te preocupes que si lo hago te citaré! Hagas lo que hagas, ánimo.

  24. Muchas gracias por pasarte por aquí, Carlosbcn, y por tu comentario. La verdad es que sigo dudando sobre qué hacer. Sigo con miedo a escribir libremente, pero soy una persona de costumbres fijas y me resisto a la idea de cerrar esto. Me acordé de tu página-blog y pensé en poner acceso con contraseña. Sigo dándole vueltas. De todas formas sé que nunca sabré si realmente ha accedido quien no me gustaría que lo hiciera.

  25. […] ocasión: el anonimato en Internet, concretamente en el ámbito de los blogs. Os recomiendo que leáis su entrada, pues seguramente yo me enrollaré mucho más y al final no se habrá entendido la idea. También […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: