marzo 19, 2011

Costumbres

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas, Reflexiones a 4:00 pm por La Petite en Belgique

Hoy por la mañana subía por las escaleras del metro una mujer bastante mayor, con un bastón y un carrito de la compra. Estaba vacío, pero no dejaba de ser un estorbo para alguien que necesita un bastón para caminar. Había bastante gente, hombres, mujeres y niños. ¿Y sabéis qué? Nadie se ofreció a echarle una mano. Yo me acerqué y le cogí el carrito, y la pobre señora, que bastante trabajo tenía para subir las escaleras, me sonrió y me lo agradeció como si le acabara de salvar la vida.

Este tipo de situaciones son las que me sacan de quicio en este país. Nadie te ayuda a subir las escaleras cuando llevas dos maletas, casi nadie te recoge el gorro cuando se te ha caído al suelo y no te has dado cuenta.

El jueves pasado acabé de trabajar antes de lo normal y fui a una mercería. Eran las 17:50 y quedaban diez minutos para que cerrara. Entré disculpándome por la hora y me quedé sorprendida cuando la mujer me sonrió y fue muy agradable conmigo. El sábado volví y descubrí que era española.

No quiero decir que los belgas sean peores, pero sí es cierto que no acabo de acostumbrarme a estas diferencias. Para ellos nosotros somos unos maleducados porque nos metemos en la vida de todo el mundo, y para nosotros ellos son unos egoístas y unos tacaños.

Estoy bien, de verdad, creo que ya me tocaba un día así.

5 comentarios »

  1. corsaria said,

    Supongo que de todo hay, en todos lados. Aunque siempre llama la atención lo más extendido, sea para bien o para mal. Creo que el individualismo (por no decir egoísmo) se está extendiendo como una mancha de aceite por el mundo occidental. Menos mal que quedan personas que valoran actos como el tuyo. Besos petite🙂

    • El problema es que aquí no los educan para ayudar a los mayores. Lo que les enseñan es que no deben meterse con la persona mayor porque la persona mayor quiere hacer las cosas por sí misma y le puede molestar que se le acerque un desconocido.

      Yo no vi que yo le molestara a la mujer del carrito.

  2. Frikitiva said,

    Jaté que yo siempre he pensado que era al revés: yo veo que aquí, la gente ayuda menos a los desconocidos y, en general, suele mirar menos por los demás y respetar someramente las normas de convivencia.

  3. O Suso said,

    En ese país faltan cañas en terrazas, ver pasar la vida charlando, viejas que se meten en la vida de los vecinos, niños montándola por la calle todo el verano, Georgie Dance con sus grandes exitos, porteras más aplicadas, colegios de curas y monjas bien castrantes (de donde salen los mayores revolucionarios, o por lo menos, los mejores filosofos de barra), solete, sonrisas, VeranoAzul, la Bola de Cristal, Faemino y Cansado, Toda la lista de presidentes de aquí, que dan para una telenovela buena buena…en fin, que no es lo mismo no.

    Un abrazo, y sigue siendo tú, que no te tiren esa sonrisa los hijos de la gran beljica😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: