mayo 18, 2011

Procedimientos

Posted in Bruselas, Curro, El gigante de tres letras a 4:28 pm por La Petite en Belgique

Este trabajo comenzó como algo prometedor. Un sueldo decente, promesas de un contrato fijo, entrada en una gran empresa, horarios flexibles, posibilidad de aprendizaje. Tengo un horario de 9 a 6, pero si llego 15 minutos tarde o me voy 15 minutos antes no pasa nada. Mi jefe hace el mismo horario flexible que yo. Cuando el departamento aún no pertenecía al Gigante de las tres letras todo era flexible en ambos sentidos. Cada uno trabajaba en los casos a su ritmo, había sitio para la improvisación y todo era fluído.

Yo entré después de la adquisición, y las cosas comenzaron a cambiar gradualmente. No impuestas por nuestro jefe, no, sino impuestas por los altos managers de Atlanta. Lo primero que hicieron fue sustituir el programa para registrar los casos. Teníamos una preciosa herramienta php y la sustituyeron por un programa diseñado en los años cuarenta. Literalmente. La flexibilidad de poder trabajar en un caso, saltar a otro, reflexionar sobre los dos a la vez se había acabado. Descubrimos un botón maldito, un botón que si no se pulsa, es imposible trabajar sobre un caso. Es como si se activara el caso y se pudieran hacer modificaciones sobre él (como abrir para escritura). No entendíamos el porqué de este botón maldito, un botón que sólo permite activar un caso de cada vez, lo que coharta esa flexibilidad que tanto ayuda a la creatividad y a la resolución de problemas.

Poco después nos quitaron la venda de los ojos y nos contaron para qué servía el botón maldito. Cuando un caso se “activa” el reloj comienza a correr, y cuando el caso se “desactiva” el reloj se para. Esto no nos dijo demasiado hasta que en las reuniones de cada miércoles con Atlanta, el mánager de nuestro mánager empezó a hablar de headcount, dinero y tiempo. El Gigante de las tres letras ve la crisis alrededor y quiere ahorrar dinero a toda costa. Es una empresa que se rige por los beneficios y sólo importan los números. El botón maldito cuenta las horas que cada uno de nosotros trabaja, y uno de los más altos managers en Atlanta está contando él mismo las horas que trabaja cada uno de los ingenieros de soporte. Como no sabíamos usar el botón maldito los números no cuadraban, así que en cada reunión de los miércoles se habla de justificar el headcount y de que como los números no cuadren se van a “tomar medidas” (no han dicho cuáles, pero está bastante claro).

Estamos obligados a tener 8 horas de tiempo trabajado cada día. Si dedicamos tiempo a otras tareas, hay que logarlo como tal. Se nos obliga a logar el tiempo de vacaciones y el tiempo de estar enfermo (8 horas por día). Nuestros compañeros de Alemania han ido a los sindicatos porque según las leyes alemanas, raya en la ilegalidad. Los descansos en teoría no se pueden logar, así que muchos pasamos de cogernos descansos.

Hay una tarea rotativa que es la de asignar los casos que llegan a cada uno del equipo. Cuando te toca esa tarea hay que monitorizar los casos entrantes de 8 a 5, y el tiempo para asignar cada caso es como máximo de 15 minutos. Conclusión: el día que toca asignar no hay pausa de mediodía y hay que trabajar 9 horas de las que sólo se pueden logar 8 porque no se nos permite hacer horas extras. ¿El Gigante está enterado de esto? No lo sé, pero dudo que sea legal, ya que la hora de comida no nos la pagan. Es cierto que ese día podemos trabajar desde casa, y no veais lo divertido que es hacer equilibrios con la sartén mientras suena la alarma en el portátil indicando que acaban de llegar a la vez cinco casos nuevos.

Se ve una clara intención de mover el soporte a Polonia, donde sería más barato. Se planeaba comenzar en otoño, pero desde febrero ya tenemos tres nuevos compañeros allá. Se nos ha informado de que la gente que dimita (de aquí, de los USA o de Alemania) será reemplazada por trabajadores en Polonia. Al cocodrilo y a mí nos han hecho un contrato de dos años. Creo que está bastante claro lo que va a pasar. Pero yo ya no estaré aquí para verlo.

Hace una semana dimitió un manager de nuestro departamento en USA. La razón: los muchos procedimientos sin sentido que están matando nuestro trabajo.

1 comentario »

  1. dragonfly said,

    😦 Siento mucho que no fuera tal y como esperabas.

    La verdad es que lo del botón maldito me parece fatal. Puedes no estar metido en el caso de marras y estar currando, mandando un correo, preguntando algo a un compañero, mil cosas😦

    Abrazo grande y ánimo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: