octubre 3, 2011

Perlas

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas, De médicos, Family Tales, Lonely moments, Vigo a 2:17 pm por La Petite en Belgique

Le dieron el alta a mi madre el sábado, me he vuelto a Bruselas el domingo y hoy lunes estoy trabajando pero no tengo energías. Ayer me he acostado y, después de dos semanas durmiendo cuando tenía tiempo, no podía pegar ojo. Me he levantado y he vuelto a la cama a ls 2 de la mañana, pensando en cómo me encontraría cinco horas después al oir el despertador.

Han sido unos días duros. La operación de mi madre, cosa sencilla en teoría y que te permite estar en casa dos días después, sufrió complicaciones. No encontraron todo lo que tenían que encontrar y luego, para colmo tenía la tensión tan baja (5,2), que le tuvieron que dar mucho líquido, tanto que se le acabaron encharcando los pulmones, pasando dos noches de pesadilla y llegaron a decirle que era posible que tuviera un fallo cardíaco. Era susto tras susto, una angustia contínua. En estos diez días sólo lloré dos veces: la noche tras la operación, en la casa de mi hermana, y ayer, al llegar al aeropuerto de Bruselas.

A pesar de los malos momentos que hemos pasado, hay ciertas cosas que sí merece que se hable de ellas por ser positivas, como rayitos de luz en medio de la oscuridad.

Nuestros vecinos se portaron de lujo. Una vecina se ofreció a hacernos la comida y otra (ex-auxiliar de enfermería) se ofreció el ir a pasar la noche con mi madre. Al final no hizo falta ninguna de las dos cosas, ya que estábamos mis tías, mi hermana y yo; pero llama la atención cuando se viene de un país donde uno puede morirse en casa y los vecinos no enterarse hasta pasado un mes y tan solo debido al olor a descomposición.

La mayoría de enfermeros y enfermeras que atendían a mi madre eran un encanto y muy trabajadores, pero guardo un especial recuerdo de una. Una chica cordobesa algo mayor que yo, con dos hijos. La tercera vez que entró en la habitación me fijé que tenía una tarjetita que decía “estudiante en prácticas”. Trabajaba con muchas ganas y siempre con la sonrisa en los labios. Está claro que nunca es tarde para cambiar de rumbo.

Pasaron muchas más cosas en estos diez días, pero hoy no tengo las energías para seguir hablando de ello. Tan solo decir que no quiero estar aquí.

Anuncios

7 comentarios »

  1. Sissa said,

    Me alegro muchísimo que haya pasado el susto de tu madre. Ahora te queda resolver lo tuyo, pero piensa que es algo que tiene solución. ¡Ánimos!

  2. barbaravb said,

    Menos mal que ya ha pasado todo, y espero que muy pronto estés de vuelta.

  3. Me alegro muchísimo que pasara el susto. Que mal se pasa 😦 Un gran abrazo para tu madre y otro para ti

    cruzo los dedos por ti

    mil besos y abrazos

  4. O SuSo said,

    Ya se ve la luz al final del tunel, ánimo…y si, nunca es tarde para cambiar de rumbo.

    Un abrazo fuerte!

  5. C.Martín said,

    Descansa, petite, descansa que han sido días muy duros.

    un beso

  6. Fer said,

    En fin, al menos todo ha quedado en un susto y, como bien dices, hay que centrarse en lo positivo.
    (La verdad es que a mí esos comportamientos de la gente se me hacen naturales, pero claro, no vamos a comparar la sociabilidad de España con el pasotismo belga).
    Un abrazo para ti y toda tu familia.

  7. maria said,

    Fíjate cuánto tiempo ha pasado y yo acabo leyendo ahora tu blog…no sé cómo llegué a él, pero estoy ahora mismo en una situación similar angustiosa y muerta de miedo.
    Y por otra parte, pensando -a mis 40 recién estrenados- en cambiar de rumbo. Es tarde? Estoy loca?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: