enero 27, 2012

Nuevo hogar

Posted in Madrid a 5:09 pm por La Petite en Belgique

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Quizás esto no sea una segunda parte, tan solo una nueva historia. Si queréis seguir leyéndome podéis visitarme aquí.

Anuncios

enero 12, 2012

Despedidas

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas, Circo del terror, Curro, El gigante de tres letras, Madrid, Mudanza a 4:56 pm por La Petite en Belgique

Después de todo lo mal que lo he pasado en este país y de mi salida del Circo de Terror casi con el rabo entre las piernas, me parece casi increíble cómo me estoy finalmente yendo. Me imaginaba mi partida de muchas maneras, pero no así.

El domingo organicé una quedada con las tejedoras a la que faltaron muchas de las habituales debido a las fechas, pero enseguida organizaron otra quedada de emergencia para este miércoles y allí estuvieron, alguna con lágrimas en los ojos. Es curioso, la gente del norte parece fría y distante, pero mi finlandesa demostró ser de todo menos eso. Prometo que cuando esté en Madrid le haré unos guantes super bonitos y se los enviaré a casa.

Y hoy, en la oficina hemos ido a comer fuera. Lo han decidido los jefes. Sí, me voy de Bélgica, pero por todo lo alto. Quieren que siga trabajando con ellos, y mi manager me acaba de decir que este año me corresponde el máximo bonus porque me lo he currado y porque ve mucho potencial en mí. Quieren que sigan con ellos, pero nadie sabe aún cuánto se podrá prolongar mi trabajo desde Madrid y si en la sede del Gigante de las Tres Letras aprobarán mi transferencia. El tiempo dirá.

Sólo puedo decir que estoy muy contenta, que esperaba estar más triste, aunque sé que al final cuando veamos el piso vacío y cerremos la puerta alguna lagrimilla caerá.

Gracias a todos los que hicisteis mi estancia aquí más agradable y fácil. Gracias Pikinb, te echaré de menos pero seguiremos en contacto. En cuanto encontremos apartamento ya sabes dónde estás invitado.

No sé lo que pasará con este blog. Creo que fue creado para un propósito, para una etapa que ahora llega a su fin. Es posible que lo cierre, o que lo deje a la deriva, por si algún navegante extraviado lo encuentra y le sirve de algo. Es posible que abra otra ventanita en otro lado. Siempre hay formas de saber de alguien si realmente queremos. Leeré futuros emails y comentarios, y si queréis os podré contar dónde me podréis encontrar.