diciembre 12, 2011

Estrés

Posted in Curro, De médicos, El gigante de tres letras, el Ken, Lonely moments, Madrid a 5:37 pm por La Petite en Belgique

Después de cuatro años, hoy el Ken a tenido su primera defensa de doctorado. Parece que ha ido bien, tendrá que hacer unas pocas correcciones y en enero tendrá la segunda defensa, la más informal.

Y parece que estoy más estresada de lo que creía. Llevo casi dos semanas con taquicardias intermitentes que desembocaron en una visita a urgencias el sábado por la noche, cuando ya me encontraba en cama y había dormido dos horas.

Tras casi cinco horas en urgencias me dijeron que estaba todo bien, pero que tenía que tener cuidado con el estrés. De todos modos me sugirieron pedir cita con un cardiólogo para estar 100% seguros.

Llegué a casa, desayuné, me tomé la pastilla que me dieron y me metí en cama a las 7:30. Me dormí como un tronco hasta las 15:15 que me desperté, y me pasé el resto del día totalmente grogui. Un día perdido en toda regla.

Casi tres semanas sin saber nada de los de la mudanza. Hoy los llamé por la mañana  y resulta que el que llevaba mi caso está de baja y nadie sabe nada. He vuelto ha hablar con ellos esta tarde para darles la referencia de la empresa de Bélgica y me aseguraron que en un día o dos se pondrían en contacto conmigo.

Y aún tenemos que buscar piso en Madrid, y mil cosas más que seguro están aún a medias.

Y en el trabajo estamos hasta el cuello…

Y qué piltrafilla soy y qué mal soporto el estrés. Mi cuerpo siempre tiene que acabar rebelándose y diciendo “hasta aquí hemos llegado”.

octubre 5, 2011

Organización

Posted in De médicos, Family Tales, Lonely moments, Vigo a 9:21 am por La Petite en Belgique

Mi madre ha ido ayer a la consulta del cirujano. Necesitará dos meses de reposo para que el esternón se suelde. Hasta necesita ayuda para ponerse una simple camiseta. Y sólo estamos mi hermana (que tiene un bebé), mis dos tías (que viven en un pueblo a 150 km) y yo. Y las cuatro trabajamos. No sé cómo nos vamos a organizar.

octubre 3, 2011

Perlas

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas, De médicos, Family Tales, Lonely moments, Vigo a 2:17 pm por La Petite en Belgique

Le dieron el alta a mi madre el sábado, me he vuelto a Bruselas el domingo y hoy lunes estoy trabajando pero no tengo energías. Ayer me he acostado y, después de dos semanas durmiendo cuando tenía tiempo, no podía pegar ojo. Me he levantado y he vuelto a la cama a ls 2 de la mañana, pensando en cómo me encontraría cinco horas después al oir el despertador.

Han sido unos días duros. La operación de mi madre, cosa sencilla en teoría y que te permite estar en casa dos días después, sufrió complicaciones. No encontraron todo lo que tenían que encontrar y luego, para colmo tenía la tensión tan baja (5,2), que le tuvieron que dar mucho líquido, tanto que se le acabaron encharcando los pulmones, pasando dos noches de pesadilla y llegaron a decirle que era posible que tuviera un fallo cardíaco. Era susto tras susto, una angustia contínua. En estos diez días sólo lloré dos veces: la noche tras la operación, en la casa de mi hermana, y ayer, al llegar al aeropuerto de Bruselas.

A pesar de los malos momentos que hemos pasado, hay ciertas cosas que sí merece que se hable de ellas por ser positivas, como rayitos de luz en medio de la oscuridad.

Nuestros vecinos se portaron de lujo. Una vecina se ofreció a hacernos la comida y otra (ex-auxiliar de enfermería) se ofreció el ir a pasar la noche con mi madre. Al final no hizo falta ninguna de las dos cosas, ya que estábamos mis tías, mi hermana y yo; pero llama la atención cuando se viene de un país donde uno puede morirse en casa y los vecinos no enterarse hasta pasado un mes y tan solo debido al olor a descomposición.

La mayoría de enfermeros y enfermeras que atendían a mi madre eran un encanto y muy trabajadores, pero guardo un especial recuerdo de una. Una chica cordobesa algo mayor que yo, con dos hijos. La tercera vez que entró en la habitación me fijé que tenía una tarjetita que decía “estudiante en prácticas”. Trabajaba con muchas ganas y siempre con la sonrisa en los labios. Está claro que nunca es tarde para cambiar de rumbo.

Pasaron muchas más cosas en estos diez días, pero hoy no tengo las energías para seguir hablando de ello. Tan solo decir que no quiero estar aquí.

junio 7, 2011

¿Qué como? (II)

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas, De médicos a 12:59 pm por La Petite en Belgique

Acabo de volver de vacaciones. Durante mi estancia en Vigo he comido de todo, incluyendo cosas prohibidas como pasta y patatas fritas (¡pero qué fideuá más rica hace mi madre!). Nada me ha sentado mal. He dormido ocho o nueve horas cada noche y me he levantado todos los días entre las nueve y las diez. Me ha dado el sol y he caminado bastante.

Nos volvimos el domingo por la tarde. Ayer lunes me traje un filete con patatas fritas al trabajo. Me sentó como un tiro.

Voy a volver a la teoría del estrés o el aire acondicionado.

Y sumo el hummus a la lista prohibida.

mayo 24, 2011

Cambios de última hora

Posted in Bruselas, Curro, De médicos, El gigante de tres letras, el Ken, Family Tales, Lonely moments, Vigo a 12:09 pm por La Petite en Belgique

Llevo unas semanas un poco más estresada de lo normal. No es sólo el trabajo, sino más acontecimientos que se unen para no dejarme ni un momento de descanso. El sábado se casa el hermano del Ken, con todo lo que ello conlleva. Nunca he sido partidaria de este tipo de celebraciones con cientos de invitados (incluída la niñera de cuándo tenían dos años). El Ken se ha comprado un traje y yo me he comprado un vestido, un bolso un cepillo del pelo y un secador. Llevo dos semanas intentando llegar a una conclusión de qué hacer con mi pelo. Llevo años sin usar secador, y lo único que utilizo es un peine. Salgo de la ducha, me echo un poco de mascarilla sin aclarado, me peino en tres minutos y estoy lista. Imaginaos el cuadro cuando vinieron mi madre y mi hermana a visitarme hará unos cuatro años y se encontraron, al salir de la ducha, con el hecho de que yo carecía de objetos tan indispensables para la belleza femenina.

Pero este sábado tengo que dominar al león, hacerme un recogido y presumir de flequillo con un look desenfadado arreglado. Me he comprado el secador decente más barato que he visto y espero hacer milagros el sábado. Llevo desde el viernes viendo videos en Youtube con títulos tan sugerentes como “recogido elegante en diez minutos” o “recogido fácil para boda”. Por supuesto también he visto grandes éxitos como “maquillaje fácil para ocasiones especiales” o “cómo hacer un ojo ahumado”. Es lo que tiene el ir de natural, que me falta la práctica y necesito aprender a toda costa. Si Youtube me ayudó con el ganchillo, por qué no con alcanzar un look impecable para ir a una boda.

Ahora que no me venga el hermano del Ken con que tenemos que pasar las tres horas que van entre la boda y la fiesta con una caminata. ¡Una caminata! Con mis zapatos de boda, mis medias, mi vestidito, los 15 grados que va a hacer y mi recogido impecable. Antes muerta que sencilla.

La segunda causa de estrés es la operación de mi madre. Ya se pospuso una vez por un error administrativo. Cambié mi billete de avión y mis “vacaciones” pagando unos 380 euros más (creo que el total asciende a unos 780 euros, pero prefiero no confirmarlo, no me vaya a desmayar) y estaba lista para irme para Vigo al día siguiente de la boda. Por un lado, hay un nuevo volcán enfurecido que amenaza con cancelar vuelos, y por otro, mi madre ha tenido un nuevo percance. La semana pasada se cayó al suelo con una bombona de butano (no, no es la primera vez que le pasa, y maldigo a todas las bombonas de todo el mundo, ¿por qué no pondrá gas de una maldita vez?). Se fue a urgencias y a pesar del dolor no le vieron nada. Como no mejoraba ayer volvió al médico, y tras unas radiografías han llegado a la conclusion de que tiene una fisura en una costilla, por eso le duele horrores en todo momento. Mi madre llamó ayer al anestesista para preguntarle si lo de la costilla podría dar algún problema durante la operacion, y el anestesista le dijo que depende. Que debido a la anestesia general el pulmón puede expandirse más de lo normal y eso le puede producir dolor los días después. Otra cuestión es la postura durante la operación, que sobre eso tiene que preguntarle al cirujano. Mañana sabrá la respuesta.

Y yo sigo aquí, sin tener mucha idea de recogidos ni si mi avión saldrá o operarán a mi madre el lunes que viene. Otra historia son mis días de Educational Leave…

mayo 20, 2011

¿Qué como?

Posted in Bruselas, Curro, De médicos a 2:51 pm por La Petite en Belgique

Ésta es la pregunta que me hago cada vez más a menudo.

Todo comenzó por culpa de ser una persona sensible a alergias y por el hecho de venirme a Bélgica. Me sensibilicé al abedul y con ello, al cabo del tiempo, vino una serie de consecuencias: problemas de asma, irritación facial, alergia a geles y champús y alergia a ciertas frutas. Sólo puedo comer tranquilamente naranjas y mandarinas. Fuera manzanas, peras, cerezas, fresas, sidra, kriek y demás.

Desde hace un año o dos tengo otro problema. No sé exactamente cuándo comenzó, pero sí que fue cuando trabajaba de teleoperadora. Al principio no le di importancia, porque me sucedía sólo de vez en cuando y lo atribuía a las prisas (tenía media hora para comer) o al frío (poderoso aire acondicionado). Antes me sucedía de vez en cuando, pero ahora me sucede siempre, lo que me ha permitido identificarlo como una intolerancia a la pasta. Y con el tiempo nuevos alimentos se han ido sumando a la lista: arroz, puré de patata de bolsa, patatas fritas y patatas cocidas. Los síntomas empiezo a notarlos en el intervalo que va desde el último bocado hasta una hora después de comer. En un principio pensé en una intolerancia al gluten, pero luego empecé a tener problemas con el arroz; y lo último son las patatas en todas sus variedades y formas.

De verdad que no sé qué comer. Para esto recomiendan una dieta rica en frutas (¡viva!) y verduras y relax. El estrés es una causa importante y empiezo a pensar que los cambios en el trabajo durante los últimos meses puedan tener al menos una pequeña parte de culpa. He leído que si se uno se mantiene alejado de los alimentos problemáticos durante unos tres meses, uno puede mejorar y hasta curarse (hasta la próxima, claro), pero si uno quita estos alimentos, ¿cómo se compensa entonces la dieta?

Aún no he ido al médico por esto. No me apetece que me hagan mil pruebas ni dejarme una pasta gansa. Sé lo que no puedo comer. Lo que me falta son ideas para el día a día.

P.D.: No sé si me pasaría lo mismo con el pan, ya que aquí no venden barras y no soy una gran consumidora de pan de molde.

mayo 11, 2011

Operación

Posted in Curro, De médicos, El gigante de tres letras, Family Tales a 11:56 am por La Petite en Belgique

Hace cosa de unahora que mi madre me ha dicho por chat que por fin la han llamado para operarse del paratiroides. Será el miércoles que viene. Me ha dicho que no vaya. Pero yo ya he visto vuelos y he pedido permiso para cogerme un día o dos y trabajar otro día desde allí.

Dios, qué lejos estoy.

enero 24, 2011

Aire acondicionado

Posted in Belgica y los belgas, Curro, De médicos, El gigante de tres letras a 4:50 pm por La Petite en Belgique

Tengo un compañero que empezó a trabajar en octubre. Es un alemán grandullón con alergia a todo: al polvo, a los árboles, las flores, manzanas, cerezas, castañas, látex, nueces, cacahuetes, … Sus alergias empezaron cuando le extirparon las amígdalas. A causa de algunas de sus alergias también tiene asma.

Desde casi el comienzo me sorprendia verlo a diario llegando al trabajo con una enorme bolsa rosa. Dentro llevaba un aparato que yo ni sabía que existía: un purificador de aire.

Este chico tiene problemas con el aire acondicionado de la zona donde estamos, por eso siempre lleva su purificador de aire a cuestas.

El mes pasado, en algunas ocasiones, me noté falta de aire en la oficina, pero como los síntomas se me pasaban al utilizar mis inhaladores, no le hice más caso. Este miércoles se me hizo difícil poder respirar y por la noche recurrí a la medicación de emergencia que guardo desde que me la recetaron por las alergias alimentarias: Medrol.

El jueves me tocaba trabajar desde casa. Por la mañana seguía sin poder respirar bien, pero por la tarde-noche ya me encontraba mucho mejor. El viernes volví al trabajo… y vuelta a las dificultades respiratorias. Tanto que a las 12:30 de la noche, con un exámen de francés a las 9 de la mañana del día siguiente, llamé a un taxi y me fui a urgencias. Apenas podía respirar, los inhaladores no me hacían nada y me dolía y me quemaba la zona de los pulmones.

Después  de cuatro horas, un enfermero simpático, una estudiante de medicina que me hubiera gustado estrangular y un médico muy agradable que hablaba español, me fui de allí con una receta de Medrol y una baja de cuatro días. El día 3 tengo cita con una neumóloga, y espero que me pueda ayudar en algo. Del Medrol me dijeron que me tomara una por día, pero no es suficiente, y me estoy tomando una por la mañana y otra por la noche. Hoy lunes me encuentro mucho mejor, ya no he tenido que dormir sentada y las medicinas normales van haciendo más efecto.

El sábado llamé a mi jefe para contarle lo ocurrido y para proponerle que, en lugar de estar de baja y aburrida en casa, podría trabajar toda la semana desde casa. Le ha parecido lo correcto, y me ha dicho que como ya somos dos los afectados, que hay que hacer algo con el problema del aire acondicionado.

Por cierto, detalle curioso. Al volver del hospital, el taxista me preguntó que si había sido grave, y le dije que no, que sólo había sido un pequeño ataque de asma. Al oir esto me preguntó: ” ¿Ventolín o Duovent?”. El tono que utilizó me hizo pensar al instante en la pregunta: “¿Tú de que eres? ¿de Kas Naranja o de Kas Limón?”.

enero 10, 2011

La manzana de Blancanieves

Posted in De médicos a 3:30 pm por La Petite en Belgique

Está confirmado. Fui dos días al alergólogo, y aunque el líquido de laboratorio me diera negativo, la manzana natural me ha dado un positivo como una casa. Hinchazón, enrojecimiento y un picor insoportables. También la avellana y una sopresa añadida: la castaña. Ahora tocará mantenerse lejos de las rosáceas y los frutos secos.

agosto 3, 2010

Humedad

Posted in Bruselas, De médicos, Lonely moments, Mi espalda y sus circunstancias a 11:50 am por La Petite en Belgique

El año pasado, cuando me iba curando de la espalda, descubrí un nuevo dolor que aparecía si me bajaba para recoger algo del suelo. Un pequeño dolor intermitente en la parte baja de la espalda, que comenzaba a la altura de los riñones y a veces se irradiaba más abajo.

Pasaron los meses, y ese dolor aparecía y desaparecía. Nunca llegó a molestarme tanto como para ir al médico, y si iba al médico por otra cosa, el dolor remitía y ya no me acordaba de él.

Antes de irnos a Vigo me dolía un poco, pero durante esa semana de vacaciones ni siquiera me enteré. Ha sido volver y no solamente el dolor ha regresado, sino que nunca lo he sentido con tanta intensidad. Ayer cojeaba en el trabajo, y al salir me dolía tanto que cancelé la escalada y me fui a casa. La impotencia y la frustración me hicieron soltar lágrimas de rabia mientras luchaba por levantarme del sofá.

He llamado a mi médico pero está de vacaciones, al igual que casi todos a los que llamé después. Finalmente he encontrado a uno que me atienda mañana después del trabajo. A ver si no tengo que ir arrastrándome.

Supongo que el dolor será debido a la humedad. Pues lo que me queda…

Página siguiente