enero 30, 2013

Se cierran capítulos

Posted in Circo del terror, Curro, el Ken, Madrid, Mobbing, Reflexiones, Smiling a 3:33 pm por La Petite en Belgique

Pensé que nunca más escribiría en este blog. De forma más o menos indirecta me acabo de enterar por el tacones de que el circo del terror ha cerrado por haber entrado en bancarrota. Aunque suene mal decirlo me he alegrado de que el karma haya puesto las cosas en su sitio.

Y mientras tanto, el Ken y yo llevamos un año en Madrid, y la vida es bella, muy bella, tanto como nunca antes lo había sido ni nunca volverá a serlo. Carpe diem.

Anuncios

marzo 28, 2011

Primavera

Posted in Bruselas, Curro, El gigante de tres letras, Reflexiones, Smiling a 7:06 pm por La Petite en Belgique

Mientras escucho a Manolo García, tengo el desagüe de la lavadora atascado y ganchillo una chaquetilla, pienso en lo bien qué sienta el tener luz hasta más tarde, el ver a la gente de sandalias aunque por las mañanas haya cinco grados, en las terrazas donde pronto nos sentaremos a beber una Guiness con esa textura y espuma características. Bruselas sigue significando soledad pero la primavera y el cambio al horario de verano nos trae esperanzs.

Y tengo ya dos citas más pendientes para Madrid dentro de tres semanas. La semana pasada, R., un chico que trabaja en Madrid en el Gigante de las tres letras, me volvió a pedir un favor. Que si podía llamar a un cliente, abrir un caso para ellos e investigar el problema. No voy a negar que cada vez que me cae un caso con un cliente español, me hace una ilusión especial, porque es cierto que pocos nos comprenden fuera de España, y a veces veo a mis compañeros tirándose de los pelos cuando le toca trabajar con un español. Así que, aunque fuera por una vía poco ortodoxa, me propuse llamar al cliente y tratarlo con mimo. El cliente en sí es una empresa telefónica que todos conocemos y que un día perteneció al estado. El cliente estaba bastante preocupado porque su sistema estaba prácticamente inutilizable, así que le di la información necesaria y en menos de un día y medio lo teníamos medio solucionado. Ahora sólo queda pulir detalles, pero parece que no les corre prisa.

R., el chico de Madrid volvió a agradecerme que cogiera el caso (deben de ir ya tres o cuatro favores que le hago) y me dijo que si me pasaba por Madrid, que me debía una cerveza. Así que, sin dudarlo, le comenté las fechas en las que estaremos por allí. Pero no le bastó, ya que, como sabe que me gusta leer, me prometió que le pediría a su padre, que es escritor, que me dedicara uno de sus libros. No puedo expresar con palabras la ilusión que me hace.

Al día siguiente, y con el incidente ya encauzado, el cliente me escribió un email agradeciéndome el esfuerzo y diciéndome que si me pasaba por Madrid, que me debía una comida. También hemos medio apalabrado el encuentro.

Aún hay algo de luz, y aunque está refrescando, me resisto a cerrar las ventanas que dejan pasar el olor a primavera.

agosto 12, 2010

Último día

Posted in Belgica y los belgas, Curro, la dura vida del teleoperador, Smiling a 1:21 pm por La Petite en Belgique

de trabajo. Estos casi dos meses de espera se han hecho largos, muy largos, pero finalmente han llegado.

Mañana tengo libre y el lunes empiezo en el otro trabajo.

Todos se han portado muy bien conmigo. Me han escrito un montón de cosas bonitas en una tarjeta y me han hecho algunos regalos. Lo importante son las personas, que será lo único que eche de menos de aquí.

julio 22, 2010

La barrera del miedo

Posted in Anecdotas, Belgica y los belgas, Curro, la dura vida del teleoperador, Reflexiones, Smiling a 3:26 pm por La Petite en Belgique

Justo cuando estaba deseando salir de aquí sin pena y sin mirar atrás, porque es cierto que he conocido a mucha gente aquí, pero pocos los que pueda llamar amigos; justo hoy me da pena no haber tenido más tiempo para conocer más a una persona.

Es cierto que la rutina nos convierte en máquinas. Uno se monta en el tren por la mañana aún con las legañas colgando, llega al trabajo, emite un bufido que nada tiene que ver con un “buenos días”, se pasa ocho horas sentado delante del ordenador, mira el reloj repetidamente esperando la hora de salida, y cuando ha llegado, corre lo más deprisa posible para coger el autobús. Muchas veces no nos paramos a pensar y ponernos en la piel de ese compañero del equipo de al lado que siempre tiene cara de malas pulgas. Y es una pena. Es una pena que siempre nos dejemos llevar por los prejuicios y el miedo y nos pasemos el día con el culo pegado a la silla y mirando al frente como burros con orejeras.

Ayer intenté salir de esa rutina y respondí a un mail que nos había enviado un vecino a los españoles de nuestro equipo. Era un mail con una broma con poca gracia, quizás por eso fui la única en responder. Por eso y por lo de mas arriba, que si el miedo, los prejuicios y la cara de pocos amigos.

Pero yo he tenido la suerte de poder conocer un poquito a un compañero que lleva meses sentándose a cinco metros de nosotros, un hombre que ha luchado para abrirse camino en este país. Viúdo, casado con una belga, con cinco hijos (dos suyos y tres de ella) y con un título que nada vale en este país. Se pasó seis años de amo de casa para criar a sus hijos mientras su mujer trabajaba fuera, poco después entro aquí y ya lleva algo más de dos años; un trabajo que para la mayoría no es gran cosa, pero que para él fue como maná caído del cielo. A hora y media de mi casa, pero a ocho minutos en bici de la suya. Es que todo depende el cristal con que se mire.

Una pena no haber traspasado la barrera antes, pero me alegro de haberle conocido y le deseo toda la suerte del mundo.

junio 8, 2010

Sunshine

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas, Curro, Smiling, Tolonterias, vídeos a 9:25 am por La Petite en Belgique

Hacía mucho que no lo ponía, pero hoy me apetecía escucharla de nuevo. Porque sí, porque quiero que salga el sol, porque se avecina al fin una etapa de cambio, de esperanza; lo pongo simplemente porque me apetece y me hace sonreír:

El vídeo que solía poner no está disponible, al menos aquí. Así que ahora pongo este otro. Es el mismo, sólo cambia la relación de aspecto.

marzo 17, 2010

Primavera

Posted in Belgica y los belgas, Smiling a 11:49 am por La Petite en Belgique

Aquí aún hace mucho frío, pero de vez en cuando parece que el tiempo se equivoca y nos manda unos débiles rayitos de sol que nos llegan casi de casualidad entre todos los días grises que se suceden unos a otros.

Hoy dan ganas de escuchar a Manolo García. Como aquí no funciona Spotify, me he ido a Goear.

Manolo García, pájaros de barro, una tarde de sol y un montón de recuerdos guardados en una cajita mágica.