octubre 10, 2010

Las cosas del amor

Posted in Belgica y los belgas, Reflexiones, Tolonterias a 8:37 pm por La Petite en Belgique

Tengo una amiga polaca que lleva ya un tiempo saliendo con un belga. Siempre me ha parecido una chica triste, y antes de empezar con este chico, se tropezó con algún que otro desalmado. Solía estar en el mismo despacho del Ken, pero acabó su doctorado y dio el salto al mundo real. Empezamos a vernos menos. Cuando el Ken y yo nos mudamos a Bruselas, dejamos definitivamente de vernos. Es triste pero verdad. Hace cosa de un mes me la encontré en un tren en Vilvoorde. Acababa de salir de trabajar y se le acababa el contrato en breve. Pero había algo más. Me habló con un poco de desdén de la familia de su novio y luego añadió algo así como que “puedes sacar al hombre de la caverna pero no siempre puedes sacar la caverna del hombre”. Siempre me ha sido difícil leer en sus ojos, pero aquel día había un hielo entre nosotras que me impedía haber más. Justo dos minutos antes de llegar a mi parada me reconoció que no estaba bien y se echó a llorar de manera desconsolada. Con el corazón encogido tuve que dejarla porque tenía un compromiso al que ya llegaba tarde. Le envié un par de mensajes y el tiempo pasó.

Ayer me acordé de ella y le envié un sms para preguntarle cómo estaba y para decirle que me había dejado preocupada. Me contestó que estaba muy bien y que justo esa misma mañana se acababa de casar.

***

Tengo otra conocida china que está saliendo con otro belga. Se les solía ver muy bien juntos. Hace un par de meses hicieron una fiesta swing en su casa en la que hice bastantes fotos. Había una en especial en la que salían bailando juntos, foto que ella puso en su perfil en Facebook.

Tras el parón veraniego, se han reanudado las clases de swing. No pude dejar de notar que sólo venía él, pero no mi conocida la china. Le pregunté un par de veces por ella y me contestó que estaba en Francia. Sonaba algo así como que estaba de vacaciones.

El viernes la vimos en una fiesta swing que había cerca de casa. Se acercó a nosotros y nos preguntó si todavía estábamos como en nuestra luna de miel. Ante nuestra mirada interrogante nos contó que las cosas entre ella y su novio no iban demasiado bien, y que ella había decidido marcharse de casa e irse a Francia. Que ella tenía un problema personal. Yo ya me esperaba que me dijera algo así como que tenía demasiado carácter o algo por el estilo, porque parece una mujer de armas tomar, pero al final el problema se reduce a que ella tiene demasiadas fantasías y que a veces le apetece ir al cine. Él sólo es un aburrido que nunca quiere hacer nada, y si ven una película tiene que ser en casa.

***

Hará unos tres meses fuimos a otra fiesta swing en Amberes. Había también una especie de clase de iniciación, dada por un conocido mío de cuando empecé a bailar swing (hará casi unos cuatro años) y su novia, una chica delgadita y rubia con un moño en el que debía de llevar tres kilos de laca. Tras la clase estuvieron bailando por su cuenta con movimientos estudiados al milímetro para no despeinar el moño de la rubia. Más tarde se sentaron en una mesa donde había una pareja mayor, presumiblemente los padres de ella. Los cuatro escuchaban la música pero hablaban poco, sentados como si se hubieran tragado una escoba y manteniendo ese ambiente rancio de reunión familiar en la que todo el mundo tiene que demostrar lo respetable que es.

Un mes después volvimos a ver al chico en un festival rockabilly. Fue justo después de la actuación de uno de los grupos. Estaba cerca del escenario y parecía que él y otros estaban preparando un espectáculo, y él parecía metido en el meollo. Al cabo de un rato empezó a sonar una música sugerente y en el escenario, tras unos abanicos enormes, apareció su novia la modosita preparada para hacer un strip-tease. Y bien preparada estaba la chica del moño con tres kilos de laca, como que se quedó en tanga y un par de plumas colgándole de una liga. En ese momento no pude evitar acordarme de la reunión familiar en la que todos estaban más tiesos que escobas.

Anuncios

junio 8, 2010

Sunshine

Posted in Belgica y los belgas, Bruselas, Curro, Smiling, Tolonterias, vídeos a 9:25 am por La Petite en Belgique

Hacía mucho que no lo ponía, pero hoy me apetecía escucharla de nuevo. Porque sí, porque quiero que salga el sol, porque se avecina al fin una etapa de cambio, de esperanza; lo pongo simplemente porque me apetece y me hace sonreír:

El vídeo que solía poner no está disponible, al menos aquí. Así que ahora pongo este otro. Es el mismo, sólo cambia la relación de aspecto.

mayo 28, 2010

Alonso Quijano

Posted in Libros, Reflexiones, Sueños, Tolonterias a 3:52 pm por La Petite en Belgique

[A los que no hayan visto el final de LOST: Spoilers]

Creo que voy a tener que leer menos y ver menos series, o voy a acabar como el Quijote, viendo gigantes en lugar de molinos. He tenido tres sueños muy raros esta noche, y me parece que parte de la culpa viene de lo que leo y lo que veo.

En el primero yo tenía un accidente de coche en que estaba implicado un helicóptero. Justo al chocar me desperté de repente, y al comprobar que no sentía nada (nada me dolía), se me pasó por la cabeza que a lo mejor había muerto y me daría cuenta tarde, como los protagonistas de Lost. Y por cierto, no sé qué pensaréis vosotros, pero no me ha convencido nada el final. No el hecho de que se reencontraran tras la muerte, que al fin y al cabo no es tan original, sino al hecho de que los guionistas han liado tanto la madeja que después no han sabido/no han querido desliarla. Ahora lo que quedan son dos grupos de opinión, unos felices por creer que han entendido el sentido de la serie, y otros frustrados por el trabajo de los guionistas y la ceguera del otro grupo. Otra cosa que queda es ese enorme filón por explotar, esas teorías que formular. En fin, el vil dinero. ¿No se habla de un libro para agosto?

En el segundo sueño, Ender venía a visitarme brevemente a Vigo, para luego irse en un avión enorme que despegaba desde el callejón que hay en la parte de atrás del edificio donde vive mi madre. Ya sabía yo que releerme de golpe la Saga de Ender, la Saga de la Sombra y Ender in Exile no podían dejarme la cabeza tranquila. Nueve libros que han ocupado dos meses de mis trayectos en tren. Y aún tengo pensado releerme A War of Gifts. Hay que aprovechar el tirón y rogar para que Card no nos haga esperar demasiado en sacar Shadows in Flight, porque como tarde mucho, con mi mala memoria, me veré obligada a leerme de nuevo los diez libros.

Otro sueño curioso esta noche es que encontraba un nuevo amigo. No uno normal, no. Uno amarillo, de veinte centímetros de alto, con forma más bien esférica y que venía del piso de arriba. Ese extraño ser amarillo no hablaba, pero podía entender todo, me hacía compañía y lloraba copiosamente cada vez que yo decía algo que no le gustaba.

Creo que voy a tener que desintoxicarme. El problema es que no puedo… ni quiero.

marzo 10, 2010

Aullando a la luz de la luna

Posted in Anecdotas, el Ken, Family Tales, India, Tolonterias a 11:38 am por La Petite en Belgique

Siempre me he preguntado si los perros pueden ver u oir la tele. Y quién dice la tele, también dice el teléfono o la pantalla del ordenador. Estos dispositivos están diseñados acorde con nuestros limitados ojos y oídos humanos (más de 12 imágenes por segundo nos dan la impresión de movimiento, nuestro umbral de percepción está entre 20 Hz y 20KHZ, …), por lo que no sé cómo un perro o un gato los pueden percibir, sobre todo por tratarse de una imagen o un sonido totalmente exentos de olor. Es verdad que nunca vi a India interesarse en la tele, tan sólo en acostarse a nuestro lado en el sofá, previa petición de permiso con ojos de cordero degollado.

Ayer hice un experimento.

Mi madre volvió a llamarme por enésima vez por Skype y le pedí que cogiera a India en brazos. Como siempre que veo a India por Skype, no pude distinguir más que una mancha negra (mira que es negra, en el pasillo siempre tenemos que tener cuidado de no darle una patada). India no es una perra que ladre mucho, más bien nada, pero lo que sí hace es dar conciertos de aullidos, bueno con ayuda claro está, lo que viene a decir que solemos aullar juntas. Así que ayer le solté un pequeño aullido a la pantalla mientras el Ken se desternillaba de la risa. ¡India respondió! Y retomamos nuestros clásicos conciertos de aullidos. Al principio mi madre y el Ken no podían parar de reír, pero puedo decir que al final, estábamos todos aullando como cuatro lobos a la luz de la luna.

Conclusión: No sé si los perros pueden ver la tele o la pantalla del ordenador, pero lo que sí es que son capaces de reconocer y responder al aullido de su dueña transmitido por Skype.

octubre 30, 2009

Noche en blanco

Posted in Circo del terror, Curro, el Ken, Libros, Lonely moments, Sueños, Tolonterias a 6:49 pm por La Petite en Belgique

Hacía mucho muchísimo que  no me pasaba, pero así fue la pasada noche.

Me desperté a las 3:30 por culpa de una pesadilla. Algo súper raro. Yo estaba en el trabajo y al salir iba con mi madre e India y nos perseguía una vaca pelirroja loca con los cuernos muy grandes.  Conseguí esconderlas en un recodo del camino. Más tarde (no sé si es el mimso sueño u otro) aparecen unos terroristas que con un gas venenoso matan a todo el mundo. No a mí. A mí me han dado algo para que sienta un dolor espantoso. Entre el grupo de moribundos está Charlie el de Lost (*). Y también está el Ken, que se me acerca e intenta disimular una mirada asustada mientras dice que le cuesta respirar. Lo dice en un tono que no quiere preocuparme, como si fuera un comentario casual. Y me trae una ampolla con una droga para no sentir el dolor. No recuerdo nada más, ya que me despierto con la impresión.

Doy vueltas en cama y como no puedo dormirme, me levanto. Voy al baño y luego al salón a leer un poco. Después de American Gods me apetecía leer algo ligerito (a veces soy demasiado impresionable), así que estoy dándole caña al Petite Anglaise. Es divertido y ligero. Pero el sueño no me sale de la cabeza. Abro el portátil y veo que tengo conexión (vienen el día 3 a instalarnos internet). Veo si tengo mail, echo un vistazo a twitter y al Facebook. Hago tiempo. Busco una piscina en Bruselas. Tengo frío porque he salido sin nada de la habitación, así que me pongo una manta sobre los hombros. Intento leer un poco.

A las 5:30, una hora antes de que suene el despertador, decido irme a cama. No porque crea que me vaya a dormir, sino porque me siento agotada y quizá deba probar suerte a ver si se me cierran los ojos. Al llegar a la cama me acurruco al lado del Ken para absorber su calor. No duermo nada en esa hora. A las 6:30 suena el despertador y los dos confesamos que hemos pasado una noche de perros. Como tenemos tiempo (en realidad nos levantamos tan temprano para mantener horarios para la semana que viene, que nos tendremos que levantar a las 5) perreamos durante un buen rato en cama. Estamos agotados. Yo tengo dolor de cabeza y siento como si tuviera una nube en lugar de cerebro.

Hoy me siento como si hubiera salido ayer, pero sin salir. Y de vez en cuando se me vienen a la cabeza los ojos del Ken en la última imagen del sueño.

En un rato saldré de trabajar. Estos días me trae y me lleva el italiano. Me está dejando la cabeza como un bombo. Me quiere invitar a todo lo que se le pasa por la cabeza: una cena en un restaurante, ir a un carting, quedar una vez por semana para hacer diseño 3D, … Ayer por la tarde no paraba de hablar. Y mi cabeza ya estaba agotada de pasarme el día procesando mails. Me recuerda a Spider Cuchon, el ingeniero del Circo del Terror que parecía una radio sin enchufe, pero en otro tono. Sonará curel, pero espero que la semana que viene tengamos horarios diferentes para no coincidir.

– – –

(*) Creo que el Ken y yo estamos viendo demasiado LOST. Yo me acabé la quinta temporada hará dos meses, y ahora he vuelto a empezar porque se ha enganchado él. Vamos por la tercera temporada y el domingo nos tragamos cinco capítulos (!). Como decía, demasiado LOST. Es la segunda vez que alguno de los personajes se cuelan en mis sueños. Hace unos días soñé que Rose me daba un consejo, y que yo estaba super asustada porque mi jefe era en realidad el padre de Sun (menudo tirano), que se dedicaba a amenazar a Sayid mientras uno de sus secuaces le arrancaba las muelas.

octubre 28, 2009

La presión no nos deja trabajar

Posted in Anecdotas, Curro, Tolonterias a 5:42 pm por La Petite en Belgique

Y no me refiero a la presión en el trabajo, sino a la atmosférica.

Hoy estoy que me arrastro por los suelos. Es de esos días en que no sé si he dormido mal, si estoy incubando algo o simplemente no estoy hecha para este ritmo de vida. Consultando la meteorología, leí que hoy tenemos bajas presiones. Preguntándole a Mr. Google, he encontrado esto:

Mucha presión, puede producir irritación y cansancio
Poca presión, vagancia y somnolencia.

fuente: Yahoo! respuestas

Así que visto lo visto, parece que haga la presión que haga, trabajar es una tarea difícil.

agosto 6, 2009

La CIA me persigue

Posted in Sueños, Tolonterias a 2:05 pm por La Petite en Belgique

El ex-presidente Roosevelt mataba a alguien cercano a mí (no consigo recordar quién) con un explosivo tipo granada. No pude dejarle impune y me hice yo con uno de esos explosivos y lo maté. Fui a confesar lo que había hecho al presidente Obama, y decirle que lo había hecho por una buena razón. Me dijo que lo sentía mucho, pero que si había hecho lo que le estaba confesando, tendría que tomar represalias.

Así que me asusté muchísimo y quise escapar del país, pero al momento comprendí que eso no les detendría, y que al final me encontrarían, para meterme una bala en algún callejón oscuro, o para interrogarme y hacer desaparecer mi cuerpo sin dejar rastro.

Me desperté, o quizá fue en otro sueño, pero recuerdo que en algún momento de la noche, supe que esto era un sueño y pensé en escribirlo aquí, pero me volví de nuevo paranoica, y empecé a pensar que no debía hablar sobre esto en un blog, no fuera a ser que vinieran a por mí…

julio 28, 2009

El ataque de las gallinas asesinas

Posted in Sueños, Tolonterias a 11:17 am por La Petite en Belgique

Iba yo por el camino de la Pastora (yo le llamo así, pero realmente es el Camino de Corredoura) por la parte de atrás de Castrelos, cuando contra el cielo azul veo volando un camión grande de esos que transportan coches. No, no está volando, simplemente alguien lo ha lanzado al aire. Están atacándonos. Al llegar a la Colina de Castrelos veo que alguien está intentando contener los ataques, pues una red de seguridad se ha instalado para recoger lo que pueda estar cayendo del cielo.

Cuando llego a casa a dar la alarma, descubrimos que están en el garaje. Las gallinas asesinas han tomado el garaje del edificio y en su peculiar lenguaje las oímos cantar a oscuras mientras nos escondemos tras una esquina al lado del ascensor. Las gallinas miden dos metros de alto, son amarillas y parecen como hechas de poliexpán (son como Espinete en versión gallina amarilla). Han encencido una hoguera y cantan a su alrededor. Creo que simplemente han establecido aquí una especie de avanzadilla. El garaje está oscuras y las gallinas cantan. Estamos asustados.

julio 23, 2009

Creo que ha llegado el momento…

Posted in Lonely moments, Tolonterias, vídeos a 2:50 pm por La Petite en Belgique

Sí, ya sé que deben de ir como cuatro o cinco, pero es que lo necesitaba.

julio 13, 2009

Sobre series

Posted in Anecdotas, Curro, la dura vida del teleoperador, Tolonterias a 4:44 pm por La Petite en Belgique

El lunes pasado estaba preocupada porque empezaba a soportar un cliente nuevo. Lo soportaremos en español, francés, alemán e italiano, pero durante las primeras semanas lo haremos sólo en español. Estas dos semanas sólo somos tres agentes cogiendo llamadas. Tres agentes para 60 usuarios. Y tan sólo hemos tenido cuatro llamadas desde que hemos empezado. Así que nos aburrimos bastante, y tengo enfrente a dos de mis compañeros (jefe y subjefe) que llevan media hora aburridos poniendo música de series de los 80 para competir adivinando la serie a la que corresponden. Yo me llevo la palma, pues las he adivinado casi todas. Han sonado: los vigilantes de la playa, Magnum, el coche fantástico, Bonanza, Dallas, Twin Peaks, corrupción en Miami, el equipo A, …

Estamos pensando seriamente en organizar una competición. El subjefe me quiere en su equipo.

Página siguiente